Internacional
Viernes 03 mayo de 2019 | Publicado a las 16:16 · Actualizado a las 16:27
El extra√Īo visitante que causa suspicacia en Noruega
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬Ņ”Esp√≠a” de la Marina rusa o animal de parque acu√°tico que escap√≥ de su acuario? Una beluga, peque√Īa ballena blanca de los oc√©anos fr√≠os, alimenta las fantas√≠as desde que apareci√≥ en el extremo norte de Noruega.

El cet√°ceo, que tiene alrededor de su cuerpo un arn√©s al que se le podr√≠a enganchar una c√°mara, fue detectado a fines de abril por pesqueros noruegos a la altura de Hammerfest, una de las ciudades m√°s septentrionales del mundo, en las puertas del √Ārtico.

La escena, filmada por agentes de la Direcci√≥n de Pesca noruega, que inspeccionaban la zona, da claramente el sentimiento que el animal, poco salvaje, est√° acostumbrado a la compa√Ī√≠a humana.

Parece que incluso se asentó en la región, como indiferente a su libertad.

La beluga “daba vueltas alrededor de nuestro barco esta ma√Īana. Es incre√≠ble. Sigui√≥ el velero hasta Hammerfest”, indicaba el jueves a AFP J√łrgen Ree Wiig, inspector de esta direcci√≥n.

Un comportamiento que los naturalistas atribuyen a un adiestramiento en cautiverio.

En provecho, dicen algunos, de la Marina rusa, cuya Flota del Norte tiene base en la pen√≠nsula “vecina” de Kola, a unos centenares de kil√≥metros de all√≠. Lleva adem√°s una inscripci√≥n en el broche del arn√©s que indica, en ingl√©s y en alfabeto latino, “Equipment St-Petersburg”.

“Pienso que la ballena viene de Murmansk, en donde se sabe que la Marina rusa adiestr√≥ belugas para operaciones militares”, cuenta J√łrgen Ree Wiig, bi√≥logo marino.

El mar de Barents, escenario de rivalidades durante la Guerra Fría, sigue siendo un territorio estratégico en donde occidentales y rusos espían todo movimiento submarino. Es también la puerta de entrada hacia la ruta del Norte que permite reducir el tiempo de trayecto entre los océanos Atlántico y Pacífico.

‘No es sospechosa’

Los servicios secretos noruegos (PST), país miembro de la OTAN, confirmaron el viernes a la AFP que tenían el arnés.

“Analizar equipamientos t√©cnicos colocados en una ballena no forma parte de las actividades de rutina del PST. No sabemos si podremos llegar a alguna conclusi√≥n”, indic√≥ su portavoz, Martin Bernsen. “La ballena no es un sospechoso en nuestra investigaci√≥n”, agreg√≥.

Las autoridades rusas no reaccionaron oficialmente pero un oficial citado por la prensa desestim√≥ esa hip√≥tesis, asegurando que los militares no habr√≠an sido tan “est√ļpidos como para dejar su n√ļmero de tel√©fono” en un animal adiestrado con fines de espionaje.

Seg√ļn Dimitri Glazov, del Instituto Severtsov para la ecolog√≠a y la evoluci√≥n de la Academia rusa de ciencias, “un instituto de San Petersburgo trabaja con los militares para estudiar los animales con fines operacionales” y lleva a cabo pruebas en el mar Negro y en Murmansk.

“Sabemos que los militares poseen este tipo de animales. Los usaron por ejemplo en los Juego Ol√≠mpicos de Sochi”, agreg√≥ el cient√≠fico, citado por la agencia Interfax.

Pero no hay nada que indique que utilizan las belugas para misiones de reconocimiento de buques, puertos o costas extranjeras.

También hay agentes de viajes en la región de Murmansk que proponen salidas de observación o de submarinismo en medio de belugas. La AFP no pudo contactarlos el viernes.

Otra hip√≥tesis es que el “Equipment St.Petersburg” del arn√©s pudiese referirse a la ciudad del mismo nombre en Florida (Estados Unidos) en donde hay numerosos parques acu√°ticos con mam√≠feros marinos, como por ejemplo el c√©lebre SeaWorld de Orlando.

“No es imposible”, dice J√łrgen Ree Wiig.

M√°s a√ļn cuando, seg√ļn las im√°genes de video de los residentes de la zona, la carism√°tica beluga devuelve los aros de pl√°stico que se le lanzan.

El caso recuerda el de Keiko, la c√©lebre orca del film “Salven a Willy”, que, una vez liberada en la naturaleza se refugi√≥ en la aguas de Noruega, uno de los pocos pa√≠ses del mundo que caza ballenas, m√°s precisamente el peque√Īo rorcal.

Hasta ahora ning√ļn parque acu√°tico ha declarado la p√©rdida de alguna beluga.

La beluga, que puede alcanzar un tama√Īo de 6 metros y vive entre 40 y 60 a√Īos, vive generalmente en las aguas heladas alrededor de Groenlandia y al norte de Noruega y de Rusia.

Es una especie sociable pariente del delfín, se desplaza en banco y la observación de un individuo aislado es rara.

Tendencias Ahora