Internacional
Viernes 05 julio de 2019 | Publicado a las 11:05 · Actualizado a las 11:19
Tensiones e intrigas rodean al ejército de Venezuela: el sostén del gobierno de Maduro
Por Diego Vera
La información es de Radio France Internationale
visitas

En Venezuela, el 5 de julio es una fecha tradicional para demostrar fuerza y solidez institucional, con un masivo desfile militar y la ratificaci√≥n de lealtades uniformadas a quien ocupa la Presidencia de la Rep√ļblica.

Pero en 2019 los cuestionamientos no son pocos. Por una parte, ronda en los cuarteles las mismas discusiones que en la calle: la legitimidad presidencial. Nicol√°s Maduro es se√Īalado de no haber sido reelecto legalmente en 2018 y, por tanto, estar usurpando el poder ejecutivo que desde el Parlamento nacional se afirma le corresponde a su presidente Juan Guaid√≥.

Por la otra, y no desconectada, la primera mitad del a√Īo ha transcurrido con al menos tres levantamientos militares y la develaci√≥n de otras tantas conspiraciones para derrocar a quien dirige la “Revoluci√≥n Bolivariana”.

La m√°s sonada fue la del pasado 30 de abril, con la deserci√≥n incluso del jefe de inteligencia Manuel Cristopher Figuera, ahora en Estados Unidos y “develando” secretos del “aparato criminal” que, afirma, encabeza el mandatario venezolano. Sus compa√Īeros de promoci√≥n a√ļn est√°n activos.

En el medio del hurac√°n, el cargo del ministro de la Defensa. El nombre que asumir√° ese despacho se ha mantenido en vilo. Vladimir Padrino L√≥pez es el titular desde 2014, y quien m√°s ha durado al frente de esa oficina. Es el √ļltimo integrante de su promoci√≥n que permanece activo.

Su rol ha sido fundamental hasta ahora. Tanto, que cuando tuvo lugar el levantamiento militar del 30 de abril, las reacciones m√°s esperadas fueron las suyas. Pero se mantuvo leal, habl√≥ de militares que han intentado ser comprados ‚Äď√©l mismo es se√Īalado de haber participado de la conspiraci√≥n frustrada‚Äď y exigi√≥ a la oposici√≥n hacer planteamientos serios a los cuarteles: “Si quieren ganarse el respeto de la Fuerza Armada, dejen la guachafita”.

“Se le reconoce en los c√≠rculos militares como el hombre m√°s brillante que hay, pero es un genio incontrolado”, lo califica el general retirado Cl√≠ver Alcal√°, excomandante del Ej√©rcito y ahora un opositor exiliado.

“Padrino encarna la simbolog√≠a del poder. Es un general de cuatro soles. En el gabinete hay ministros militares y ninguno tiene ese rango, por eso se le respeta”, explica Roc√≠o San Miguel, analista militar y presidenta de la ONG Control Ciudadano.

Luego del 30 de abril, no obstante, los d√≠as de Padrino como ministro han estado contados. Y tres posibles sustitutos se asoman: dos pertenecen a las promociones de 1986 ‚Äďla que se alz√≥ con Hugo Ch√°vez en 1992‚Äď y uno a la de 1987, que en su momento encabez√≥ Diosdado Cabello, ahora el segundo hombre fuerte del chavismo y quien controla las riendas del partido de gobierno.

Ellos son: el almirante Remigio Ceballos, quien encabeza el Comando Estratégico Operacional, la segunda posición más importante del estamento militar venezolano, de retórica dura e ideologizada.

El mayor general Jes√ļs Su√°rez Chourio, actual comandante del Ej√©rcito y antes asistente directo de Ch√°vez, con quien conspir√≥ hace tres d√©cadas. Por √ļltimo, el mayor general Alexis Rodr√≠guez Cabello, primo de Diosdado Cabello, y excomandante de la Guardia de Honor presidencial, ahora jefe de comando en toda la regi√≥n capital.

Uno de ellos podría ocupar el Ministerio de la Defensa en un país donde la Fuerza Armada Nacional está bajo la lupa por sus lealtades y sus propias condiciones operativas.

Seg√ļn Giovana de Michele, internacionalista y exprofesora de la Academia Militar, la instituci√≥n se ha resquebrajado. Y la investigadora Sebastiana Barr√°ez, que le sigue el pulso a los cuarteles, afirma que se est√° al borde de una implosi√≥n.

No es la primera vez que se habla de problemas. Los recientes ascensos militares fueron motivo de pugnas. El diario TalCual report√≥ que el secretismo se mantuvo hasta √ļltima hora y, finalmente, 183 generales y almirantes fueron ungidos al frente de una estructura sobredimensionada en la cual se premi√≥ a quienes han encabezado operaciones para desmontar supuestas conspiraciones.

Nicol√°s Maduro insiste en que el Ej√©rcito es leal, bien disciplinado, bien organizado, “unido y cohesionado como nunca antes”, dijo el 24 de junio pasado. Ese d√≠a, que habitualmente incluye un desfile, apenas mostr√≥ una parada militar madrugadora y con pocos efectivos presentes. “Nunca se prepar√≥ otra cosa porque hay mucha desconfianza. Existe la sospecha de que hay militares planeando una rebeli√≥n en contra de Maduro”, afirma Barr√°ez.

Unos 160 militares están presos en Venezuela acusados de conspirar. El caso más reciente involucra al capitán Rafael Acosta Arévalo, quien supuestamente participaba de una componenda con otros efectivos activos y retirados y fue capturado, sometido a torturas y asesinado en cautiverio por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar.

Todo ello, en medio de una Fuerza Armada que agrupa, seg√ļn cifras oficiales, unos 130 mil funcionarios activos, a pesar de los reportes de masivas deserciones y peticiones de baja, impulsadas por la migraci√≥n que ha arrastrado fuera de Venezuela a m√°s de cuatro millones de personas, de acuerdo a registros de Acnur: el equivalente al 14% de la poblaci√≥n venezolana.

Pero tambi√©n, al respecto de una Fuerza Armada que va m√°s all√° de los cuarteles y mantiene control, por ejemplo, sobre la distribuci√≥n de combustibles. Hasta 2017, se constituyeron 14 compa√Ī√≠as militares en √°reas clave, con lo cual el poder√≠o econ√≥mico de la FAN asciende a un total de 20 industrias.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora