Internacional
Cuba en duelo se prepara para una semana de honras a Fidel Castro
Publicado por: Patricia Acu√Īa La informaci√≥n es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una Cuba en duelo se prepara este domingo para una semana de ceremonias y una procesión por toda la isla para despedir a Fidel Castro, padre de la Revolución que puso a la isla en el radar mundial.

Los funerales del Comandante, un personaje √ļnico que forj√≥ la identidad de la isla y se erigi√≥ en uno de los s√≠mbolos del siglo XX, se extender√°n hasta el domingo pr√≥ximo, cuando sus cenizas ser√°n inhumadas en Santiago de Cuba, cuna del alzamiento que lo llev√≥ al poder en 1959.

El traslado de los restos de La Habana a Santiago, distante a unos 900 km, llevará cuatro días y apunta a convertirse en una movilización de millones de cubanos.

“La muerte de Fidel es una gran perdida y lo m√°s importante (es) que muri√≥ cuando quiso, no cuando quisieron todos los contrarrevolucionarios”, afirm√≥ Manuel Obreg√≥n, un taxista de 43 a√Īos.

La jornada de este domingo se anuncia tranquila en toda la isla, sin ninguna manifestación oficial prevista.

La primera ceremonia f√ļnebre ser√° el lunes en la emblem√°tica Plaza de la Revoluci√≥n de La Habana, cuyo acceso comenz√≥ a ser controlado el s√°bado por la polic√≠a.

Obreg√≥n espera que una multitud desfile en memoria de Fidel Castro. Lo de “ma√Īana no va a ser grande, !va a ser grand√≠simo! Eso va quedar para la historia”, coment√≥.

El s√°bado, cientos de estudiantes realizaron una vigilia nocturna en la universidad de La Habana. Sobre las escalinatas en las que el l√≠der de la Revoluci√≥n ofreci√≥ uno de sus √ļltimos discursos para las masas, en 2010, hab√≠a un retrato de Fidel flanqueado por velas encendidas.

El duelo nacional obligatorio llevó a anular toda reunión o espectáculo. Los partidos de béisbol, una pasión nacional, fueron suspendidos y se prohibió la venta de alcohol. Los restaurantes trabajan en un horario más corto que el habitual.

Los medios nacionales, todos controlados por el gobierno, pasaron el d√≠a mostrando reportajes, documentales y debates en honor al “compa√Īero Fidel”.

“Fidel Castro ha sido el pol√≠tico que ha dejado mayor huella en la historia de Cuba y el cubano que jug√≥ el papel m√°s influyente en los asuntos globales”, escribi√≥ el analista Arturo L√≥pez-Levy, profesor de la de Universidad de Texas Rio Grande Valley.

Cremación en secreto

Muchos de los 11 millones de habitantes de la isla no disimulaban su pesar ante la desaparición del líder, que durante casi medio siglo controló el país y enfrentó a Estados Unidos. No es raro cruzarse en La Habana con alguna persona con los ojos rojos de emoción.

Pese a que gobern√≥ con mano de hierro, sofoc√≥ toda forma de oposici√≥n o la mand√≥ a la c√°rcel o al exilio, Fidel Castro segu√≠a siendo respetado a√ļn 10 a√Īos despu√©s de haber entregado el poder a su hermano Ra√ļl.

“Hubiera querido que viviese 30 a√Īos m√°s, pero nadie puede ganarle al destino”, dijo a la AFP Guillermo Su√°rez, un alba√Īil de La Habana de 52 a√Īos.

La muerte de Fidel, como lo conocen Cuba y el mundo, fue anunciada por el presidente Ra√ļl Castro, pero sin dar a conocer las causas. Hermano menor de Fidel, dijo que sus restos ser√≠an cremados el s√°bado.

El “Comandante en Jefe” entreg√≥ el poder a Ra√ļl en 2006 tras sufrir una hemorragia intestinal. Entre febrero de 2014 y abril de 2015 desapareci√≥ totalmente de la escena, lo que aliment√≥ los rumores sobre su estado de salud.

No obstante, desde hace un a√Īo y medio, y pese a que sus movimientos estaban muy limitados, hab√≠a vuelto a recibir a personalidades y dignatarios extranjeros.

A la sombra de su hermano, Ra√ļl Castro puso en marcha un lento proceso de reformas para evitar la quiebra de Cuba sin abjurar jam√°s del socialismo. Entre otras varias medidas, autoriz√≥ emprendimientos privados e inversi√≥n extranjera.

La muerte de Fidel Castro “probablemente acelerar√° las reformas econ√≥micas”, estim√≥ Jorge Duany, director de un instituto de investigaci√≥n sobre Cuba de la Universidad Internacional de Florida.

¬ŅDictador o figura hist√≥rica?

En su vida y en su muerte, Fidel Castro generó enconadas divisiones. Su deceso generó reacciones tan fuertes como polarizadas.

El presidente ruso Vladimir Putin lo salud√≥ como “el s√≠mbolo de una era” y el de China Xi Jinping dijo que el “Camarada Castro vivir√° siempre.”

En Am√©rica Latina, lideres izquierdistas lo recordaron con afecto. Castro fue “siempre una voz de lucha y esperanza”, dijo el exmandatario brasile√Īo Luis Inacio Lula da Silva.

El presidente venezolano Nicol√°s Maduro, que lo visitaba a menudo al igual que su antecesor Hugo Ch√°vez, reverenci√≥ al l√≠der cubano. “Con Ch√°vez fundaron una √©poca”, afirm√≥.

Empero Miami, donde reside la mayor comunidad de cubanos que huyeron de su régimen, explotó de euforia y hubo celebraciones por su muerte.

Las reacciones del presidente Barack Obama y la de su sucesor electo Donald Trump fueron radicalmente distintas.

Obama, que propici√≥ en 2014 un hist√≥rico deshielo de las relaciones con Cuba, dijo que Estados Unidos extend√≠a su “mano de amistad” al pueblo cubano.

En cambio Trump, que asumir√° el 20 enero, lo calific√≥ de “dictador brutal”.

Con el magnate republicano a las puertas de la Casa Blanca, el futuro de las normalizadas relaciones diplom√°ticas bilaterales parece ahora incierto.

Trump ha amenazado con dar marcha atr√°s si Cuba no admite acatar las normas sobre los derechos humanos.

Tendencias Ahora