TV y Espect√°culo
Jueves 02 agosto de 2018 | Publicado a las 14:56 · Actualizado a las 08:58
La desconocida historia como preso político en la dictadura del actor Alejandro Goic
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La ma√Īana de este jueves, las redes sociales ardieron luego que el actor Alejandro Goic abandonara el plat√≥ de Mucho Gusto, justo en el momento en el que ingresaba Patricia Maldonado.

El int√©rprete se encontraba en el matinal de Mega promocionando la nueva teleserie nocturna de la estaci√≥n privada, Casa de Mu√Īecos, sin embargo,su incomodidad fue evidente cuando Luis Jara present√≥ a Maldonado.

El momento fue ampliamente comentado en redes sociales, dividiendo a los cibernautas. Pues mientras algunos criticaban su actuar, otros comprendían su decisión debido a la historia del actor.

Seg√ļn √©l mismo ha contado en varias oportunidades, siendo muy joven fue detenido durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, de la cual la opin√≥loga es una f√©rrea defensora.

En dicha época, el también escritor y director de teatro chileno era dirigente del Partido Socialista, por lo que fue interrogado y torturado antes de partir al exilio en Suecia.

“Hab√≠a mucho de temeridad. Despu√©s del Golpe (de Estado) qued√≥ un contingente muy joven porque los dirigentes estaban presos, estaban muertos, estaban exiliados o desaparecidos”, record√≥ Goic en hace algunos a√Īos en Mentiras Verdaderas.

Captura | Chilevisión
Captura | Chilevisión

El actor afirm√≥ que su participaci√≥n como dirigente fue casi una casualidad del destino. “Tres meses antes, para el ‘Tancazo’ (…) yo militaba en la octava comuna La Brava (Londres 38 que fue un famoso local de tortura usado por la DINA donde posteriormente mataron a muchos camaradas y amigos) y me asignaron al Comit√© Central de la Juventud, y cuando vino el Golpe, lo √ļnico que qued√≥ funcionando fue este grupo organizando”, explic√≥.

En 1976, el Partido Socialista qued√≥ al mando de un grupo de j√≥venes entre los que se encontraba √©l. “Yo me vi, la de noche a la ma√Īana, de un militante de base, muy comprometido, de trabajos voluntarios, allendista ac√©rrimo, convertido por el destino de la vida en dirigente del Partido Socialista en la clandestinidad”, agreg√≥.

Goic asegur√≥ que no fue nada f√°cil ni emocional ni pol√≠ticamente, pues en esa √©poca era “casi un ni√Īo” que no ten√≠a la preparaci√≥n para enfrentarse a lo que ocurr√≠a ni para ver las desapariciones de sus compa√Īeros.

El int√©rprete fue detenido en varias ocasiones y dos veces procesado por la fiscal√≠a militar e incluso enviado a un peque√Īo pueblo en el norte donde trabaj√≥ en un trapiche platero en una mina.

Alejandro también confesó, que al igual que muchos de sus camaradas en aquella época, había intentado cerrar esa etapa con una especie de cortina de fierro que sólo volvió a abrir cuando tuvo la oportunidad de interpretar a su propio torturador en la película Carne de perro, de Fernando Guzzoni.

“Yo acept√© abrir eso que ten√≠a emocionalmente cerrado bajo siete llaves e intocable en el tiempo, tuve que hacer la representaci√≥n de quien fue mi torturador, sin juicio moral, sin proselitismo, ni de condena, sino mostrar su vida hoy d√≠a. Bueno, muchas de estas personas no fueron juzgadas y conviven con nosotros. El aparato de la DINA fue grande, extendido desde Arica a Punta Arenas y con muchos funcionarios”, se√Īal√≥ hace algunos a√Īos a BioBioChile.

Carne de perro
Carne de perro

En los a√Īos 80, el actor se fue al exilio a Suecia, donde posteriormente naci√≥ su hija. ‚ÄúGeneralmente se toma un poquito liviano el tema del exilio, pero son miles de familias que fueron divididas para siempre, o sea, mis nietos son suecos y ser√°n suecos y nunca m√°s ver√°n a esta ala de la familia que est√° ac√°. Fue la separaci√≥n de la familia chilena de manera radical y para siempre, y de manera absoluta, por las diferencias de orden cultura… el lenguaje que es la patria‚ÄĚ, reconoci√≥.

Para el actor es importante revisitar estos temas porque ‚Äúlas cosas no cerradas, negociadas a medias, desde el punto de vista psicol√≥gico, existencial o pol√≠tico, terminan por podrirse”.

Tendencias Ahora