Tecnología
S√°bado 04 agosto de 2018 | Publicado a las 13:02
¬ŅEstamos preparados para esto? El barrio futurista que Google quiere construir en Toronto
Publicado por: Leonardo Granadillo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La tecnolog√≠a, esa compa√Īera inseparable que lleg√≥ para quedarse, sigue creciendo a pasos agigantados. Como evidencia de ello la empresa Google tiene un nuevo proyecto en mente que espera hacer realidad para el a√Īo 2022. Se trata del vecindario futurista m√°s novedoso que se ha dise√Īado hasta el momento, y que requerir√° una inversi√≥n de unos 50 millones de d√≥lares americanos, algo as√≠ como treinta y dos mil ciento cuarenta millones de pesos chilenos (32.140.000.000).

Y es que al parecer, el gigante americano busca abarcarlo todo… como si fuera poco ser el principal motor de b√ļsqueda a nivel mundial, ya hace algunos a√Īos Alphabet (casa matriz de Google) lanz√≥ Waymo, su propuesta de veh√≠culos aut√≥nomos

Ahora plantean un proyecto igual de ambicioso que estará a cargo de Sidewalks Labs (empresa de innovación urbana perteneciente a Alphabet de Google) y que consiste en convertir en un barrio futurista, una zona industrial abandonada ubicada a las orillas del lago Ontario, en Toronto, Canadá.

Seg√ļn informaci√≥n recopilada por la cadena brit√°nica BBC, el primer ministro canadiense Justin Trudeau, asegur√≥ que el proyecto crear√≠a “tecnolog√≠as que nos ayudar√°n a construir comunidades m√°s inteligentes, m√°s verdes, m√°s inclusivas”.

Seg√ļn el diario New York Times, la propuesta -que tiene un tama√Īo de unas 4,8 hect√°reas- planea tambi√©n aportar soluciones clim√°ticas como reducir el impacto del viento, aumentar la sombra en d√≠as soleados y bloquear la lluvia cuando haga falta gracias a un dise√Īo arquitect√≥nico de punta basado en toldos desplegables y a la siembra de √°rboles.

Adicional a esto también buscará reducir la emisión de gases del efecto invernadero en un 73%, el consumo de agua en un 65% y la generación de residuos de vertederos en un 90%, haciendo más cómodo disfrutar un paseo frente al lago.

Así será Quayside

El proyecto llevar√° el nombre de Quayside, un nuevo barrio tecnol√≥gico donde, seg√ļn BBC, las viviendas, comercios, oficinas y parques contar√°n con los m√°ximos avances en inteligencia artificial.

En Quayside, a pesar de lo moderno, se retomarán planes antiguos pero ecológicos como andar en bicicleta y caminar; mientras que sus autos serán eléctricos y compartidos (algunos no tripulados como el proyecto Google de vehículos autónomos), quedando prohibidos los vehículos privados, para disminuir su negativo impacto ambiental.

Google
Google

Los alambres y las tuber√≠as que son el tejido conectivo de cada ciudad, se ubicar√°n dentro de t√ļneles equipados con paneles de acceso, que seg√ļn Sidewalks, eliminar√°n la necesidad de cavar en las calles.

New York Times, también afirma que los edificios serán prefabricados en gran parte y altamente eficientes en cuanto al consumo de energía. La zonificación será menos sectorizada, de hecho, el sector comercial y residencial estará mezclado con la misma intención: cuidar el medio ambiente al no recorrer largas distancias en medios de transportes perjudiciales para el mismo.

BBC también destaca que los robots serán los encargados de entregar los paquetes y recoger la basura, y los residentes podrán hacer pagos y acceder a servicios a través del reconocimiento facial.

Buscan atraer empresas tecnológicas

La elección de Toronto para desarrollar esta ciudad, se debe a que es una de las zonas donde se ubican más empresas tecnológicas.

Seg√ļn CNN, el plan es atraer compa√Ī√≠as al nuevo proyecto, siendo Google la primera empresa en mudar a sus m√°s de 1000 empleados al nuevo barrio.

El presidente de Alphabet Eric Schmidt declar√≥ en una conferencia de prensa que ‚Äúdesde nuestra perspectiva, esta no es una actividad aleatoria, es la culminaci√≥n de 10 a√Īos de pensar como la tecnolog√≠a puede mejorar la calidad de vida de las personas‚ÄĚ.

Por su parte, Sidewalks explicó que el barrio no partirá desde cero sino desde internet, con redes de comunicación de alta gama, conectividad de largo alcance y bajo ancho de banda; un aspecto que cobra mucha importancia para la ubicación de los sensores que reportarán condiciones ambientales como el índice de monóxido de carbono, el ruido, las vibraciones y la temperatura.

Google
Google

El precio más costoso a pagar: la información

‚ÄúHay una enorme cantidad de inter√©s y tambi√©n bastante preocupaci√≥n”, dijo Shauna Brail, directora del programa de estudios urbanos de la Universidad de Toronto, seg√ļn consigna New York Times.

Quayside a√ļn no ha comenzando su construcci√≥n, pero se espera que dentro de este a√Īo comiencen las consultas a ciudadanos y empresas locales sobre el plan, debido a que se necesita que los residentes y las negocios conf√≠en la cesi√≥n de sus datos a los operadores de este (es decir, a Google) para que todo funcione.

Dichas consultas tendr√°n lugar en un acto a celebrarse el pr√≥ximo 1 de noviembre en el municipalidad de Toronto, seg√ļn el diario mexicano Excelsior.

Google
Google

En un comunicado oficial tambi√©n se indica que la propuesta para la comunidad es ‚Äúmejorar las infraestructuras y m√©todos de transporte, crear nuevas viviendas asequibles y de uso flexible, y establecer pol√≠ticas de protecci√≥n de datos y privacidad‚ÄĚ.

Pero aunque Sidewalks Labs garantice la protección de datos, sigue habiendo desconfianza tras escándalos como el de Cambridge Analytica.

Entre las cr√≠ticas que existen para el proyecto, destaca quienes aseguran que hay demasiada informaci√≥n involucrada (como el consumo de agua de los inodoros o la cantidad de basura que recolecten los robots), y que los residentes depender√°n del software de Sidewalks para obtener acceso a servicios p√ļblicos.

Datos que incidirán directamente en futuras planificaciones, tema que preocupa a personas como Pamela Robinson, profesora asociada a la planificación urbana en la Universidad de Ryerson en Toronto.

‚ÄúUna empresa privada tendr√° a√ļn m√°s acceso que agencias gubernamentales, no se han anunciado planes para qui√©n ser√° el propietario de esos datos y quienes podr√°n acceder a ellos‚ÄĚ, se√Īal√≥ al New York Times.

De esta forma, Quayside es un ambicioso proyecto pero con muchísimos detalles que finiquitar para que se convierta en realidad.

Tendencias Ahora