Blogs
Lunes 02 diciembre de 2019 | Publicado a las 12:46
Basta de violadores
visitas

En las enormes manifestaciones ciudadanas posteriores al 18 de Octubre, aunque viene de muchísimo antes, también se expresa con una potencia singular la movilización feminista por la igualdad de la mujer y contra la violencia de género.

Se trata de una demanda histórica que en Chile ha tomado especial vigor, esa potencia se vincula con que la desigualdad en Chile ataca con más intensidad y agudamente las condiciones de vida de la mujer.

En los hogares subsiste una violencia de g√©nero que se expresa en una situaci√≥n de constante humillaci√≥n, violencia sexual y menoscabo social de la mujer. En el trabajo se refleja en ingresos discriminatorios y en vej√°menes indecibles por la sola condici√≥n de ser mujer y en la acci√≥n p√ļblica en una reducida participaci√≥n que desconoce y minimiza en forma flagrante la presencia femenina por el solo hecho de serlo. Son siglos de violencia de g√©nero.

Por eso, ha cobrado una fuerza incontenible la brega cultural del movimiento feminista, y a trav√©s de la actividad del colectivo Lastesis ha logrado un vigor y altura excepcional. Con su canto, danza y coreograf√≠a ‚Äúun violador en mi camino‚ÄĚ, ha estremecido las conciencias y dado una dimensi√≥n global sin precedentes a la acci√≥n feminista.

Su composición denuncia la violencia de género, en el carácter multidimensional de los diferentes ámbitos discriminatorios y/o violentos del Estado, así como también interpela la conciencia y la conducta de cada individuo por separado.

Se trata de una acción que consigue una potencia y una repercusión sin igual. Las voces, gestos y sentimientos amalgamados por ese canto breve, rotundo, inapelable, adquieren una vivacidad y trascendencia formidables.

comillas
En los hogares subsiste una violencia de género que se expresa en una situación de constante humillación, violencia sexual y menoscabo social de la mujer
- Camilo Escalona

Desde la profundidad de su expresi√≥n oral y corporal brotan generaciones que fueron humilladas y que hoy reviven para hacer presente el maltrato sufrido tantas veces en la soledad y el silencio, con el trasfondo de madres, abuelas y activando una memoria milenaria, y que ahora se manifiesta en la voluntad irreductible de la mujer del presente de no permitir que se contin√ļe extendiendo esa cadena de abusos, penas, sinsabores y dolores que deben dejar de arrastrarse en el tiempo ahogando a cada mujer, violent√°ndola e imponi√©ndole circunstancias inaceptables.

En las calles de Chile y de muchas naciones han brotado esas voces que reclaman, denuncian y desnudan las consecuencias de la explotación patriarcal y del machismo. No cabe sino recoger y plasmar esta vocación liberadora en acciones prácticas que hagan germinar en hechos concretos esta presencia feminista que es mucho más que eso, es una exigencia de asumir un cambio urgente, indispensable, esencial.

Camilo Escalona Medina
Ex Presidente del Senado

Tendencias Ahora