Artes y Cultura
Crítica de Cine: "Suburbicon: Bienvenidos al paraíso", el bosque del odio
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El quinto largometraje de ficci√≥n del actor norteamericano George Clooney ‚Äďen tanto director-, se hace cargo de las contradicciones sociales, pol√≠ticas y morales de los Estados Unidos a comienzos de la d√©cada de 1960, para componer un mordaz y existencialista filme, vibrante de suspenso, y donde sobresalen la categor√≠a de su reparto y la calidad de su gui√≥n.

Por Enrique Morales Lastra

‚ÄúLlorar es poca cosa – / Qu√© minucia el suspiro – / Sin embargo ‚Äďpor cosas- como √©stas / Los hombres y mujeres nos morimos‚ÄĚ.
Emily Dickinson

El asesinato de J. F. Kennedy, la crisis de los misiles con Cuba y la Uni√≥n Sovi√©tica, la disputa de los derechos civiles para la minor√≠a afroamericana, los Estados Unidos de los a√Īos ‚Äô60 fueron un tumultuoso mar que se mec√≠a furioso, antes de una tormenta y de un hurac√°n el√©ctricos.

Y ‚ÄúSuburbicon: Bienvenidos al para√≠so‚ÄĚ (2017), de George Clooney, mediante la est√©tica cinematogr√°fica de un pl√°cido suburbio del sureste de la naci√≥n, retrata ese instante audiovisual y dram√°tico propio de la lluvia previa a caer, y del desplome de un imaginario social y de civilidad, secuenciado en escenas de patol√≥gica violencia.

Recibida con dudas por la cr√≠tica y la audiencia norteamericanas, ‚ÄúSubirbicon‚ÄĚ es una pel√≠cula que adem√°s de contar con un libreto redactado por los incombustibles hermanos Coen, en comandita con George Clooney y Grant Heslov, recoge las participaciones estelares de Matt Damon y de Julianne Moore, en un largometraje de misterio y de suspenso que disecciona las apariencias menesterosas de una ‚Äúfamilia feliz‚ÄĚ, y las tensiones raciales de ese pueblo mod√©lico de la postguerra (Suburbicon), reticente ante la llegada de la modernidad demogr√°fica y cultural, en el escenario urbano de la primera potencia militar y financiera del orbe.

El existencialismo de Joel y Ethan Coen se evidencia en un desarrollo dramático pleno de crueldades e incoherencias afectivas, el cual se bifurca bajo los códigos cinematográficos de una cinta de suspenso, que bebe del mejor Alfred Hitchcock y de los guionistas y hermanos, a cargo del relato cinematográfico.

La infancia carente y emocionalmente da√Īada del protagonista (el joven actor Noah Jupe, como Nicky), se enfrenta a un absurdo casi grotesco que -en tono de comedia negra- construye una realidad dieg√©tica (ficticia), propia de un microcosmos de suburbio, pr√≥ximo a la involuci√≥n social y criminal. Donde el culto episcopaliano o el credo jud√≠o, sirven para ocultar el cinismo y la descomposici√≥n moral de una comunidad entregada al miedo y a la consecuci√≥n del confort material y monetario, cueste lo que valga.

‚ÄúSuburbicon‚ÄĚ es tambi√©n una cr√≠tica audiovisual despiadada al modelo de vida estadounidense surgido luego de la Segunda Guerra Mundial, y asimismo un filme fr√≠o, √°cido, duro, que exhibe la victimizaci√≥n de un ni√Īo entregado a la suerte ego√≠sta y a la ambici√≥n sin l√≠mites de su padre.

En fotogramas de honda belleza y de reflexión artística, se produce, no obstante, la empatía de los rechazados y de los inadaptados, a través de la práctica ingenua y entusiasta de una partida de béisbol, como en la obra del escritor Don De Lillo, en la cual una pelota de caucho sintetiza las pulsiones y el maremágnum de pasiones humanas que confluían en la ciudad de Nueva York de esa época.

Las actuaciones de Matt Damon y de Julianne Moore se revelan en la variedad de los registros posibles de una c√°mara que despliega recursos adscritos a la industria de la d√©cada de 1960 (de hecho la pieza se rod√≥ con una Arri Alexa 65, de Panavision, que reproduce el estilo f√≠lmico y el efecto visual de la televisi√≥n del per√≠odo), acompa√Īada por una banda sonora compuesta por el notable m√ļsico franc√©s Alexandre Desplat.

Quiz√°s por lo cruel, tal vez que porque se centra en atestiguar el fracaso y la frustraci√≥n esencial en torno a la cotidianidad familiar del sue√Īo americano, la entrop√≠a dram√°tica y la bestialidad presentes en ‚ÄúSuburbicon‚ÄĚ, se refieren al terror por lo desconocido, y al hecho de que la marginalidad y sus contornos rompen cualquier frontera o reja de condominio, a√ļn las murallas del para√≠so, para transformarse en el p√°ramo de los g√°nsters, de los mafiosos, de los narcos, de los estafadores, y en una ventana indiscreta, que observa inquietante las jornadas id√≠licas de un bosque del odio.

URL CORTA: http://rbb.cl/ioem
Tendencias Ahora