Artes y Cultura
Luis Poirot y La sopa derramada: un ojo privilegiado para capturar momentos claves
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El libro ‚ÄúLa sopa derramada 1969-1973‚ÄĚ, editado por LOM, re√ļne una serie de fotograf√≠as de Luis Poirot, algunas muy conocidas, para entregarnos un soberbio libro sobre un periodo intenso y agitado. Y Poirot no s√≥lo fue un testigo privilegiado, tambi√©n tuvo una capacidad de empat√≠a con los fotografiados y un ojo √ļnicos.

El libro, muy bien impreso, parte con fotos tomadas por Poirot en 1969 en Nueva York. Son imágenes que capturan el lado B de la metrópolis, con manifestantes latinos, vagabundos, autos abandonados, personas alcoholizadas, un policía deteniendo a una persona, contrastadas con un hombre obeso y con un puro mirando la carta de un restaurante… una mirada crítica, pero ante todo muestran una mirada particular.

Una segunda secci√≥n est√° constituida por fotograf√≠as de 1971 de Bolivia y Ecuador. Una pobreza peor a la que asolaba a Chile. Notables las im√°genes de una viuda, de los ata√ļdes para ni√Īos hechos en ‚Äúplumavit‚ÄĚ y la de dos mujeres bolivianas conversando a un costado de una relojer√≠a.

La Ma√Īa, Teatro Ictus, Luis Poirot, LOM (c)
La Ma√Īa, Teatro Ictus, Luis Poirot, LOM (c)

Despu√©s de estos dos pre√°mbulos, viene la secci√≥n ‚ÄúChile, 1969 ‚Äď 1973‚ÄĚ, que parte con una de sus famosas im√°genes de La Moneda d√≠as despu√©s del golpe de estado, para continuar con fotograf√≠as de la campa√Īa de Salvador Allende, de V√≠ctor Jara y de diversas compa√Ī√≠as, obras y actores de teatro, como Teatro Ictus, Teatro de la Universidad Cat√≥lica y Teatro de la Universidad de Chile, del Open Door y de diversas poblaciones. El famoso y notable retrato de Poirot a un Pablo Neruda sonriente y luminoso; la primera aparici√≥n de Allende y Tencha en el balc√≥n de la oficina presidencial de La Moneda, fotos de Fidel Castro (una con Augusto Pinochet habl√°ndole al o√≠do), para llegar ‚Äďnuevamente- a La Moneda despu√©s de golpe de estado, im√°genes de ciegos, un vagabundo, militares en las calles, La Moneda. Y la √ļltima foto del libro, una de su hijo Andr√©s muy peque√Īo.

El libro ‚ÄúLa sopa derramada‚ÄĚ muestra un fot√≥grafo s√≥lido, que supo retratar y condensar ‚Äďdesde una perspectiva personal- momentos colectivos e hist√≥ricos claves en im√°genes que forman parte del imaginario visual del pa√≠s.

Frente a la potencia ‚Äďalgunas veces arrolladora- de las im√°genes, en especial las de la campa√Īa presidencial, las de Allende y sus partidarios, de los grupos de teatro (algunas muy hermosas como la de La Remolienda con V√≠ctor Jara y Alejandro Sieveking, o la de H√©ctor y Humberto Duvauchelle con Orieta Esc√°mez, por mencionar s√≥lo dos), resulta perturbador el vac√≠o ‚Äďuna especie de silencio- que dejan las fotos relacionadas al golpe de estado. Como tambi√©n resulta inquietante buscar en los recuerdos, en la memoria, im√°genes de Poirot tan potentes y vitales que sean posteriores a esos a√Īos desbordantes de energ√≠a, de promesas y sue√Īos (para los partidarios de la Unidad Popular y los sectores marginados).

Manifestación, 1972, Luis Poirot, LOM (c)
Manifestación, 1972, Luis Poirot, LOM (c)

El libro ‚ÄúLa sopa derramada‚ÄĚ es un documento visual potente, con muchas im√°genes que forman parte de nuestro imaginario, que muestra personajes y situaciones hist√≥ricas y a un fot√≥grafo con may√ļsculas que supo ser parte de ese per√≠odo‚Ķ

La sopa derramada

Luis Poirot
LOM ediciones
164 p√°ginas
Santiago de Chile, abril de 2017

URL CORTA: http://rbb.cl/hfg5
Tendencias Ahora