Notas
Auditoría Ciudadana: Proceso Constituyente Ilegible
Publicado por: Tu Voz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Esta columna fue escrita por Genaro Cuadros, arquitecto y Coordinador General del movimiento Marca AC

Esta es una √©poca donde las cosas aparentemente f√°ciles no son tan obvias de realizar. Por eso intentar implementarlas justifica, para algunos, el esfuerzo, sin embargo no excusa la mala calidad de su dise√Īo e implementaci√≥n. El inicio del proceso constituyente ha sido dif√≠cil, sostenido en parte por la sociedad civil organizada con el apoyo de algunos parlamentarios, personalidades y ciudadanos de a pie. El despliegue del mismo ha sido a√ļn m√°s dif√≠cil, y adem√°s, ha sido ilegible.

Y no me refiero a la naturaleza imbricada del dise√Īo e itinerario propuesto desde La Moneda. Nos referimos a est√°ndares m√≠nimos para un debate p√ļblico. En lo que va del proceso constituyente que reci√©n se inicia parece fundamental cuidar su calidad. Si queremos hacer de √©l un esfuerzo compartido, el est√°ndar m√≠nimo es que sea entendible, sin censura, sincero y respetuoso de nuestras diferencias.

Por eso una condici√≥n, es su legibilidad. Es decir, la posibilidad que todo ciudadano pueda seguir su desarrollo de forma transparente, oportuna y accesible en su comprensi√≥n y a sus medios, finalmente que los chilenos entendamos el proceso, y esto no ocurre. Un ejemplo es la campa√Īa de educaci√≥n c√≠vica anunciada desde la comisi√≥n Engel y reiterada con el proceso constituyente, que se modific√≥ por informaci√≥n c√≠vica, hasta ahora insuficiente. Los recursos disponibles son exiguos para crear un clima de di√°logo informado en la ciudadan√≠a, condici√≥n necesaria para que no solo participen las elites. Cuantos recursos invirtamos es la medida real del inter√©s por la calidad del proceso y su convocatoria.

Lee también: Movimientos ciudadanos esperan que Nueva Constitución se concrete durante gobierno de Bachelet

La creaci√≥n del Consejo Ciudadano de Observadores -m√°s all√° de su pol√©mica conformaci√≥n y ausencias- no cuenta hasta el d√≠a de hoy con herramientas de comunicaci√≥n para informar a la ciudadan√≠a las observaciones. Si al rol -ya restringido- que ha escogido el gobierno para este espacio de seguimiento, se suma la inexistencia de herramientas de monitoreo eficaz, se va instalando una sensaci√≥n de exclusi√≥n y opacidad del proceso ¬ŅConoceremos de forma oportuna las actas y las controversias en debate, y qu√© atribuciones se tiene para corregir?

Respecto a la metodolog√≠a y la sinceridad del proceso, se debe aclarar la naturaleza del documento ‚Äúbases ciudadanas‚ÄĚ. ¬ŅQui√©n defini√≥ que la ‚Äúconvergencia deliberativa‚ÄĚ era la mejor metodolog√≠a para conocer lo que la ciudadan√≠a considera pertinente incorporar en las bases ciudadanas? ¬ŅQui√©nes van a definir las controversias?

Por √ļltimo, considerando el Formulario Ciudadano de Ideas previsto, de qu√© forma se incorporar√°n a los di√°logos los mecanismos de elaboraci√≥n de la constituci√≥n. Ya que el temario propuesto no lo incluye, ignorando la propuesta presidencial. ¬ŅVamos a un proceso constituyente, cuyo debate ha sido la forma c√≥mo se elabora la constituci√≥n, y no est√° incluido en el temario los cuatro mecanismos?

Finalmente, y porque las cosas simples no son obvias, ¬Ņser√° posible que se corrija la definici√≥n de asamblea constituyente en la p√°gina web de gobierno, por una definici√≥n imparcial como la que PNUD en su √ļltimo informe se√Īala, donde ‚Äúuna asamblea constituyente es un √≥rgano colegiado conformado por un grupo de ciudadanos electos por sufragio popular para discutir y dise√Īar exclusivamente un nuevo texto y orden constitucional‚ÄĚ? Resulta que el respeto es un est√°ndar m√≠nimo para aportar al proceso constituyente, hasta aqu√≠ una primera auditor√≠a.

Tendencias Ahora