Sociedad
“Farm to table”: C√≥mo hacer tu propio huerto Herbario en pocos pasos
Publicado por: Daniela Wilhelm
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cada vez es m√°s com√ļn o√≠r lo beneficioso que es cultivar nuestros propios vegetales, frutos y hierbas. Al parecer la inmediatez de encontrar todo en el supermercado ha perdido la gracia y vamos regresando poco a poco a lo natural, iniciando un viaje de regreso a nuestras ra√≠ces.

Una de las tendencias culinarias m√°s fuertes en el mundo en la actualidad es el movimiento “farm to the table”, es decir, “del huerto a la mesa”. En t√©rminos de cocina, se refiere a la comida elaborada con productos provenientes de fuentes locales.

A pesar de que por mucho tiempo se ha tranzado nutrici√≥n y salud por conveniencia, un gran n√ļmero de consumidores, se est√°n inclinando por alimentos mas saludables y ambientalmente m√°s amigables, dejando de lado los alimentos procesados que contienen altos niveles de az√ļcares, grasas y sodio que pueden conllevar a una serie de enfermedades tales como problemas card√≠acos, sobrepeso, presi√≥n sangu√≠nea alta y c√°ncer.

wordpress

wordpress

Así es como el concepto farm to the table llega cómo símbolo de advertencia y propone una alimentación sustentable, natural, haciendo hincapié en el consumo de alimentos preparados de manera simple, fresca, condimentados y sazonados con especias de la estación.

La √©poca donde esta pr√°ctica tuvo su apogeo fue en Estados Unidos, durante los a√Īos 60 y 70, de la mano del movimiento hippie, donde la comida org√°nica, local, y natural se volvi√≥ una moda y se comenz√≥ a fomentar el apoyo a los huertos locales. Dos de sus pioneros son Alice Waters and Jerry Traunfeld.

guestofaguest NYC

guestofaguest NYC

Si bien los restaurantes que han acu√Īado esta pr√°ctica han existido desde hace d√©cadas en Estados Unidos, es reci√©n hace algunos a√Īos que comenzaron a hacerse realmente famosos en el mismo pa√≠s y fuera de √©l.

Este movimiento no s√≥lo impacta positivamente en t√©rminos alimenticios, sino tambi√©n sobre los mercados locales, ya que como se mencion√≥ anteriormente, al privilegiar los huertos locales, se fomenta el comercio local, a los peque√Īos productores, motivando la sustentabilidad y la agricultura bio-din√°mica.

Por otra parte, el hecho de que frutas y vegetales no tengan que viajar largas distancias permite que maduren de manera natural y correcta, absorviendo los nutrientes de su entorno. As√≠, al consumir alimentos que han crecido en campos locales, estaremos consumiendo productos con mejor sabor y m√°s saludables que otros que necesiten cruzar largas distancias y que han sido cosechados antes de sus puntos de maduraci√≥n para soportar con √©xito el viaje. Esto, seg√ļn estudios del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Si bien en nuestro pa√≠s no estamos familiarizados con esta pr√°ctica, ya varias personas han decidido adquirir vegetales y frutas en huertos locales, y tambi√©n, en algunos casos, cultivar sus propios productos. Aqu√≠ es cuando los metros cuadrados y el “lugar ideal” han dejado de ser importantes, debido a que vivir en grandes ciudades, y en residencias donde el espacio no sobra no es una limitante. Pero la creatividad y las ganas han superado con creces a las limitaciones, y lo que ayer pod√≠a parecer imposible hoy es una realidad.

Una de las posibilidades más sencillas de autocultivar en casa, es la de las hierbas, aquellas que frecuentemente usamos en nuestra cocina, y que no tienen comparación cuando podemos usarlas frescas.

A continuación los pasos para poder llevar a efecto tu propio jardín herbario, consejos proporcionados por el famoso sitio Wikihow.

1- Selecciona las hierbas. Al preparar una maceta con hierbas, es esencial tener una buena variedad de hierbas y plantas acompa√Īantes que te asistir√°n con tus fines culinarios. Algunas buenas elecciones incluyen: Mejorana dulce – Melisa (o citronela) – Salvia- Albahaca – Menta-Tomillo – Or√©gano – ciboulette – inclusive frutitos como Frutillas, tomates cherries y peque√Īos pimientos son una buena alternativa.

2- Prepara la maceta. Aseg√ļrate de que la maceta tenga agujeros en la base, para que drene bien. Toma grava o arena y vi√©rtela en el contenedor, hasta un cuarto de la profundidad de la maceta.

3- Rellena. Cuando la grava esté ubicada, comienza a llenar la maceta con un compost multipropósito o a base de tierra. Esto debería llenar aproximadamente tres cuartos del espacio restante de la maceta.

4- Ubica las hierbas en la maceta
, con unos 15 centímetros de espacio entre cada tallo. Extrae con delicadeza las plantas de su maceta temporaria, y desenreda las raíces. Esto hará que la planta crezca extendiéndose.

5- Ubica las plantas m√°s altas en el centro del arreglo, y las m√°s peque√Īas cerca del borde. Esto asegurar√° un mejor crecimiento. El arreglo podr√° parecer desordenado al principio, pero no te preocupes, porque comenzar√° a llenarse y a verse exuberante en unas semanas.

6- Rellena los espacios entre las plantas.
Cuando est√©s conforme con las posiciones, comienza a llenar los espacios vac√≠os entre las plantas, con compost. Presiona el compost firmemente en los espacios, metiendo los dedos dentro de la tierra que acabas de agregar, con cuidado de no da√Īar ninguna ra√≠z. Agrega m√°s si es necesario. Deja unos cent√≠metros entre el borde de la maceta y la tierra, para que la maceta no se desborde al regarla.

7- Poda las hierbas. Corta la parte de arriba de las plantas m√°s altas, dej√°ndolas m√°s o menos por la mitad de su altura. Esto animar√° a cada planta a formar un arbusto y a proveer m√°s hojas para cosechar llegado su momento.

8- Fertiliza. Consigue un fertilizante de liberaci√≥n controlada. Mete 3 a 5 de √©stos en la tierra, seg√ļn el tama√Īo de la maceta. S√≥lo mete el fertilizante de liberaci√≥n controlada presion√°ndolo con el dedo para que entre en la tierra, y luego vuelve a cubrir el espacio. Estos fertilizantes de liberaci√≥n lenta deber√≠an durar toda una estaci√≥n, o sea que no necesitas volver a alimentar la maceta.

9- Riega. Hazlo abundantemente, hasta que el agua comience a escurrirse de la base de la maceta. El compost necesita absorber mucha agua la primera vez, as√≠ que prep√°rate para aplicar unos cuatro litros. Contin√ļa regando los siguientes meses, cada unos d√≠as o hasta que la tierra se vea seca. Las hierbas suelen secarse entre riegos, y algunas como el romero, pueden anegarse f√°cilmente. y voil√°!

pinterest

pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Pinterest

Tendencias Ahora