Vida
Los 6 peores hábitos de una relación de pareja
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cuando llevas un buen tiempo junto a alguien, comienzan a emerger ciertas costumbres que pueden impulsar o da√Īar tu relaci√≥n. Por lo mismo, es bueno auto-examinarse de vez en cuando para identificar todo aquello que causa ruido y s√≥lo contribuye a mermar la felicidad.

“Los h√°bitos pueden ser dif√≠ciles de romper, sobre todo cuando se han desarrollado en el transcurso de una relaci√≥n larga. Sabes que tu relaci√≥n est√° sufriendo los efectos de los malos h√°bitos, cuando sientes como que algo est√° apagado, o se ha perdido con el tiempo. No quiero poner el dedo en la llaga, y en realidad puede que nadie tenga la culpa, pero t√ļ sabes que las cosas han cambiado”, comenta Susan Krauss Whitbourne, doctora en psicolog√≠a, en una columna publicada en el medio especializado Psychology Today.

Lee también: 10 hábitos de las parejas felices

Seg√ļn la profesional, una mala costumbre en una relaci√≥n es algo que persiste, pese a que a ti o tu pareja les provoque angustia. “Puede desarrollarse independiente de las personalidades, creencias o valores de cada individuo, o puede reflejar buenas intenciones que han salido mal¬∑, se√Īala ella, agregando que por lo general en estas situaciones, muchas veces “quieres ser positivo, quieres ser amado, pero no sabes c√≥mo salir adelante”.

Susan explica que no todos los h√°bitos de las relaciones son malos. Hay algunos que permiten que todo funcione mejor. “Al igual que tus h√°bitos personales te permiten salir de la cama y empezar el d√≠a con un m√≠nimo de esfuerzo mental, estos h√°bitos aportan estabilidad y la previsibilidad a tu vida. Saber que tu pareja odia el morado, por ejemplo, significa que no te pondr√°s a reflexionar sobre si comprarle una camisa morada. Conocer los h√°bitos de tu pareja es en s√≠ misma una buena costumbre, significa que la comprendes bien, incluso si no est√°s de acuerdo con todas esas preferencias”, se√Īala la experta.

En cambio, los malos hábitos trabajan en contra de la relación, y si son lo suficientemente malos, pueden incluso destruirla.

Al respecto, la especialista indicó al menos 6 hábitos que debiésemos evitar.

1. Dejar que sea siempre tu pareja quien da las muestras de afecto

Las investigaciones muestran que las mujeres son m√°s propensas a iniciar muestras de afecto hacia sus parejas. En el fondo, que son ellas mucho m√°s cari√Īosas.

Sin embargo, mantener esto como una creencia incuestionable, puede llevarte a la costumbre de esperar que siempre sea tu pareja la que abraza, besa, da sorpresas, o comienza cualquier muestra de afecto.

Incluso si tu relaci√≥n es muy estable, este h√°bito puede enviar se√Īales equivocadas al otro, como -por ejemplo- que apenas te interesas por √©l o ella.

Para contrarrestar esta situaci√≥n, la profesional propone recordar las pocas veces en que t√ļ tomaste la iniciativa del “cari√Īo” y el resultado fue positivo. Ni siquiera tienes que pensar en la situaci√≥n actual, pudo ser alguna vez en el pasado, donde obtuviste una respuesta beneficiosa.

Lo m√°s probable es que tu pareja responda encantada a tus muestras de afecto, no te arrepentir√°s.

2. Discutir sobre las mismas cosas todo el tiempo

Es muy f√°cil repetir los mismos argumentos cuando te ves envuelto en una discusi√≥n. “Puedes ser capaz de predecir, con exactitud deprimente, el resultado de un desacuerdo con tu pareja sobre una u otra tarea semanal o deber”, dice la especialista.

“Antes de caer en el conjunto habitual de quejas por tener que limpiar el ba√Īo una vez m√°s, trata de encontrar un momento en el que ambos puedan hablar con calma sobre el problema recurrente y llegar a un plan para solucionarlo”, se√Īala Krauss.

Esto puede ser mucho m√°s productivo para llegar a resolver el asunto, que recriminar constantemente, pues esto √ļltimo s√≥lo genera resentimiento y una respuesta defensiva por ambas partes.

3. Dar a tu pareja por sentada

“Es un h√°bito en el que es muy f√°cil caer en si has estado en una relaci√≥n desde hace mucho tiempo. En cierto modo, dar a tu pareja por sentada es una buena se√Īal porque demuestra que t√ļ y tu pareja sienten que pueden confiar en el otro”, dice la experta, a√Īadiendo que es reconfortante saber que, en cierto modo, tu pareja ser√° capaz de tolerar tu mal genio ocasional, y que te sientes a gusto con √©l/ella cuando no hay nadie m√°s, sabiendo que cuentas con el otro incondicionalmente.

Sin embargo, dar a alguien por sentado, incluye tambi√©n no decir “gracias” por todo lo que tu pareja hace por ti, porque esperas que as√≠ sea.

“T√≥mate el tiempo para reconocer lo que tu pareja contribuye a tu vida y dejar que √©l o ella sepa lo mucho que significa para ti”, comenta la especialista.

4. Ser demasiado serio

Susan dice que puede pasar que con tus amigos o colegas te r√≠as m√°s que con tu pareja. “La preocupaci√≥n de tener un hogar y una familia puede llevar a la gente a olvidar que a veces ocurren cosas que son simplemente divertidas”, se√Īala ella, indicando que puede pasar que r√≠as f√°cilmente con muchas cosas, pero cuando est√°s en casa sientas que no tienes tiempo para “tontear”.

Sin embargo, se√Īala la psic√≥loga, “la investigaci√≥n muestra que re√≠r juntos puede ser el impulso que tu relaci√≥n necesita. Si todo lo dem√°s falla, ver una comedia rom√°ntica juntos puede ser √ļtil para compartir algo de tiempo ‘tonto’”.

5. Nunca comen juntos

“El ritmo acelerado de la vida, sobre todo cuando tenemos que equilibrar el hogar y el trabajo, puede llevar a las parejas a adquirir el h√°bito comer por separado”, dice la experta.

Pero aunque parezca imposible, programar una hora para salir o al menos tener una comida juntos a la semana, es necesario para la relación.

De hecho, “tener esa comida juntos puede remediar algunos de los otros malos h√°bitos, tales como tomar al otro por sentado o ser demasiado serio. Para romper este h√°bito, comprom√©tanse a por lo menos tener una comida juntos por semana (…). Durante esa instancia, deshazte de tu tel√©fono, pon un poco de m√ļsica relajante, y disfruta de la compa√Ī√≠a del otro. Si tu pareja ha cocinado, aseg√ļrate de decir ‘gracias’, y dile que te gust√≥”, enfatiza Susan.

6. Pasar demasiado tiempo conectado a los dispositivos electrónicos

La investigadora del MIT, Sherry Turkle, argumenta que estamos perdiendo la capacidad de hablar unos con otros en un ambiente cara a cara. “Estar en tus dispositivos mientras est√°s lejos puede ser una manera de mantener la conexi√≥n, pero cuando est√°s con tu pareja, los dispositivos no ofrecen nada m√°s que distracci√≥n”, se√Īala Krauss.

Que no puedas tener una comida sin que tu tel√©fono est√© al lado, puede ser un mal s√≠ntoma que lleva a los otros malos h√°bitos se√Īalados. Disfruta a tu pareja, agradece sus gestos buenos, esc√ļchala, mu√©strale que la amas y ver√°s como tu relaci√≥n da un giro positivo.

Tendencias Ahora