Nacional
Preocupación en Magallanes por cinco desapariciones en solo seis meses
Publicado por: Diario El Ping√ľino
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El caso de la desaparici√≥n de Ricardo Harex Gonz√°lez, ocurrida durante la madrugada del 19 de octubre de 2001, ha mantenido alarmada a la poblaci√≥n de la regi√≥n de Magallanes por casi 14 a√Īos. Los hechos que rodearon este enigma policial y los mitos que se han tejido en torno a una investigaci√≥n que nunca ha llegado, son parte del d√≠a a d√≠a en la zona m√°s austral del pa√≠s.

Hoy, las policías intensifican las pesquisas en torno a otros cinco casos, que en tan sólo seis meses vuelven a poner a Magallanes en la agenda noticiosa nacional porque nadie sabe por qué en esta zona desaparecen personas y nadie sabe dar una respuesta a las interrogantes que hoy afligen a varias familias.

De Gustavo Reynoso √Ālvarez, Irma Sol√≠s Cruces, Jaime Eduardo Stokebran Ortega, Jos√© M√°rquez Saldivia y Cristi√°n Barrientos Saavedra, s√≥lo hay fotograf√≠as, recuerdos de familiares y amigos y las indagaciones de Carabineros y de los efectivos de la Polic√≠a de Investigaciones.

Fueron vistos, por √ļltima vez, en lugares m√°s que comunes, con vestimentas como las de todos los d√≠as; sin dar se√Īal alguna que quer√≠an no ser vistos ni encontrados jam√°s.

Pero todos y todas tienen una situación que los une: desaparecieron en Magallanes, por decisión propia, por accidente o porque habrían querido desafiar al clima y a la geografía patagónica.

Gustavo Reynoso √Ālvarez, de 32 a√Īos, oriundo de Quilpu√©, Regi√≥n de Valpara√≠so, ingeniero constructor y a quien no se le conocen familiares ni amigos en la zona, se present√≥ el d√≠a 3 de junio, en la porter√≠a Laguna Amarga; pidi√≥ y obtuvo permiso para efectuar un recorrido por el Parque Nacional Torres del Paine.

La profesora chillaneja Irma Sol√≠s Cruces, de s√≥lo 32 a√Īos, madre soltera de una hijita peque√Īa, vino a la zona en marzo del a√Īo pasado; retorn√≥ a Chill√°n, de vacaciones de verano y, posteriormente, indicando que ven√≠a a trabajar en su profesi√≥n, regres√≥ a Punta Arenas, pero nunca ejerci√≥ y el √ļltimo contacto que se tuvo con ella, indicaron familiares a la Polic√≠a de Investigaciones (PDI), data del 28 de abril y, desde entonces, nada‚Ķ Ni siquiera una llamada telef√≥nica a su hijita.

Tendencias Ahora