Nacional
Sacerdote John O’Reilly deber√° cumplir 4 a√Īos de libertad vigilada por abuso sexual
Publicado por: Lorena Cruzat
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Tercer Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal de Santiago sentenci√≥ a una pena de 4 a√Īos y un d√≠a de presidio menor en su grado m√°ximo con beneficio de libertad vigilada al sacerdote John O’Reilly por delitos de abuso sexual.

De esta manera, O’Reilly, que no se present√≥ en la audiencia, no cumplir√° pena efectiva de c√°rcel, castigo s√≥lo especificado para el caso de una sentencia superior a los 5 a√Īos y un d√≠a.

Adem√°s de la pena en libertad, el tribunal le prohibi√≥ al religioso ocupar cargos p√ļblicos y otros que se vinculen con ni√Īos y j√≥venes. Adem√°s, su nombre ser√° ingresado al registro de personas con prohibici√≥n para trabajar con menores de edad, tambi√©n conocido como registro nacional de ped√≥filos.

En la atensala de la diligencia de este martes, fue liberado un informe pre-sentencial confeccionado por Gendarmería que recomendaba que el condenado no cumpliera penas en libertad, debido a que, aseguran, existe riesgo de reincidencia, pues no se presentan estrategias que eviten la comisión de un delito de similares características.

El abuso

El religioso perteneciente a la orden de los Legionarios de Cristo fue declarado culpable de abuso sexual contra una menor del colegio Cumbres de Las Condes de hoy 9 a√Īos el pasado 15 de octubre.

Sin embargo, la acusaci√≥n por abuso sexual en el caso de la hermana mayor de la ni√Īa, por la cual tambi√©n fue imputado el ex capell√°n, fue desestimada.

La justicia indic√≥ en aquel entonces que ‚Äúno fue posible establecer en qu√© consisti√≥‚ÄĚ la transgresi√≥n sexual de que habr√≠a sido v√≠ctima, por lo que ‚Äúno habi√©ndose acreditado la existencia de un il√≠cito en particular‚ÄĚ, se absolvi√≥ por unanimidad al sacerdote en esta situaci√≥n.

Recurso de nulidad

El juicio contra John O’Reilly considera un plazo de 10 d√≠as posteriores a la lectura de sentencia durante los cuales se puede recurrir de nulidad para intentar dejar sin efecto la condena.

Esta posibilidad ser√° estudiada y “para eso tenemos que, en primer lugar, leer y conocer la sentencia”, dijo el abogado Luis Hermosilla, representante del cura.

‚ÄúHay mucho trabajo por delante para tomar una decisi√≥n y para redactar un recurso complejo, como es el de nulidad‚ÄĚ, agreg√≥ el defensor.

A este mismo respecto, la fiscal Lorena Parra sostuvo que esperar√°n a conocer el texto. ‚ÄúPero quiero decir responsablemente que estamos muy satisfechos y conformes con el trabajo‚ÄĚ, asever√≥.

‚ÄúEstamos conformes con la sentencia (‚Ķ) Es una sentencia en donde se condena no por un abuso, sino por abusos reiterados respecto de una menor, que ocurren en un colegio de la capital‚ÄĚ, indic√≥ la abogada.

A ello a√Īadi√≥ que ‚Äúen segundo t√©rmino, es una sentencia que tambi√©n impone penas accesorias importantes, que suponen la prohibici√≥n del se√Īor O‚ÄôReilly de poder relacionarse o vincularse de alguna manera con menores de edad, y esa accesoria para nosotros es del todo trascendente‚ÄĚ.

Tendencias Ahora