Notas
Contrase√Īas inform√°ticas… un dolor de cabeza que podr√≠a resolverse
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La contrase√Īa m√°s com√ļn en Internet es “contrase√Īa”. O “123456″. Sin embargo, por razones de seguridad deber√≠a ser una extremadamente larga, que junte letras con n√ļmeros. Para los usuarios, encontrar una contrase√Īa es un dolor de cabeza, pero gracias a los avances tecnol√≥gicos pronto podr√≠a ser s√≥lo un mal recuerdo.

Millones de usuarios han tenido experiencias amargas. Ninguna contrase√Īa es segura cuando los hackers deciden entrar en los sistemas de los bancos, las tiendas y las redes sociales que no tienen protecci√≥n adecuada.

En un mundo donde la tecnolog√≠a est√° avanzando a toda velocidad, la t√≠pica f√≥rmula de nombre de usuario-contrase√Īa, que data del Jur√°sico de la inform√°tica, sigue siendo la norma.

¬ŅPor qu√©? “La respuesta es simple. Es barato”, dijo a la AFP Per Thorsheim, un experto noruego en seguridad inform√°tica que organiza PasswordsCon, el √ļnico congreso espec√≠fico sobre contrase√Īas, que se celebrar√° en julio en Las Vegas.

“Si se quiere algo m√°s, un sistema de autenticaci√≥n con un software determinado o aplicar la biometr√≠a, se necesita pagar m√°s”, a√Īadi√≥.

S√≠ndrome de “fatiga de la contrase√Īa”

Cuando las computadoras eran del tama√Īo de una habitaci√≥n era sencillo, porque no se conectaban entre s√≠. Pero luego vino Internet, que puso a los equipos en red, y surgieron los tel√©fonos inteligentes y las tabletas.

As√≠ comenz√≥ el dolor de cabeza para el usuario: encontrar una contrase√Īa particular para decenas de usos diferentes de herramientas diferentes. Y sobrevino el s√≠ndrome de “fatiga de la contrase√Īa”.

“La gente nunca se hab√≠a tomado en serio las contrase√Īas, y de repente tuvimos grandes problemas” de privacidad, dijo Marian Merritt, consejera de seguridad para el software Norton.

“Con el acceso a Internet desde los tel√©fonos inteligentes o las tabletas, definir las contrase√Īas es a√ļn m√°s dif√≠cil”, se√Īal√≥ por su parte Sarah Needham de Confident Technologies, que desarrolla soluciones alternativas.

En un estudio realizado en 24 pa√≠ses, Norton hall√≥ que el 40% de los usuarios trataba de tener contrase√Īas sencillas y no las cambiaba regularmente.

Para la firma de seguridad inform√°tica McAfee, m√°s del 60% de los usuarios de Internet acceden regularmente a entre cinco y 20 sitios que requieren contrase√Īas, y la mayor√≠a prefiere que sean simples.

Las m√°s populares en ingl√©s son “password” (contrase√Īa) y “123456″, de acuerdo con Mark Burnett, autor de un libro de 2005 sobre el tema.

Carl Windsor, gerente de producto de Fortinet, una empresa californiana que se especializa en seguridad, intent√≥ un d√≠a lanzar un programa pirata contra el sistema Unix de una compa√Ī√≠a, con el consentimiento de esta √ļltima.

En cuesti√≥n de segundos, Windsor hab√≠a identificado un tercio de las contrase√Īas, y unos pocos minutos despu√©s, el otro tercio. La contrase√Īa “supersegura” de un colega fue descifrada en menos de cinco minutos”, dijo a la AFP.

La “p√≠ldora contrase√Īa”

Las alternativas para reemplazar el actual sistema est√°n en estudio.

Google, por ejemplo, considera implementar un reconocimiento digital con anillos codificados o tarjetas de identidad en llaves USB.

La asociaci√≥n FIDO Alliance, que re√ļne a todos los actores de la industria, incluyendo PayPal, requiere un sistema de reconocimiento t√°ctil en las pantallas de los tel√©fonos inteligentes.

“Estos sistemas biom√©tricos ser√°n eficientes, econ√≥micos y podr√≠an estar en el mercado este a√Īo”, dijo el vicepresidente de FIDO, Ramesh Kesanupalli, a√ļn m√°s optimista que su hom√≥logo de IBM, quien en 2011 predijo que el sistema estar√≠a vigente en cinco a√Īos.

La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos publicó hace poco la licencia presentada por Apple en relación al reconocimiento facial y digital.

La jefa de investigaci√≥n de Motorola, Regina Dugan, propuso incluso una “p√≠ldora contrase√Īa”, que contenga un chip y una bater√≠a que emita una se√Īal de radio √ļnica que se active en el est√≥mago.

Por el momento, la autenticaci√≥n de la identidad del usuario se realiza con preguntas secretas del tipo “¬ŅCu√°l es el nombre de su perro?”. Otros sistemas env√≠an por SMS una contrase√Īa desechable.

Los servicios de gesti√≥n de contrase√Īas, como Lastpass, KeePass, 1Password, Dashlane y el iCloud Keychain de Apple, comienzan a pulular, permitiendo a sus clientes acceso personalizado con una sola contrase√Īa.

Por ahora, los expertos coinciden en dos principios: usar las contrase√Īas m√°s largas posibles, que combinen letras, n√ļmeros y s√≠mbolos, y jam√°s utilizar la misma.

Después, sólo resta cruzar los dedos y esperar que el sitio utilizado hizo todo lo posible para proteger eficazmente el mundo virtual de sus usuarios.

URL CORTA: http://rbb.cl/530f
Tendencias Ahora