Notas
El rugby Seven piensa ya en los JJOO de Rio 2016 como su gran trampolín
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El rugby Seven tiene ya la mirada puesta en los Juegos Olímpicos de Rio-2016, donde los jugadores y entrenadores de este deporte, tan espectacular como poco mediático, esperan salir de la sombra del rugby tradicional, convirtiéndose por fin en protagonista.

Hong Kong acogi√≥ este fin de semana una ‘cumbre’ de los mejores equipos de este deporte, con la sexta etapa del Circuito Mundial de la categor√≠a, que gan√≥ Fiyi, el verdugo de Argentina en los cuartos de final, al superar en la final a Nueva Zelanda (35-28).

De forma paralela tuvo lugar otro torneo con doce equipos, para determinar tres pasajes para disputar el Circuito Mundial de 2013, un honor que tendr√°n Canad√°, Espa√Īa y Portugal, que esperan que esa circunstancia les permita dar el gran salto y mejore su nivel, pensando siempre en la cita de Rio en 2016.

En 2009, el Comit√© Ol√≠mpico Internacional (COI) hizo del rugby Seven un deporte ol√≠mpico pensando en la cita de 2016, en lo que supondr√° el regreso de la disciplina a los Juegos, despu√©s de que la √ļltima participaci√≥n tuviera lugar con el rugby tradicional en Par√≠s-1924.

Esa inclusi√≥n en los Juegos Ol√≠mpicos de dentro de cuatro a√Īos ha hecho que la International Board (IRB), el √≥rgano supremo del rugby, considere ya a la modalidad de Seven como una perfecta “tarjeta de visita”, para conseguir que los deportes del bal√≥n oval consigan m√°s reconocimiento mundial.

Aunque el Seven ya tiene su propio Circuito Mundial, compuesto para varias etapas en varios pa√≠ses, y forma parte de eventos importantes como los Juegos de la Commonwealth, el paso al programa ol√≠mpico abre una nueva dimensi√≥n en su proyecci√≥n p√ļblica.

“Hay un gran reconocimiento para el Seven en Australia. All√≠ es un aut√©ntico fen√≥meno”, explica el entrenador ‘Wallaby’ Michael O’Connor, que dice que ha percibido cambios en la forma de jugar desde que se conoci√≥ la noticia de su inclusi√≥n en los Juegos de 2016.

“Una medalla ol√≠mpica aumentar√≠a el pedigr√≠ del equipo de Seven”, estima por su parte el capit√°n neozeland√©s, DJ Forbes, sobre su equipo, a menudo ninguneado ante el esplendor de los ‘All Blacks’, campeones mundiales del rugby tradicional.

La ex estrella de los kiwis Tana Umaga apunt√≥ que Nueva Zelanda tiene que preocuparse en potenciar el rugby Seven en estos a√Īos.

“Mucha gente se va a concentrar en la participaci√≥n del equipo en el Mundial (de Inglaterra en 2015), pero tambi√©n muchos deber√≠an estar pendientes del Seven por el prestigio que tienen los Juegos Ol√≠mpicos”, dijo.

El rugby a Seven, un deporte r√°pido, cuenta con un estilo propio y hay sectores que consideran que su desarrollo podr√≠a da√Īar las esencias de la forma de jugar del tradicional, considerando que no es f√°cilmente compatible el √©xito paralelo de ambas disciplinas.

Para otra leyenda viva del rugby neozelandés, el wing John Kirwan, no hay motivo para la preocupación.

“Hace veinte a√Īos, el Seven era un juego h√≠brido y nadie comprend√≠a nada. Ahora, forma parte de este deporte. Si comprendemos los riesgos seremos capaces de remediarlos. Esto aporta nuevos desaf√≠os, pero todos ellos son positivos”, asevera.

El entrenador de la selecci√≥n inglesa de esta categor√≠a, Ben Ryan, tambi√©n considera que su deporte tiene m√°s puntos en com√ļn que diferencias con respecto al tradicional.

“Es como hacer una analog√≠a entre un peso pesado y un peso medio en boxeo”, resume de manera gr√°fica Ryan, cuyo equipo cay√≥ ante Fiyi en las semifinales del torneo de Hong Kong, este domingo por 14-7.

“Hay un elemento f√≠sico, (los jugadores de Seven) son m√°s r√°pidos y su velocidad es mejor. Pero al final, todo es rugby. Hay que correr, hacer tackles, estar despierto y ser inteligente”, resume.

URL CORTA: http://rbb.cl/2hc3
Tendencias Ahora