Notas
¬ŅC√≥mo deben ser los l√≠deres de los movimientos sociales?
Publicado por: √Ālvaro Acu√Īa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“Siempre va a haber alguien que no alcance a entenderlo todo, o que tiene otra visi√≥n, a√ļn entendiendo que tiene otra visi√≥n y eso es aceptable, pero somos muchos m√°s los que creemos en el di√°logo, somos muchos m√°s los que creemos que hay alg√ļn minuto para lucharla, pero tambi√©n hay un minuto para llegar a acuerdo” fueron las palabras de Iv√°n Fuentes, qui√©n es por hoy el dirigente social m√°s destacado de la comunidad de Ays√©n, ante la molestia de algunos pescadores que no les pareci√≥ bien el acuerdo con el que se hab√≠a llegado con el Gobierno y que quieren seguir en la trinchera, luchando por el todo o nada.

Esta situaci√≥n me hace recordar lo que escribi√≥ en el a√Īo 1947 San Alberto Hurtado Cruchaga en su libro “Humanismo Social”, describiendo tres actitudes que toman las personas ante eventos sociales como las movilizaciones y que, a mi parecer, a√ļn grafican muy bien la sociedad en que vivimos.

El Padre Hurtado se√Īala que una primera actitud es la de quienes dicen estar “involucrados al 100%” con el movimiento social, aquellos que “fomentan esa contienda y hacen de la lucha un instrumento de reforma social. Azuzan el odio de clases, encienden la hoguera y aspiran a poner a los que hoy poseen a los pies de los que hoy obedecen”.

Estas personas son los que viven en contra del sistema, los que no luchan por el objetivo, sino m√°s bien por derrotar personas, por derrotar a quienes no piensen igual que ellos, sin importarles acuerdos intermedios, quieren el todo o nada y est√°n dispuestos a sacrificar a las personas que ellos representan y perderlo todo, no entienden que los cambios se producen con avances paulatinos, con peque√Īos logros, incluso si su lucha tiene √©xito, buscar√°n otra para seguir siendo los opositores al sistema.

Me atrevo a se√Īalar que estas personas no est√°n pensando en el bien com√ļn, sino en sus objetivos propios (muchos nombres de dirigentes se me vienen a la cabeza), y como el propio Alberto Hurtado se√Īala “Tal actitud no podemos aceptarla. Los hombres no podemos considerarnos enemigos. Somos hermanos”.

La segunda actitud que toman algunas personas ante los movimientos sociales es la de abstinencia de la pelea, no les importa, como lo se√Īala el Padre Hurtado: “Innumerables son los que al menos en la pr√°ctica se cruzan de brazos, indolentes ante el porvenir, desinteresados del bien com√ļn, del progreso de la justicia social, poseen bienes y los gozan”.

Es as√≠ como muchas personas no saben lo que pasa en el pa√≠s, y peor a√ļn, no les importa, porque su filosof√≠a individualista los ha cegado para ver mas all√° de sus jardines, m√°s all√° que de sus propias familias y circulo de amigos. Este tipo de personas me hace recordar una frase que hace mucho escuch√©: “Desde los balcones de sus mansiones en la Dehesa no se ve Chile, no se ve el verdadero Chile”.

La tercera actitud que expone San Alberto Hurtado se√Īala que “no es de lucha ni abstenci√≥n, sino de sincera colaboraci√≥n social” y es esta actitud la que veo en Iv√°n Fuentes, una persona del territorio de Ays√©n que decidi√≥ ponerse a disposici√≥n de sus vecinos para liderar una lucha verdadera, una lucha por justicia social, y que todos entendemos, sin intereses particulares, con la mente abierta para dialogar con el Gobierno, pero con la suficiente claridad pol√≠tica para captar cu√°ndo ese di√°logo se puede transformar en un mon√≥logo del Ejecutivo, el que no permitir√°, por compromiso y convicci√≥n; con la suficiente humildad para reconocer cuando no sabe o no entiende algo y pedir ayuda (√©l llamo a los hermanos Parisi para que les explicaran los alcances econ√≥micos que las propuestas del Gobierno tendr√≠an en los bolsillos de cada familia de Ays√©n).

Este a√Īo sin duda ser√° de muchas movilizaciones sociales: nuevamente los estudiantes luchar√°n por equidad en la educaci√≥n, entendiendo √©sta como el motor del verdadero desarrollo, ese que busca igualdad y crecimiento (y el cual comparto); la injusticia por la excesiva centralizaci√≥n del pa√≠s ver√° luchas en diversos territorios, como lo ha sido en Ays√©n, ser√° tambi√©n en Calama, Arica, Punta Arenas y quiz√°s cu√°ntas otras ciudades se unir√°n (que tambi√©n comparto); la desesperaci√≥n por volver a vivir como antes del terremoto, que ya pasado m√°s de dos a√Īos no se ven soluciones reales y dignas a corto plazo; y as√≠, quiz√°s cu√°ntas m√°s.

Entonces es hora de preguntarnos: ¬ŅQu√© tipo de dirigentes queremos? O m√°s bien ¬ŅQu√© tipo de dirigentes necesitamos?

√Ālvaro Acu√Īa

√Ālvaro Acu√Īa

√Ālvaro Acu√Īa Hormaz√°bal es Director General de Comunicaci√≥n Estrat√©gica en la Universidad del B√≠o-B√≠o. Su cuenta en Twitter es @alvaroacuna01.

URL CORTA: http://rbb.cl/2h55
Tendencias Ahora