Notas
Harry Potter y las reliquias de la muerte: Fin de fiesta con poca magia
Publicado por: René Naranjo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Termina la serie de Harry Potter. Y lo hace en el momento justo. Deb√≠an ser siete pel√≠culas y al final ‚Äďmercado obliga- fueron ocho, y los tres protagonistas de la saga ya est√°n demasiado crecidos para seguir interpretando a los j√≥venes magos que luchan por vencer a los enviados de las sombras.

Termina bien Harry Potter, mucho mejor que como comenz√≥ hace una d√©cada, con dos pel√≠culas dirigidas por Chris Columbus (realizador de ‚ÄúMi pobre angelito‚ÄĚ) que ten√≠an excesos de perfume hollywoodense.

A partir de la tercera entrega, ‚ÄúHarry Potter y el prisionero de Azkab√°n‚ÄĚ (2004), dirigida por el mexicano Alfonso Cuar√≥n, la historia adquiere mayor inter√©s cinematogr√°fico y un tono g√≥tico y sombr√≠o, que se ir√° acrecentando a medida que la figura espectral de Voldemort, el mortal enemigo de Harry, se haga m√°s presente. Ser√°n justamente esa pel√≠cula de Cuar√≥n junto a ‚ÄúHarry Potter y el misterio del pr√≠ncipe‚ÄĚ (2009) los dos puntos m√°s altos, en t√©rminos f√≠lmicos, de una saga que se construy√≥ como una espectacular serie por entregas audiovisual, que recuper√≥ cl√°sicos recursos de la narraci√≥n literaria y reconjug√≥ diversos mitos europeos al son de los efectos especiales del cine para encantar a las generaciones adolescentes del siglo XXI.

Esta √ļltima pel√≠cula, ‚ÄúHarry Potter y las reliquias de la muerte ‚Äď parte 2‚ÄĚ, que dura s√≥lo dos horas y es mayormente l√≥brega como las anteriores, se aplica a la tarea de cerrar con la mayor claridad e intensidad posible la historia que enfrenta a Harry (Daniel Radcliffe) con el desnarigado Voldemort (Ralph Fiennes).

Saga Harry Potter

Saga Harry Potter

Por exigencias de las cerradas estructuras dram√°ticas que dominan el cine actual, el gui√≥n de Steven Kloves (quien alguna vez realiz√≥ la magn√≠fica ‚ÄúLos fabulosos Baker Boys‚ÄĚ) se concentra en este cara a cara c√≥smico, y lo resuelve con eficacia en un formato claramente inspirado en el western. Sin embargo, los mejores momentos de este filme-ep√≠logo son otros, como la sobria escena inicial con el gnomo, el sitio que pone Voldemort al castillo y, en especial, aqu√©lla secuencia en que Harry Potter logra descifrar su propia historia y los vericuetos del destino que lo condujeron a enfrentarse a este duelo de contornos apocal√≠pticos.

Para los fanáticos, la cinta esconde secretos placeres, como la reunión de muchos personajes que aparecieron en películas pasadas y la romántica solución de la amistad entre Ron (Rupert Grint) y Hermione (Emma Watson). Ciertamente, esta sub-trama requería mayor relevancia, así como toda la defensa del castillo de Hogwarts que lidera la sin par profesora McGonagall que encarna la gran Maggie Smith. Así, está entrega final de la serie cumple lo que se le pide como fin de fiesta, pero queda corta en emoción para una historia que, con el correr del tiempo, creció en la pantalla como el relato ejemplar sobre las angustias y fantasías de la juventud de estos tiempos.

Tendencias Ahora