Notas
Antimonárquicos canadienses se movilizan contra visita de príncipe Guillermo
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Independentistas quebequenses se disponen a manifestar el próximo fin de semana contra la visita del príncipe Guillermo y su esposa, a los que consideran mensajeros del federalismo y la dominación anglosajona.

La RRQ (red de resistencia quebequense), que moviliza a sus tropas a la orden de “Guillermo, ¬°l√°rgate!”, llam√≥ a una concentraci√≥n en Quebec el domingo 3 de julio a mediod√≠a.

La protesta tendrá lugar el cuarto día de la gira canadiense de la pareja británica que asistirá a una ceremonia en homenaje a la relación entre la ciudad y el 22 Regimiento Real de Infantería.

“El pr√≠ncipe Guillermo y la princesa Catalina, si quieren venir a Quebec como ciudadanos brit√°nicos en un viaje de novios que vayan a pagar ellos mismos, no es un problema para nosotros”, dijo el portavoz del RRQ Patrick Bourgeois a la AFP.

“Pero si vienen por una invitaci√≥n del gobierno federal canadiense que quiere herir en su amor propio y humillar a los independentistas quebequenses, ¬°estaremos all√≠!”, a√Īadi√≥ el joven, que tiene una maestr√≠a en historia.

Para Bourgeois la visita del príncipe no es otra cosa que una operación política del gobierno federal para mostrar al mundo que la provincia de Quebec acepta su lugar en el seno de Canadá.

Los brit√°nicos se hicieron con Canad√°, incluido Quebec, en 1763 tras la Guerra de los Siete A√Īos con Francia. Canad√°, miembro de la Commonwealth, es independiente del Reino Unido desde los a√Īos 30, pero formalmente la reina Isabel II sigue siendo su jefa de Estado.

Quebec ha rechazado en dos oportunidades por referendo, en 1980 y 1995, la perspectiva de un Estado independiente, aunque en la segunda consulta el voto resultó muy ajustado.

El movimiento nacionalista, debilitado por derrotas electorales y disputas internas, sue√Īa con un tercer referendo.

Bourgeois espera además repetir un éxito de 2009, cuando una manifestación forzó al príncipe Carlos a tomar una entrada segundaria para acceder a un cuartel.

Seg√ļn los sondeos, dos canadienses de cada tres ser√≠an favorables a romper todo lazo institucional con la corona brit√°nica. Esta proporci√≥n es mayor en Quebec.

Pero la realeza también cuenta con fervientes defensores, reunidos en el seno del la Liga monárquica.

La organización reivindica tener unos 10.000 miembros, de los cuales 500 en Quebec, indicó su portavoz provincial Etienne Boisvert a la AFP.

Este estudiante de ciencias políticas es un quebequense descendiente de los franceses llegados entre los siglos XVI y XVII.

El principio de las relaciones entre brit√°nicos y franceses fue dif√≠cil, ciertamente, reconoce. “Pero son los primeros quienes llevaron a Norteam√©rica el parlamentarismo, la democracia y la doctrina de las libertades individuales”, explica.

La monarqu√≠a es para √©l “una instituci√≥n feudal que ha sabido reinventarse”.

Y el hecho de que la reina resida a 4.000 km de Canadá no le molesta, porque el gobernador general está ahí para representarla.

“Pero hay ideas que circulan en el entorno mon√°rquico: se podr√≠a instalar a un miembro de la familia real en cada uno de los 16 reinos de la Commonwealth”, a√Īade.

“El pr√≠ncipe Enrique, que tiene pocas probabilidades de reinar, podr√≠a establecerse aqu√≠ y fundar una rama canadiense. O el futuro joven soberano podr√≠a hacer rotaciones: seis meses en Canad√°, seis en Australia, seis en Londres…”

Tendencias Ahora