Notas
ME-O llama a “aprender a convivir con las contradicciones” de la derecha y de la izquierda
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El diputado y ex candidato a la presidencia de Chile, Marco Enr√≠quez-Ominami, reivindic√≥ el mi√©rcoles en Par√≠s el aporte de la juventud a la pol√≠tica en la Am√©rica Latina del siglo XXI que resumi√≥ en “aprender a convivir con las contradicciones” de la derecha y de la izquierda.

Marco Enríquez-Ominami | Wikipedia

Marco Enríquez-Ominami | Wikipedia

“El aporte que puede hacer esta nueva generaci√≥n es convivir con las contradicciones. Convivimos m√°s c√≥modamente con la contradicci√≥n y hacemos de ello una actitud”, afirm√≥ Ominami durante una charla titulada “Juventud y pol√≠tica en Am√©rica Latina” ofrecida en la Maison de l’Amerique Latine.

A sus 36 a√Īos, Enr√≠quez-Ominami, aspirante independiente de izquierda a la presidencia chilena en las elecciones de diciembre y diputado por Valpara√≠so desde 2006, aclar√≥ que “esto no quiere decir que aceptamos, que nos rendimos frente a la contradicci√≥n, sino que debatimos”.

“Los j√≥venes est√°n menos inc√≥modos con la contradicci√≥n de ser de izquierda y aceptar el mercado como un instrumento que hace riqueza pero que es incapaz de distribuirla”, explic√≥ el dirigente para quien otro aporte de la juventud es “no sentirse culpable frente a la ambici√≥n de hacer pol√≠tica”.

Como ejemplo de la forma en que los j√≥venes ven la pol√≠tica mencion√≥ la importante presencia juvenil en el funeral del ex presidente argentino N√©stor Kirchner que “encarnaba la garra” y “ten√≠a una n√≠tida ambici√≥n pol√≠tica”.

“Sedujimos a los j√≥venes durante la campa√Īa pero no votaron”, lament√≥ antes de opinar que el voto tiene que ser “un deber y no una obligaci√≥n”.

Presentado como “un rebelde de la izquierda chilena, liberal y progresista”, Enr√≠quez Ominami fue criado en el exilio en Francia tras el asesinato de su padre, Miguel Enr√≠quez, figura del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) asesinado por la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-90).

Filósofo y egresado de la FEMIS, prestigiosa escuela de cine de París, Marco Enríquez dirigió una de las mayores empresas de producción audiovisual de Chile, La Factoría, y fue creador del diario satírico The Clinic.

Enríquez-Ominami abandonó el Partido Socialista chileno y se lanzó en la carrera hacia La Moneda, quedando en tercer lugar en la primera vuelta con un inesperado 20% de los sufragios.

Consider√≥ que lo que tambi√©n atrajo a los j√≥venes fue el hecho de estar “convencido de que el crecimiento econ√≥mico puede ir acompa√Īado no solamente de gasto social, sino tambi√©n de derechos y libertades”.

Tras declararse “cr√≠tico del modelo chileno basado desde hace 50 a√Īos en la explotaci√≥n de los recursos naturales”, Enr√≠quez insisti√≥ en que “Chile tiene que modificar su matriz productiva basada en la exportaci√≥n de salm√≥n, madera, alg√ļn vino tinto y cobre”.

Durante la charla organizada por el Instituto de las Am√©ricas -a la que asisti√≥ el presidente de la Maison de l’Amerique Latine, el franc√©s Alain Rouquie-, reafirm√≥ su rechazo a un sistema de grandes monopolios en el sector energ√©tico o en los medios de comunicaci√≥n.

Descrito como un “viajero incansable” por Am√©rica Latina, Enr√≠quez dijo que por quien “m√°s afinidad” tiene es por el presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Neg√≥ la “existencia de un movimiento populista” en Am√©rica Latina y critic√≥ el “nacionalismo que s√≠ es peligroso”.

“Tengo mucha simpat√≠a por algunas pol√≠ticas de (Hugo) Ch√°vez, pero no por su nacionalismo”, afirm√≥ Enr√≠quez que salud√≥ algunas decisiones del presidente derechista chileno Sebasti√°n Pi√Īera en pol√≠tica exterior y en la resoluci√≥n del conflicto de los mapuches en huelga de hambre al modificar la ley antiterrorista heredada de la dictadura que “en 20 a√Īos nunca logramos que (cambiara) un presidente de centroizquierda”.

Tendencias Ahora