Notas
Jóvenes pacifistas estadounidenses prefieren internet a las manifestaciones
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La guerra de Vietnam generó numerosas manifestaciones en Estados Unidos, pero los estudiantes pacifistas de hoy no suelen salir a las calles para protestar contra los conflictos en Irak y Afganistán, y prefieren el mundo virtual.

“Hay una gran apat√≠a y una desconexi√≥n creciente de los temas del mundo”, subray√≥ con amargura Hemnecher Amen, estudiante de la universidad de Howard en Washington, en una reciente manifestaci√≥n poco concurrida contra las guerras de Irak y Afganist√°n en las puertas de la Casa Blanca.

Para √©l, esta deserci√≥n se debe a que “los estudiantes se preocupan m√°s por buscar trabajo y ganar dinero”.

Otros creen que muchas asociaciones de izquierda no quieren poner palos en las ruedas a Barack Obama, tan poco tiempo despu√©s del inicio de su mandato. “Existe una especie de confianza en el hecho de que solucionar√° todo”, lament√≥ Sarah Esbenshade, una estudiante de 19 a√Īos, miembro de una asociaci√≥n pacifista de la universidad de Stanford (California, oeste).

Tom Hayden, que fue un √≠cono de las manifestaciones contra la guerra de Vietnam en la d√©cada de 1960, tiene otra explicaci√≥n m√°s simple. En esa √©poca “los estudiantes representaban lo m√°s grueso del movimiento anti-guerra porque exist√≠a el reclutamiento obligatorio, punto”, dijo a la AFP.

Hayden, miembro fundador en 1962 del movimiento “Students for a Democratic Society” (SDS, estudiantes por una sociedad democr√°tica), subraya que los estudiantes de hoy “reorientaron” sus actividades militantes hacia internet, contribuyendo especialmente a la victoria de Obama en las elecciones presidenciales de 2008.

Muchos firman peticiones en internet, escriben o leen blogs, pero para Stanley Aronowitz, que milit√≥ contra la guerra de Vietnam y actualmente ense√Īa sociolog√≠a en la City University de Nueva York, esto no hace m√°s que encerrar a los internautas en una militancia virtual que considera ineficaz.

Reconoce que los sitios de socializaci√≥n como Facebook, Twitter o YouTube tienen un potencial de movilizaci√≥n de masas, “pero atomizan tambi√©n mucho m√°s a la gente que cuando se iba a reuniones y se actuaba colectivamente”.

Jonathan Williams, al frente de la red pacifista Student Peace Action Network, cree que el problema no tiene que ver solo con la apat√≠a de los j√≥venes o de sus preocupaciones inmediatas, como su enorme endeudamiento, sino de una “criminalizaci√≥n de la protesta”.

Relata que fue detenido durante una manifestaci√≥n durante la convenci√≥n republicana el a√Īo pasado y reci√©n fue liberado cuatro d√≠as despu√©s. Cuando, en 2007, polic√≠as utilizaron una pistola paralizante Taser para neutralizar a un estudiante que molestaba durante un discurso del senador dem√≥crata John Kerry, lo ocurrido fue visto en un video m√°s de 7 millones de veces en YouTube. “Despu√©s de ver eso, ¬Ņestamos dispuestos a hablar fuerte?”, se pregunt√≥.

Todd Gitlin, ex presidente de SDS que ense√Īa en la universidad de Columbia de Nueva York, estima que todav√≠a no hay una “masa cr√≠tica” de estudiantes contra la guerra capaces de movilizarse en la calle, pese a que un reciente sondeo de CNN muestra que el 58% de los estadounidenses est√° contra la guerra en Afganist√°n.

Pero si Barack Obama decidiera hacerle caso a su Estado Mayor, que reclama 40.000 soldados adicionales para ese conflicto, “ese podr√≠a ser el detonante”, predijo.

Tendencias Ahora