Nacional


Llaman a conciliación en juicio por víctimas del tsunami del 27/F en Isla Orrego

Diario El Centro
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Tercera Sala Civil de la Corte Suprema otorgó “el más breve plazo posible” para que la parte demandante y el Consejo de Defensa del Estado (CDE) respondan a una propuesta de conciliación en el primer juicio por las víctimas del tsunami que arrasó con la isla Orrego, en plena fiesta Veneciana, en Constitución, el 27 de febrero de 2010.

La tragedia llevó a familiares a presentar numerosas demandas contra el Fisco exigiendo millonarias indemnizaciones. En la región del Maule se radicaron cinco de estas acciones legales, todas en el Primer Juzgado de Letras de Talca. Allí fue acogida solo una de ellas, a favor de tres personas que perdieron a sus parientes, consigna Diario El Centro.

Se trata de Víctor Arriagada, Manuel y José Valdivia. Al primero de ellos, el tribunal le otorgó 60 millones de pesos como indemnización; y los dos restantes 30 millones cada uno. Pero en segunda instancia, la Corte de Apelaciones de Talca revocó esta sentencia, acogiendo la hipótesis de “caso fortuito” o “fuerza mayor”.

Así el expediente llegó en fecha reciente a la Corte Suprema bajo recursos de casación, donde el pasado viernes se realizó la audiencia de conciliación, convocada por el ministro Arturo Prado, por encargo de la tercera sala. Allí acudieron el abogado demandante, Mario Olivares; y Jorge Escobar, por el CDE.

Según consigna el acta, el ministro Prado planteó un acuerdo económico que otorgaba indemnización a los demandantes por un total de 60 millones de pesos, esto es, 40 millones para Víctor Arriagada; así como 10 millones para Manuel y José Valdivia, cada uno. Los abogados se comprometieron a otorgar una pronta respuesta.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados