Tecnología


El útero artificial que salvó la vida de un cordero y que podría hacer lo mismo con bebés

Nature Communications
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un equipo de científicos del Hospital Infantil de Filadelfia, en Estados Unidos, logró mantener con vida a corderos prematuros gracias a una innovadora bolsa plástica.

Se trata de un dispositivo que simula las condiciones del interior de un útero materno, y que cuyas pruebas realizadas han arrojado exitosos resultados.

De hecho, un estudio publicado en la revista especializada Nature Communications que recoge las evidencias del experimento indica que los especialistas pudieron mantener con vida por cuatro semanas a fetos de corderos prematuros.

Si bien es cierto que anteriormente esto ya se había intentado, es la primera vez que se logra con resultados satisfactorios.

Y es que a diferencia de otras pruebas, en las que los sistemas de bombeo lograban una duración máxima de 60 horas (tras lo cual los animales sufrían daños cerebrales), este nuevo experimento alcanzó 28 días en algunos ejemplares.

Hospital Infantil de Filadelfia
Hospital Infantil de Filadelfia

De acuerdo a Alan Flake, líder de la investigación, el objetivo no es el de reemplazar el útero en la primera etapa de la gestación, sino que lo que buscan es desarrollar un mecanismo que permita tratar a los bebés prematuros.

De esta manera, la idea es generar las condiciones necesarias para que después del nacimiento prematuro, el recién nacido pueda estabilizarse. De hecho, esperan hacer las primeras pruebas con bebés en un par de años.

Este avance ha sido destacado por diversos medios internacionales, como la cadena CNN, la que señala que esta bolsa actúa como un saco protector de fluido amniótico artificial, la que está compuesta de agua caliente y sales en permanente renovación.

Lee también Estudiantes japonesas registran el nacimiento de un pollo fuera de su huevo

A su vez, los animales recibieron un flujo sanguíneo con nutrientes y oxígeno mediante su cordón umbilical, el que permaneció conectado a un dispositivo que reemplazó a la placenta. Junto con esto, los encargados de las pruebas midieron los signos vitales a través de una serie de monitoreos electrónicos.

De acuerdo al sitio de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (Medline Plus), un bebé prematuro es aquel que “nace antes de 37 semanas completas de gestación (más de 3 semanas antes de la fecha prevista del parto)”.

El citado portal agrega que es posible que los bebés prematuros tardíos que nacen entre las semanas 35 y 37 de gestación no luzcan prematuros. “Posiblemente no se los ingrese en una unidad de cuidados intensivos, pero aun así están en riesgo de más problemas que los bebés a término”, explica.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados