temas del día

Blogs


Chile: todos somos kiltros

Jorge Fuica | Agencia Uno
Publicado por
Envíanos tu corrección

Hace un par de semanas se lanzó el libro El ADN de los chilenos y sus orígenes genéticos. El libro entrega datos muy relevantes: En la población del territorio chileno el componente genético amerindio (nombre poco apropiado) llega en promedio a 44%; en los estratos socioeconómicos altos existen muchos genes de las Primeras Naciones, contrario a lo que muchos de ellos afirman; quienes pertenecemos a las Primeras Naciones tenemos componentes genéticos europeos (nada nuevo). Al final, somos todos mestizos.

A partir de esto podemos hacer algunas reflexiones.

Tenemos a una aristocracia mirando constantemente a Europa. También pasa con los descendientes de inmigrantes europeos que llegaron en el siglo XIX y XX. Como es de esperar, lo mismo ocurre con quienes son aspiracionales a pertenecer a estos grupos y hasta con el que creyó que porque su apellido aparecía en un listado podría obtener nacionalidad española. Todos ellos mestizos y muy probablemente con mestizaje mapuche.

Cabe recordar que el territorio mapuche, antes de la llegada de los invasores españoles, ocupaba desde la actual región de Coquimbo hasta la de Los Lagos, en el lado Oeste de la Cordillera de Los Andes. Los españoles llegaron a este territorio con muy pocas mujeres, por lo tanto, sus hijos los tuvieron con mujeres mapuche.

El mestizaje en estas tierras ocurre desde hace casi 5 siglos, de ahí que resulta absurdo cuando un chileno se refiere despectivamente a un mapuche cuando la misma sangre corre por su cuerpo. Absurdo es también cuando se extraña al ver a un mapuche con “cara de chileno”: es el chileno quien es medio mapuche y ve sus propios rasgos en otro rostro.

Por otra parte, tenemos el mestizaje en el mundo mapuche. A lo largo de toda la Guerra de Arauco pasaron mapuches y españoles al bando contrario; malones a las ciudades españolas con el cautiverio de mujeres que posteriormente fueron desposadas; mestizaje con inmigrantes de Alemania, Suiza, Italia, entre otros, que llegaron entre los siglos XIX y XX; y finalmente el mestizaje mapuche chileno que se da principalmente con la migración de nuestros abuelos a las ciudades.

También es poco racional la mirada diferenciada de parte muy minoritaria del mundo mapuche hacia los champurria (mestizos mapuche), si consideramos que hasta en quienes tienen ambos apellidos mapuche -y citan linajes, el tatarabuelo Lonko y la tía abuela Machi- exista algún grado de mestizaje.

Al ser todos mestizos ¿se acaba la diferencia entre mapuches y chilenos? ¿Somos todos un mismo pueblo o nación?. La respuesta a ambas preguntas es No. Si bien podemos estar bajo un mismo Estado o estatuto jurídico, somos distintas naciones.

Los mapuche somos Nación. Tenemos elementos genéticos comunes (aunque más importante es la auto afirmación como mapuche), idioma, creencia, espiritualidad y una historia propia. Además tenemos un ordenamiento jurídico: el Ad Mapu, que regula las relaciones entre mapuche y también del mapuche con su medio. Por ser nación es que se reclama que el actual Estado pase a ser Plurinacional.

El Estado chileno ha hecho innumerables intentos por asimilarnos de diversas formas. Una de ellas está en la educación, al hablar de nosotros los mapuche en tiempo pasado, como si estuviéramos extintos; blanqueando nuestra identidad refiriéndose a lo mapuche únicamente cuando es algo “puro”, y ante un mínimo rasgo de mestizaje pasamos a ser chilenos, bajo el ideario que “el chileno es la descendencia del conquistador español y el valiente guerrero araucano”, y por lo tanto cualquier persona con mestizaje ya no es mapuche, sino un chileno más.

En conclusión, somos todos mestizos. Desde la más pelolais al más humilde. ¿Eso nos hace iguales? De ninguna manera, no nos hace mejores ni peores, sino diferentes y es en ese respeto a la diferencia donde podemos buscar las formas de cooperar para progresar en conjunto, como ocurrió en el pasado.

Le haría muy bien a la sociedad chilena mirarse al espejo más seguido y perder el temor a reconocer que somos todos mestizos. Todos kiltros.

Eric Melillanca Torres
Ingeniero Civil en Informática
Magíster (C) en Ingeniería Industrial
Presidente de Corporación de Desarrollo Mapuche Trawün

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)