Blogs
José Huenante: la justicia que no aparece
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅD√≥nde est√° Jos√© Huenante? No se me ocurre otra frase para empezar una columna que hable sobre √©l. Conocer m√°s sobre este caso entristece e indigna. Jos√© era un joven de 16 a√Īos (legalmente un ni√Īo), de origen mapuche y que viv√≠a en una poblaci√≥n de Puerto Montt cuando fue visto por √ļltima vez durante la madrugada del 03 de septiembre de 2005.

Lo √ļltimo que se sabe de Jos√© es que aquella noche estaba con un grupo de amigos muy cerca de su casa. Estaban bebiendo cuando varias patrullas de Carabineros rondaban por el lugar. Testigos aseguran haber visto a Jos√© corriendo delante de una patrulla y c√≥mo en un momento dos polic√≠as se bajaron del veh√≠culo y lo detuvieron. Despu√©s de este episodio, nunca m√°s se supo del paradero de Jos√© Huenante. A Jos√© lo hicieron desaparecer forzadamente sin dejar rastro, en un hecho que recuerda dolorosamente nuestro pasado reciente.

Tras la desaparici√≥n de este adolescente, su familia present√≥ una denuncia ante Carabineros. El Ministerio P√ļblico empez√≥ una investigaci√≥n que conllev√≥ a la formalizaci√≥n de tres uniformados por el delito de sustracci√≥n de menores. M√°s adelante, ciertos informes apuntaron como responsables a esos tres carabineros de alterar el libro de detenidos y el de kilometraje de la patrulla el d√≠a de los hechos. En palabras simples, lo que dice los informes es que al haber sido alterado el libro con los antecedentes de las detenciones qued√≥ registrada una detenci√≥n y no dos, y la detenci√≥n que se elimina es justamente la de Jos√© Huenante. Esto es como si Jos√© nunca hubiera sido detenido.

Este √ļltimo punto no es lo peor para la familia de este joven, pues en el a√Īo 2009 tras una apelaci√≥n de la defensa, la Corte de Apelaciones de Puerto Montt remiti√≥ el caso a la Justicia Militar al considerar que los supuestos delitos habr√≠an sido cometidos por personal policial en acto de servicio. ¬ŅQu√© implicancia tiene que este caso haya pasado a la Justicia Militar? Significa que quienes est√°n investigando a los carabineros involucrados en la desaparici√≥n de Jos√© Huenante son sus mismos pares.

Seg√ļn Amnist√≠a Internacional ning√ļn caso de violaci√≥n a los derechos humanos debe ser visto en la Jurisdicci√≥n Militar, pues la composici√≥n de sus tribunales no garantiza ni m√≠nimamente el debido proceso, la independencia e imparcialidad. De hecho, la Corte Interamericana de Derechos Humanos conden√≥ al Estado de Chile, ya hace m√°s de 10 a√Īos, a reformar la Jurisdicci√≥n Militar limitando su alcance y asegurando que bajo ninguna circunstancia un civil sea sometido a esta jurisdicci√≥n. El actual gobierno ha se√Īalado en diversas ocasiones su compromiso con reformar el C√≥digo de Justicia Militar en esta materia; sin embargo, esta reforma a√ļn est√° en el plano de las buenas intenciones.

El caso de Jos√© Huenante ha sido uno de los que se ha visto directamente afectado por el absurdo sistema de justicia de Chile, imaginen que la Justicia Militar mantuvo sobrese√≠do este caso hasta el a√Īo pasado, lo que ha significado una demora brutal y vergonzosa en el esclarecimiento de los hechos.

La causa fue reabierta recientemente por la falsificaci√≥n de instrumento p√ļblico (la alteraci√≥n de libro de detenciones) e incluso se decret√≥ brevemente la prisi√≥n preventiva como medida cautelar respecto de los tres carabineros imputados. Sin embargo, actualmente los carabineros est√°n nuevamente libres, incluso fueron reincorporados a sus funciones. Es m√°s, la investigaci√≥n est√° nuevamente detenida y con riesgo de ser cerrada. ¬ŅSe entiende entonces por qu√© se duda tanto del accionar de la Justicia Militar para investigar este tipo de casos?

Por otra parte, el Ministerio P√ļblico ha mantenido abierto el caso en Justicia Ordinaria por presunta desgracia. En enero de este a√Īo se presentaron dos querellas – con el apoyo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) – que el Juzgado de Garant√≠a de Puerto Montt admiti√≥ a tramitaci√≥n, pero la investigaci√≥n podr√≠a restringirse s√≥lo respecto de personas civiles eventualmente involucradas, estando hoy a la espera del resultado de diligencias pendientes. El INDH y otros abogados de la zona han hecho este esfuerzo para transferir el caso a la Justicia Ordinaria, donde el juicio debi√≥ haber sido visto desde el primer momento.

Esta cuestionable separaci√≥n de causas ha sido, en parte, lo que ha mantenido el caso de Jos√© Huenante en el limbo de la impunidad. Es de esperar que este nuevo esfuerzo en Justicia Ordinaria se extienda tambi√©n a investigar a los Carabineros presuntamente involucrados, y permita acercarse a la verdad sobre lo que pas√≥ con Jos√©, quien ha sido considerado como el primer detenido desaparecido en democracia seg√ļn el informe de derechos humanos de la Universidad Diego Portales del a√Īo 2009.

Cuando ya se acerca un nuevo 03 de septiembre, su familia sigue clamando justicia desde el sur de Chile. Ser√°n 11 a√Īos de b√ļsqueda en que sus seres queridos han tenido que vivir con un dolor inmenso que parece poco importar al sistema judicial chileno.

C√≥mo es posible que, pese a que el caso se est√© investigando tanto en la Justicia Ordinaria como en la Militar, ninguna haya dado a√ļn con los responsables de esta desaparici√≥n. C√≥mo es posible que despu√©s de 11 a√Īos no se sepa qu√© pas√≥ con Jos√©, ese chico humilde que deambul√≥ su ni√Īez por diferentes casas, incluyendo un hogar de menores. Ese joven que en vez de estar estudiando estaba trabajando en empleos precarios con el fin de apoyar econ√≥micamente a su familia. Es dif√≠cil no pensar que estas tristes condiciones est√©n influyendo tambi√©n en el mezquino avance de la investigaci√≥n y lo poco que se ha conocido p√ļblicamente.

‚ÄúP√≥nganse en nuestro lugar, les decimos a quienes saben, que hablen, que digan qu√© pas√≥ y d√≥nde est√°. Que nos permitan darle una digna sepultura‚ÄĚ, manifiesta la familia de Jos√© Huenante. Mientras tanto, como si viviera en una realidad paralela, Chile sigue manteniendo su indignante doble sistema de justicia que no hace otra cosa m√°s que facilitar la impunidad en casos como √©ste.

Por Ilsen Jara
Directora de Comunicaciones de Amnistía Internacional Chile

URL CORTA: http://rbb.cl/er5q
Tendencias Ahora