temas del día

Internacional


Realizan juicio en España contra Greenpeace y un fotógrafo por protesta antinuclear

Jose Jordan | AFP
Publicado por
Envíanos tu corrección

Dieciséis militantes de Greenpeace y un fotoperiodista comparecerán a partir de este jueves ante un tribunal de Valencia que podría condenarlos hasta dos años y ocho meses de prisión por haber entrado en una central nuclear española en 2011.

Los 16 activistas y el fotoperiodista Pedro Armestre, colaborador habitual de AFP, están acusados de problemas de orden público y de herir a dos guardias de seguridad. Se trata del proceso más duro contra la ONG en España.

“Nunca la ONG había sido perseguida por cargos tan graves” en España, declaró a lAFP su abogado desde hace 24 años, José Manuel Marraco.

El 15 de febrero de 2011, militantes de Greenpeace consiguieron penetrar en las instalaciones de la central nuclear de Cofrentes de la compañía Iberdrola, cerca de Valencia .

Se trata de la central más potente en España y acumula 30 años de actividad. En 2013, generó un 14,7% de la producción eléctrica de origen nuclear en el país y casi un 5% del total de electricidad producida.

Los militantes treparon rápidamente por una de las torres de refrigeración, de una altura similar a la de un edificio de 50 plantas. Allí se quedaron colgados varias horas tras haber escrito en la torre con enormes letras de color negro “Peligro Nuclear”.

Según la fiscalía e Iberdrola, en su intrusión los militantes se enfrentaron a los guardias de seguridad y en medio de la confusión hirieron a uno de ellos con una sierra radial en la barriga y otro fue golpeado en la cabeza.

Los desórdenes públicos son punibles con hasta dos años de prisión en el país mientras que las heridas, leves, pueden conllevar hasta ocho meses.

Los militantes de Greenpeace aseguran que el guarda víctima de una herida en el abdomen se hizo daño con una de las alambradas de espino.

La ONG insiste además en que según el artículo 45 de la Constitución española todos los ciudadanos “tienen derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado” así como “el deber de conservarlo”.

Armestre, de 42 años, premiado en numerosas ocasiones por su trabajo especialmente con el galardón Ortega y Gasset de periodismo 2014, explicó por su parte que él solo hacía su trabajo de periodista.

“Lo que quieren es tapar los ojos de quien quiere mostrar”, declaró a AFP, subrayando que esta intrusión demuestra la inseguridad de la central. El proceso está previsto hasta el 11 de diciembre.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados