temas del día

Notas


EEUU: Debate sobre presupuesto sube de tono y ambas cámaras se reúnen este sábado

Ximena Navarro | Agencia UNO
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los republicanos buscaban asignar a sus adversarios demócratas la responsabilidad del bloqueo en el Congreso este viernes, cuarto día de parálisis del gobierno federal.

Señal del nerviosismo reinante, la Cámara de Representantes y el Senado se reunirán el sábado para intentar nuevamente salir del impasse en el debate sobre el presupuesto.

“¡Esto no es un maldito juego!”, dijo, enojado, el representante republicano John Boehner a periodistas, luego de que un responsable del gobierno, bajo anonimato, fuera citado por el diario The Wall Street Journal señalando que estaban “ganando” la batalla contra los republicanos en esta crisis.

La opinión pública, según las encuestas, responsabiliza en más del 70% a los republicanos por la parálisis.

El presidente Barack Obama había dicho el jueves que Boehner busca complacer a los extremistas de su partido. El mandatario canceló su viaje a la cumbre de la APEC en Indonesia por la parálisis presupuestal en el Congreso en Washington, en donde el tono sube entre demócratas y republicanos.

“Debido a la parálisis de servicios, el viaje del presidente Obama a Indonesia y Brunei ha sido cancelado”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

“El presidente tomó esta decisión a causa de las dificultades para realizar la gira ante la parálisis gubernamental y su determinación de continuar presionando para que los republicanos habiliten una votación inmediata para reanudar las actividades”, agregó.

El secretario de Estado, John Kerry, presidirá la delegación estadounidense a ambos países en lugar del mandatario, que debía partir el sábado y quien hizo de sus relaciones con Asia una prioridad desde que asumió en 2009.

Analistas políticos habían estimado que un viaje de Obama podría brindar ocasión a sus enemigos republicanos para acusarlo de dar más importancia a la escena internacional que a atender sus obligaciones en casa.

No obstante, también habían advertido que la ausencia de Obama en Asia podría dañar los intereses de Washington en esa región, permitiendo a competidores como China argumentar que Estados Unidos no es un socio confiable.

Otra consecuencia de esta crisis a nivel internacional es que la Unión Europea anunció el viernes que la segunda ronda de negociaciones con Estados Unidos sobre un acuerdo de libre comercio, que debía iniciar el lunes, fue anulada.

Además, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró el viernes que los servicios del Tesoro encargados de aplicar las sanciones económicas contra Irán o Siria, “ya no son capaces de asegurar sus funciones básicas” por falta de personal.

Una pulseada sin ganadores

La parálisis de servicios públicos que comenzó el martes dejó parados y sin sueldo a 800.000 funcionarios del Estado, alrededor de 43% del total, según estimaciones privadas.

El Congreso, controlado a medias por demócratas y republicanos, no llega a un acuerdo que permita aprobar un presupuesto y el Estado federal no puede funcionar sin esa ley.

“No hay ganadores cuando las familias no tienen certezas sobre si recibirán sus salarios o no”, dijo Obama en la Casa Blanca.

“Nadie gana. Ese es el punto. Debemos superar esto lo antes posible”, añadió el presidente, quien realizó un inusual paseo junto al vicepresidente Joe Biden, que rodeados de agentes del servicio secreto, caminaron por la Avenida Pennsylvania, frente a la Casa Blanca hasta una tienda de venta de sandwiches que ofrece 10% de descuento a empleados públicos de vacaciones forzadas.

“Este ‘cierre’ (‘shutdown’, como se conoce a este bloqueo en inglés) podría terminar hoy”, dijo Obama a reporteros y llamó al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, a permitir que se vote sobre un presupuesto.

El presidente se ha negado a negociar con los republicanos bajo condiciones como la de establecer recortes al presupuesto de la ley de salud -el principal logro del mandatario- aprobada en 2010 y refrendada por la Corte Suprema.

Los republicanos amenazan por su parte con atar a esta negociación presupuestal la autorización para que Estados Unidos emita más deuda.

El fantasma de un default

Sin un acuerdo que permita aumentar el tope legal de endeudamiento del país, Estados Unidos podría entrar en moratoria por primera vez en su historia.

“Reabran el gobierno y aseguren que paguemos nuestras cuentas”, reclamó nuevamente Obama este viernes.

El tope de endeudamiento, que se alcanzó en mayo, es de 16,7 billones de dólares, y el déficit mensual ronda los 60.000 millones de dólares que deben ser obtenidos en los mercados financieros.

El gobierno funciona actualmente en base a “medidas extraordinarias” adoptadas por el Tesoro.

Sin embargo, esas medidas se acabarán el 17 de octubre, y dejarán al Tesoro con una pequeña cantidad de dinero en relación a sus necesidades de pago.

El secretario del Tesoro, Jacob Lew, dijo en una entrevista a Fox Business Network el jueves que esa fecha es “muy real”. “Rápidamente no tendremos más tesorería”, insistió.

En 2011, la calificadora Standard & Poor’s recortó la nota “triple A” de la deuda soberana de EEUU cuando el país rozó el default por un bloqueo similar en el Congreso.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados