temas del día

Notas


La aldea donde el mejor amigo del hombre es la cigüeña

Poland Travel | Facebook
Publicado por
Envíanos tu corrección

Es una hermosa historia de convivencia feliz: con más cigüeñas que gente en el verano, la aldea polaca de Zywkowo protege a estas majestuosas aves, portadoras de turistas, prosperidad, y según la leyenda, hasta bebés.

“En la década de 1960, había 120 habitantes de la aldea y 20 cigüeñas. Hoy en día, es todo lo contrario”, dijo a la AFP Wladyslaw Andrejew, un granjero jubilado de 64 años.

Con el apoyo de una ONG y fondos europeos, esta aldea en el norte de Polonia, muy próxima al territorio ruso de Kaliningrado, cuenta con estas aves zancudas para atraer a los turistas, generar trabajo y contrarrestar el éxodo rural.

Por eso, los aldeanos no escatiman esfuerzos para recibir a este gran pájaro blanco, símbolo de suerte para los pueblos eslavos y escandinavos.

“Se siegan los prados, se cavan estanques, se montan nuevas plataformas para sus nidos, se reparan las viejas, se aíslan las líneas eléctricas para la seguridad de las aves”, dijo a la AFP Adam Lopuszynski, gerente de una granja que pertenece a la asociación PTOP, una ONG para la protección de las aves con sede en Bialystok, en el noreste de Polonia.

Aunque la región es demasiado pobre para retener a los jóvenes, estas aves de pico rojo han encontrado en Zywkowo su paraíso en la Tierra. Más de 15.000 parejas de cigüeñas blancas llegan cada año a Polonia. En este país de lagos y pantanos hay 50.000 de estas aves, lo que representa el 20% de la población mundial, según las autoridades locales.

“Lloramos al verlas partir”

Andrejew ha sido un apasionado de las cigüeñas desde su infancia. Ha arreglado y construido nidos para sus alados amigos en los techos, árboles y postes de su granja. Las ha censado, observado, a veces alimentado y protegido. En 2004, un año récord, recibió en su granja 27 parejas que tuvieron 38 crías.

“Con las cigüeñas es como con todo lo relacionado con la naturaleza: hay que ponerles corazón. Y luego traen buena suerte”, aseguró. “Siempre hemos vivido bajo el ala protectora de cigüeñas y nunca conocimos la pobreza”.

Todos los años se impacienta en primavera cuando escucha los característicos graznidos de estas aves procedentes de África, que llegan a pasar el verano a Polonia.

“En invierno, cuando las cigüeñas no están, el silencio es terrible”, dijo. “En otoño lloramos al verlas partir”.

Al jubilarse, Andrejew vendió a la asociación PTOP su antigua casa de labranza, donde se lanzaron una serie de proyectos para promover la acogida de cigüeñas en la región.

Un futuro gracias a las cigüeñas

Zywkowo, otrora en decadencia y sin esperanza, ve en las cigüeñas una segunda oportunidad.

“Compramos camiones con elevadores como los que usan los bomberos, que nos ayudan a reparar los grandes nidos en lo alto”, contó Lopuszynski.

A la gente le encanta ver a las cigüeñas posadas en grandes nidos, que pesan unos 500 kilos, pero pueden alcanzar las dos toneladas, en los tejados de sus casas.

La asociación PTOP adquirió o arrendó 75 hectáreas de tierra alrededor de Zywkowo. La ONG las explota de manera convencional, ya que “las cigüeñas se instalan donde hay un mosaico de pequeñas parcelas de tierra”, explicó Lopuszynski.

“Queremos demostrar que si se cuida la naturaleza, se puede vivir ‘pico a pico’ con las cigüeñas”, agregó este sociólogo devenido experto en vida animal.

Una gran torre de observación construida por PTOP atrae a los observadores de aves. Un recorrido didáctico por el pueblo ofrece a los turistas que pasan la información necesaria acerca de estas aves.

El programa de tres años para la protección de las cigüeñas en la zona de Zywkowo, cofinanciado por la Unión Europea, cuesta unos 1,5 millones de euros, afirmó Sebastian Menderski, responsable de PTOP.

“Hacemos todo pensando en las cigüeñas”, dijo a la AFP.

Para el alcalde del pueblo, Stefan Hryszko, el futuro de la región está relacionado con las cigüeñas. “Si todos los jóvenes se van, el pueblo va a desaparecer”, indicó.

“Gracias a la cigüeña, hay inversiones, hay puestos de trabajo y se construye. Eso mantendrá la vida aquí”.

Además, “¡la cigüeña es la que trae a los recién nacidos! Según algunos, es suficiente que una mujer vea a una cigüeña para que quede embarazada”, bromeó Andrejew, padre de cinco hijos, en referencia a la antigua leyenda que inspira libros para niños, avisos publicitarios e incluso participaciones de nacimiento.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados