Regi贸n Metropolitana
Viernes 08 noviembre de 2019 | Publicado a las 10:51
Monse帽or A贸s llam贸 a cambiar la Constituci贸n y asegur贸 que en Chile se han violado los DD.HH.
visitas

El pronunciamiento m谩s claro de la Iglesia Cat贸lica chilena respecto del estallido social que se vive en el pa铆s se conoci贸 durante esta jornada.

Tres semanas despu茅s de iniciadas las revueltas en Chile, el administrador apost贸lico de la arquidi贸cesis de Santiago, monse帽or Celestino A贸s, se refiri贸 a la situaci贸n y coment贸 que lo que se necesita en Chile es una nueva Constituci贸n.

Mediante un comunicado enviado por el Arzobispado de Santiago, A贸s se帽al贸 que el pa铆s necesita un pacto social que incluya cambios en la carta magna, porque otras soluciones solo sera un maquillaje que desembocar谩 en unos estallidos.

Ante dicha propuesta, indic贸 que espera que la nueva Constituci贸n respete la libertad de culto y de expresi贸n de fe, que toque la repartici贸n de los bienes y se haga cargo de la divulgaci贸n de noticias falsas.

Sin embargo, declar贸 que le cuesta entender que la Constituci贸n defienda al derecho a vivir y se haya legalizado el aborto (Nota de la redacci贸n: bajo tres causales).

“Si no se hacen cambios profundos, estaremos hablando de maquillaje y volveremos a repetir la misma historia y el estallido va a ser igual de fuerte o mayor. La sociedad y los que est谩n sufriendo est谩n muy alertas, y no van a tolerar algo que no se sostiene. Por tanto, creo que tiene que haber cambios profundos, pero los cambios profundos no son s贸lo en las estructuras, sino que tambi茅n en las personas. Es indudable que hay que cambiar la Constituci贸n y ciertas estructuras, pero tambi茅n es indudable que tenemos que cambiar a la persona que est谩 dispuesta a ir a quemar un bien p煤blico o a insultar al otro”, expres贸.

A su juicio, las injusticias que se viven en Chile “colmaron el vaso”. Adem谩s, llam贸 a formar un pacto social donde todos se escuchen y nadie se imponga sobre el otro.

“Tenemos que ponernos de acuerdo los chilenos sobre qu茅 queremos decir con pacto social, porque, en definitiva, no es un encuentro para imponernos hegem贸nicamente los unos por sobre los otros, sino para escucharnos, para discernir juntos y llegar a puntos de consenso. Cuando hablamos de un pacto social indudablemente que es un compromiso que est谩 sobre la base del respeto a los derechos y deberes fundamentales”, asever贸.

Rol de la Iglesia

Para A贸s, “el el dolor que estamos padeciendo, y que est谩 recayendo sobre todo en los m谩s pobres, nos tiene que llevar a reflexionar sobre el por qu茅 se ha producido y c贸mo podemos evitar que se produzca de nuevo. Tendremos que aprender de esta crisis y pensar sobre las estructuras que estaban y que han llevado a colmar el vaso, pero tambi茅n sobre este otro Chile que estamos descubriendo”.

Por ello, al referirse al rol que debe tener la Iglesia en lo que sucede en el pa铆s, llam贸 a los cristianos a usar el arma m谩s fuerte, la oraci贸n, para rezar por Chile y los chilenos.

“Si vamos a hacer este pacto social, tenemos que hacer lo que podamos en nuestras iglesias. Tenemos infraestructura, locales, salones de catequesis o parroquiales y a veces la gente de la poblaci贸n no tiene otro lugar donde reunirse. Abramos nuestras iglesias, convoqu茅moslos a que dialoguen, a que expresen sus sentimientos. Hay gente que est谩 muy tensa, con miedo o quiz谩 con rabia”, argument贸.

A贸s fue m谩s all谩 y dijo que ser铆a bueno fomentar cabildos ciudadanos en parroquias: “Tenemos derecho a dar una mirada cristiana, pero creo que nuestras parroquias y locales deben abrirse para un di谩logo no s贸lo de los cat贸licos, porque hay gente que piensa que la moral es de patrimonio de nosotros los cat贸licos y no. Nosotros podemos exponer nuestra manera de pensar las cosas, de desearlas y habr谩 que llegar a acuerdos, precisamente para eso se convoca un pacto social”.

Autocr铆tica

El monse帽or tambi茅n realiz贸 una autocr铆tica a nombre de la iglesia chilena, indicando que todos en Chile “tenemos una cuota de responsabilidad, ciertamente algunos m谩s que otros, porque cuando uno asume un cargo de responsabilidad asume tambi茅n mayor responsabilidad y exigencia, pero ninguno puede decir yo no tengo nada que ver con esto”.

“Como Iglesia tenemos que considerar nuestra propia fragilidad y la de nuestros hermanos. En la Iglesia estamos todos y cuando vamos a misa decimos yo confieso ante Dios que soy pecador y reconozco todos los pecados de mis hermanos. En segundo lugar, ver lo que estamos tratando de hacer ante delitos tan desconcertantes como los abusos, debemos preguntarnos como seres humanos c贸mo llegamos a esto, pues lo importante es mirar al futuro y pensar qu茅 tenemos que hacer para que esto no vuelva a repetirse, para que no vuelva a haber abusos y para que no haya violencia. Esta es nuestra autocr铆tica, nosotros no nos erigimos en jueces”, explic贸.

Junto con ello, anunci贸 que el Arzobispado de Santiago est谩 avanzando en una pol铆tica de ajuste de brecha salarial en sus sueldos.

Derechos Humanos

A贸s asegur贸 tambi茅n que durante las manifestaciones “se han producido violaciones a los derechos humanos“.

“Los muertos nos duelen. Todos y cada uno de ellos. Y los heridos tambi茅n. Tanto si llevan uniforme como si no llevan. M谩s all谩 de si un se帽or vulnerado en sus derechos humanos ten铆a una investidura por ser miembro de una instituci贸n respetable, da lo mismo, porque hubiera sido lo mismo con una vulneraci贸n de derechos a la vecina de la esquina. Las personas tenemos la misma dignidad o no la tenemos. Todos son personas y todos son ciudadanos de este pa铆s. Por eso es que nos duelen”, dijo.

Ante esto, pidi贸 que se investiguen los casos de muertos durante el estallido social y que se establezcan las responsabilidades correspondientes.

Por 煤ltimo, llam贸 a no justificar la violencia y a manifestarse de forma pac铆fica para defender las leg铆timas demandas de la ciudadan铆a, junto con tener paciencia ya que “pretender que Chile va a cambiar todo y hacerlo todo en un d铆a, m谩s en un momento de nerviosismo, no, hay que hacerlo pero se requiere tiempo y paz”.

Tendencias Ahora