Nacional
Hallazgo de partículas de oro en la Patagonia da pistas concretas del origen del metal
Publicado por: Emilio Lara
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los metales que el ser humano explota están ubicados en la corteza terrestre, la primera de las tres capas que conforman el planeta tierra. No obstante, poco se sabe de cómo éstos llegaron hasta ahí, mucho menos cómo se formaron.

Para ello, investigadores del grupo N√ļcleo Milenio Trazadores de Metales de la Universidad de Chile se trasladaron hasta las cercan√≠as del Macizo del Deseado, en la Patagonia argentina, para tratar de dilucidar esta pregunta, espec√≠ficamente por la alta concentraci√≥n de oro en la corteza que hay en la zona.

All√≠ los ge√≥logos encontraron part√≠culas de oro del grosor de un cabello, las cuales representan “la primera pista concreta en el mundo sobre la ra√≠z del preciado metal”: tiene su origen en el manto profundo, la segunda capa del planeta, detallaron en la p√°gina web del plantel p√ļblico.

El descubrimiento desafía la creencia que, hasta el momento, indicaba que los yacimientos minerales, también de oro, se generaron en la capa más externa del planeta.

Adem√°s, y en cuanto a la zona del estudio en espec√≠fico, √©sta tiene una predisposici√≥n natural a generar el preciado metal, fen√≥meno que habr√≠a visto su g√©nesis tras la separaci√≥n de Am√©rica del Sur y √Āfrica.

“Esta historia se remonta a cuando Sudam√©rica y √Āfrica formaban un solo continente. La separaci√≥n de ambos territorios habr√≠a sido provocada, entre otros factores, por el ascenso del manto profundo o pluma mant√©lica“, precisaron.

As√≠, y pese a que se cre√≠a que los yacimientos se generaban en la corteza, el estudio se√Īal√≥ que hasta el momento no se consideraba las capas inferiores, espec√≠ficamente “una ra√≠z m√°s profunda en el manto”.

“Esta nueva evidencia cient√≠fica podr√≠a aportar a una exploraci√≥n m√°s sofisticada de yacimientos que considere no s√≥lo im√°genes superficiales o ‘radiograf√≠as’ de la corteza para su b√ļsqueda, sino que tambi√©n indague en las profundidades del manto, hasta donde podr√≠a trazarse el origen de la existencia de uno de los metales que m√°s ha encandilado a nuestra especie”, agregaron los ge√≥logos.

Tendencias Ahora