Vida
S√≠ndrome de la Impostora: cuando tu peor enemiga eres t√ļ
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hoy en día las mujeres trabajan de igual a igual con los hombres, lo que no siempre se ve reflejado en los balances o siquiera en los sueldos. Esta visión machista de la sociedad ha provocado la aparición de un fenómeno que afecta a una parte importante de la población, y en muchos casos, sin que ellos lo sepan.

El Síndrome de la Impostora es el nombre del trastorno en el que los pacientes piensan que no merecen estar dónde han llegado y que son un completo fraude.

Esto no se trata de falsa modestia o humildad sino que ellos realmente creen no tener las capacidades, experiencia o incluso inteligencia para desarrollarse laboralmente.

Seg√ļn explic√≥ al diario espa√Īol El Pa√≠s, Jos√© A. M. Vela, soci√≥logo y doctorando en estudios Interdisciplinares de G√©nero de la UAM, el S√≠ndrome de la Impostora podr√≠a definirse ‚Äúcomo la falta de autoestima para desempe√Īar un puesto en espacios tradicionalmente masculinos (…) y responde a esta autopercepci√≥n por la cual una persona se ve menos cualificada para un puesto, cargo o desempe√Īo dado, que sus compa√Īeros‚ÄĚ, explica

TUmblr
TUmblr

Para disimular este sentimiento de “fraude”, se sobrecargan de trabajo, rechazando la ayuda del resto, y cuando logran conseguir la meta lo atribuyen al esfuerzo extra que hicieron y no a su propio merito.

‚ÄúA pesar de contar con logros acad√©micos y profesionales extraordinarios, est√°n convencidas de que en realidad no son inteligentes y de que han enga√Īado a quienes creen que s√≠ lo son. Creen que su √©xito ha sido cuesti√≥n de suerte y que, salvo que realicen un trabajo herc√ļleo, no podr√°n mantener el enga√Īo‚ÄĚ, aseguraron las psic√≥logas norteamericanas Pauline Rose Clance y Suzanne A. Imes, quienes investigaron el tema a principio de la d√©cada del 70.

TUmblr
TUmblr

Cuando no sabemos manejar estos problemas de autopercepción, generalmente por desconocimiento de lo que nos ocurre, el cerebro hace que se manifeste esa angustia a través de molestias físicas como problemas gastrointestinales, jaquecas, tensión o dolor muscular, insomnio, apatía, conductas de desorden en los hábitos alimentarios; etc.

Nadie est√° libre

‚ÄúA veces me despierto en la ma√Īana antes de ir a un rodaje, y creo que no puedo hacer esto, que soy un fraude‚ÄĚ, cont√≥ la actriz brit√°nica ganadora del √ďscar Kate Winslet hace algunos a√Īos, quien claramente padece este trastorno.

Algo similar ocurri√≥ con su compatriota Emma Watson, quien confes√≥ que lucha contra este problema. “Tengo un sentimiento de inconformidad hacia m√≠ y lo peor es que √©ste aumenta d√≠a a d√≠a. A veces pienso, ‘en alg√ļn momento la gente se va a dar cuenta que soy un fraude total, no merezco nada de lo que logrado durante los √ļltimos a√Īos"”, confes√≥ hace a√Īos a la revista Rookie.

El t√©rmino S√≠ndrome de la Impostora, del cual hay que dejar en claro que no es una enfermedad sino que un conjunto de s√≠ntomas o circunstancias que explican que tengamos un determinado comportamiento o forma de ver las cosas, comenz√≥ a ser utilizado a finales de la d√©cada del 70, cuando expertos de la Universidad de Georgia identificaron el fen√≥meno. Desde entonces ha sido investigado lleg√°ndose a la conclusi√≥n que hasta un 20% de las personas en el mundo lo han experimentado en alg√ļn momento.

TUmblr
TUmblr

Los síntomas son complejos de identificar, pues suelen ser pensamientos privados, sin embargo, si crees tener alguno de los hábitos que mencionamos a continuación, entonces probablemente deberías consultar con un especialista.

– Trabajar m√°s de la cuenta por temor a no estar a la altura.
– Desaprovechar oportunidades por miedo a no lograrlas.
Rechazar responsabilidades o nuevas tareas.
No pedir aumentos de sueldo o no con la seguridad esperada.
– No ser capaz de aceptar cumplidos o minimizarlos con un ‘Lo podr√≠a haber hecho mejor’ o ‘Lo puede hacer cualquiera’.
Quitarse méritos.
– No expresar las propias opiniones por miedo a parecer poco inteligente.
– Tratar de buscar la aprobaci√≥n de los dem√°s y de impresionar para que otros confirmen lo que t√ļ misma no te crees: que eres buena profesional.
– Dejar las tareas para el √ļltimo momento o posponerlas como excusa para protegerte de las cr√≠ticas: si no las terminas o las haces a toda prisa, no podr√° demostrarse fehacientemente que no sabes llevarlas bien a cabo.

TUmblr
TUmblr
URL CORTA: http://rbb.cl/gs33
Tendencias Ahora