Internacional
Martes 28 agosto de 2018 | Publicado a las 11:09 · Actualizado a las 11:43
"Mamá soy gay": la confesión que acabó en suicidio de un niño alentado por sus compañeros
Publicado por: Paola Alemán
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas

El pasado 20 de agosto, Jamel Myles iba en el auto con su madre. Se dirigía a su primer día de escuela. El cuarto básico esperaba al niño de 9 años.

El verano y el descanso lo armaron de valor para confesar a su madre, Leia Pierce: “Mamá, soy gay.”

“Se veía tan asustado cuando me lo dijo. Pensé que estaba jugando, así que miré hacia atrás porque estaba conduciendo, y él estaba acurrucado, muy asustado. Yo le dije: todavía te amo “, dijo Pierce a la estación televisiva KDVR TV.

Sus palabras lo alentaron a su regreso a clases, a hablar con sus compañeros de curso sobre su orientación sexual.

“Fue a la escuela y dijo que iba a decirle a la gente que era gay porque estaba orgulloso de sí mismo”, recordó su madre.

Sin embargo, la comprensión que el niño encontró en su progenitora, no fue la misma que recibió de sus compañeros de aula, a quienes reveló sus sentimientos.

Todo lo contrario. Ellos lo habrían alentado a suicidarse, según lo relató la hermana mayor de Jamel, a quien este le habría contado lo dicho por los otros estudiantes.

KDVR TV
KDVR TV

Así transcurrieron 4 días en la escuela. La noche del pasado jueves 24 de agosto, Pierce, encontró a su hijo en su habitación, sin vida, sin que se sepa la forma en que este decidió suicidarse. Le había tomado la palabra a sus compañeros de curso.

“Cuatro días es todo lo que se necesita en la escuela. Imagino lo que le dijeron”. Mi hijo le dijo a mi hija mayor que los niños de la escuela le dijeron que se suicidara. Estoy triste de que no haya acudido a mí”, reveló una devastada madre, quien días antes le entregó su total apoyo al niño, pero el mundo allá afuera era otro.

KDVR TV.
KDVR TV.

Del luto, a la fuerza de salvar más vidas

Leia Pierce no tiene ahora a su hijo, pero parece sacar fuerzas de donde no las hay en momentos tan difíciles como el que atraviesa. Está determinada a compartir su historia, para evitar que el bullying, arrebate otra vida.

Si bien la escuela de Jamel, se ha ocupado del caso, enviando cartas a los padres y reuniéndose con ellos para hablar de lo ocurrido, para Pierce, la situación va más allá de estos llamados.

“Debemos rendir cuentas por el bullying (los padres). Creo que los niños deberían hacerlo. Porque saben que está mal. Los padres deben ser retenidos porque obviamente les están enseñando a ser así, o lo están tratando así”, aseguró la madre de Jamel.

El departamento de policía de Denver, está investigando el caso, pero no se sabe de alguna detención al respecto.

Leia le dijo a la prensa, que no desea que algún padre pase por lo que ella está viviendo ahora. El dolor que muestra es grande, pero también quiere sentar un precedente por este caso que ha sido noticia mundial, dados los resultados del acoso que vivió Jamel.

La mujer ha compartido buena parte de las conversaciones que tuvo con su hijo, luego que este le confesara ser gay. Jamel le pidió que le comprara ropa de niña, porque niño ya no se sentía.

KDVR TV
KDVR TV

“Sé que me compras cosas de niño porque soy un niño, pero prefiero vestirme como una niña”, fueron las palabras del pequeño en su último verano con vida.

En tanto, el distrito de Denver, sigue ofreciendo ayuda psicológica a una familia que no está dispuesta a darse por vencida y sigue contando su historia, por más triste que sea.

Tendencias Ahora