TV y Espect√°culo
Domingo 19 mayo de 2019 | Publicado a las 12:24
Alexandria Ocasio-Cortez: La joven que incomoda a la élite política de EE.UU. y brilla en Netflix
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tiene s√≥lo 29 a√Īos y pas√≥ de ser mesera en un bar de Nueva York a una representante en el Congreso de Estados Unidos, marcando la historia al ser la m√°s joven en obtener una silla en la c√°mara, as√≠ al menos lo informa el diario espa√Īol El Pa√≠s.

Latina, de origen puertorrique√Īo, se ha manifestado defendiendo a la clase obrera, pero por sobre todo, con un ideal que va m√°s all√° de la discusi√≥n entre dem√≥cratas y republicanos, declarando que su lucha ‚ÄúEs sobre los que est√°n arriba y abajo‚ÄĚ. .

Con una campa√Īa en base al esfuerzo, al contacto con la gente, caminatas eternas consiguiendo firmas para postularse y el apoyo de an√≥nimos, logr√≥ conseguir lo que quer√≠a y dar el primer paso para comenzar a incomodar a la pol√≠tica americana.

Alexandria, la chica del Bronx

El esta√Īo que consigui√≥ como representante corresponde a la zona donde se cri√≥, Bronx y Queens, sacando de la carrera en primarias a un veterano dem√≥crata, Joe Crowley, quien durante 14 a√Īos no se enfrent√≥ a otro candidato y que fue aplastado por una novedosa Alexandria Ocasio-Cortez o AOC como la denomin√≥ la prensa.

Tiene un conocimiento privilegiado de las redes sociales, considerando a sus compa√Īeros del congreso cuya edad promedio est√° en los 57,8 a√Īos, las que utiliz√≥ para transmitir su mensaje a los votantes, con una campa√Īa refresc√≥ pol√≠tica americana.

Apost√≥ por diferenciarse de las √©lites de la pol√≠tica, rechazando donaciones de empresas para su campa√Īa, tal como lo hizo Bernie Sanders, para quien trabaj√≥ siendo organizadora en la campa√Īa de 2016, consign√≥ El Pa√≠s.

Hija de Sergio Ocasio, arquitecto, y Blanca Ocasio-Cortez, puertorrique√Īa due√Īa de casa, vivi√≥ tranquila hasta que en 2008, plena crisis econ√≥mica en Estados Unidos, su padre falleci√≥ a causa de c√°ncer, por lo que su familia qued√≥ al borde de la banca rota.

Respecto de su padre, la activista declar√≥ que “perderlo en un momento en el que apenas comienzas a entender el mundo, fue algo muy duro… no sab√≠a nada de nada” con voz quebrada recordando la dif√≠cil √©poca.

As√≠ fue como comenz√≥ a trabajar largas jornadas de mesera, mientras su madre limpiaba casas, declarando a Netflix que su trabajo como camarera la prepar√≥ muy bien para la campa√Īa. “Estoy acostumbrada a estar de pie 18 horas al d√≠a, estoy acostumbrada a recibir mucha presi√≥n, estoy acostumbrada a que la gente quiera hacerme sentir mal” mencion√≥ mientras preparaba tragos en Flats Fix, su antiguo empleador.

No poseía mucha experiencia en política, aunque había trabajado para el senador Ted Kennedy (fallecido en 2009), mientras estudiaba Economía y Relaciones Internacionales en la Universidad de Boston. Esto fue suficiente para que su hermano menor enviara su candidatura a un grupo afín a Sanders, que reclutaba postulantes al congreso, afirmó la revista Vanity Fair.

As√≠ fue como se lanz√≥ en una campa√Īa imposible para una chica que se ganaba la vida trabajando detr√°s de la barra de un bar, pese a tener estudios universitarios que la pudieron llevar a trabajar en Wall Street, aunque declaraba a Vogue que no podr√≠a porque la habr√≠a matado por dentro y sab√≠a que podr√≠a hacer otra cosa.

Sin embargo, logr√≥ lo impensado y fue a Washington D.C. para arrastrar a millennials, sumar propuestas m√°s izquierdistas (respecto de la ideolog√≠a americana) en el centro del debate y causar sensaci√≥n, destac√≥ el diario espa√Īol.

“Hemos hecho historia esta noche” se√Īal√≥ con una gran sonrisa, mientras celebraba su triunfo en Queens, donde lleg√≥ acompa√Īada de su pareja y sus asesores, en una actitud de nerviosismo que acab√≥ cuando logr√≥ divisar su rostro en una pantalla, la se√Īal clave que la nombraba como ganadora de la contienda pol√≠tica.

Poco a poco se convirti√≥ en una celebridad de la pol√≠tica, al nivel que cuando a√ļn no pon√≠a un pie en el congreso ya estaba posando para Annie Leibovitz, una de las fot√≥grafas mejor pagadas del mundo, que llev√≥ sus im√°genes a Vogue, en una cr√≥nica previa a la llegada de AOC a la capital.

Las fotograf√≠as la mostraban en su peque√Īo departamento de un dormitorio ubicado en el Bronx, el mismo lugar que la vio crecer. Pos√≥ junto a su pareja, Riley Roberts, un joven desarrollador web que la acompa√Ī√≥ discretamente durante su campa√Īa.

Annie Leibovitz para Vogue
Annie Leibovitz para Vogue

Como congresista ha destacado cómo, a través de didácticos ejemplos, ha ido en contra de las grandes corporaciones y el lobby que realizan con políticos.

Una de sus intervenciones, que se ha convertido en viral, la muestra en acci√≥n realizando una presentaci√≥n denominada ‚Äúel juego de la corrupci√≥n‚ÄĚ, en la que se tom√≥ un par minutos para desenmara√Īar el sistema americano, que calific√≥ como roto.

A trav√©s de preguntas y respuestas dej√≥ en claro todas las capacidades que tienen para dejarse influenciar, poniendo sus intereses, como servidores p√ļblicos, por sobre los del pueblo americano y salir de eso, legalmente, destac√≥ el portal La Vanguardia.

Desc√ļbrela en Netflix

El 1 de mayo pasado Netflix lanz√≥ el documental ‚ÄúA la conquista del congreso‚ÄĚ (Knock Down the House) que revela gran parte de la campa√Īa que realiz√≥ Ocasio-Cortez, su ascenso desde la campa√Īa que realiz√≥ en la calle hasta su primera visita a D.C como congresista.

La pieza, ganadora del codiciado premio del p√ļblico a mejor documental estadounidense en el Festival de Sundance, toma la historia de neoyorquina principalmente, pero tambi√©n la de 3 mujeres que como ella se atrevieron a correr la carrera al congreso americano, destaca EFE.

Se trata de Ami Vilela, quien postuló por Nevada buscando luchar por las personas que necesitan atención médica luego de perder a su hija, ya que un hospital se negó a atenderle por no contar con seguro médico.

También muestra a Cori Bush , postulando en Misuri, con el objetivo de hacer algo más que los congresistas actuales y poner foco en el racismo que se vive en la zona; y finalmente, Paula Jean Swearengin, que da la pelea en Virginia contra el congresista Joe Manchin, luego de ver cómo los altos niveles de contaminación están matando a su comunidad.

Las cuatro mujeres se caracterizan por realizar campa√Īas con precarios recursos y poca experiencia en pol√≠tica, pero que tuvieron la valent√≠a de enfrentarse a las candidaturas de veteranos pol√≠ticos dem√≥cratas de Estados Unidos, cuyas candidaturas eran una carta segura para el partido.

A la conquista del congreso revela los vicios de la pol√≠tica americana demostrados lo dif√≠cil que es para una mujer entrar en este sistema, pero a√ļn m√°s, la complejidad que existe cuando no eres parte de la √©lite pol√≠tica que, hasta ese momento, ten√≠an votos seguros.

“Si fuera una persona normal y racional, habr√≠a abandonado esta candidatura hace mucho tiempo”, declar√≥ Ocasio-Cortez al principio del documental para comenzar a contar los pormenores de duras campa√Īas pol√≠ticas, menciona EFE.

El Pa√≠s destac√≥ que el documental, dirigido por Rachel Lears, le cost√≥ 10 millones de d√≥lares a Netflix, apostando por el alza de la marca Alexandria Ocasio-Cortez y lo refrescante que es verla antes de que se convirtiera en la mujer de pol√≠tica que es hoy, cuando preparaba tragos o afirmaba con seguridad que “Para que una entre, tienen que intentarlo cien” y ella, lo logr√≥ y entr√≥.

Tendencias Ahora