Tecnología
Martes 17 diciembre de 2019 | Publicado a las 13:42
ALMA observa primeros rastros de contaminación medioambiental del Universo
Por Camilo Suazo
La información es de Comunicado de Prensa
visitas

Gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), un equipo de investigadores descubri√≥ enormes nubes de carbono gaseoso que se extienden por m√°s de 30.000 a√Īos luz alrededor de j√≥venes galaxias. Es la primera vez que se confirma que los √°tomos de carbono producidos dentro de las estrellas del Universo primitivo se esparcieron fuera de las galaxias.

Ning√ļn estudio te√≥rico hab√≠a predicho la existencia de bolsas de carbono tan grandes alrededor de galaxias en etapa de crecimiento, y esto pone en tela de juicio nuestra comprensi√≥n actual de la evoluci√≥n del cosmos.

‚ÄúExaminamos cuidadosamente el archivo cient√≠fico de ALMA y recabamos todos los datos que contienen se√Īales de radio de iones de carbono provenientes de galaxias del Universo primitivo, tan solo 1.000 millones de a√Īos despu√©s del Big Bang”, se√Īal√≥ el autor principal del art√≠culo, Seiji Fujimoto, astr√≥nomo de la Universidad de Copenhague y, anteriormente, estudiante de doctorado de la Universidad de Tokio.

‚ÄúAl combinar todos estos datos, alcanzamos un grado de sensibilidad sin precedentes. Para obtener un conjunto de datos de esa calidad con una sola observaci√≥n se tardar√≠a 20 veces m√°s que con las observaciones de ALMA, lo cual ser√≠a pr√°cticamente imposible de lograr‚ÄĚ, agreg√≥.

En la época del Big Bang, el Universo carecía de elementos pesados como el carbono y el oxígeno. Estos se formaron después, por fusión nuclear, dentro de las estrellas. Sin embargo, todavía no se sabe muy bien cómo estos elementos se esparcieron por el Universo.

Debido a la limitada capacidad de sus telescopios, los astr√≥nomos han podido encontrar elementos pesados dentro de las galaxias m√°s j√≥venes, pero no fuera de ellas. Con ALMA, el equipo de investigaci√≥n combin√≥ las tenues se√Īales almacenadas en el archivo de datos y ampli√≥ esas fronteras.

A continuaci√≥n podemos ver una imagen de una joven galaxia rodeada de una bolsa de carbono gaseoso generada por ALMA y el telescopio espacial Hubble de la NASA/ESA (HST). En rojo se aprecia la distribuci√≥n del gas de carbono representada a partir de los datos de 18 galaxias obtenidos con ALMA. El tama√Īo de la imagen es de 3,8 x 3,8 arcosegundos, lo que corresponde a 70.000 x 70.000 a√Īos luz, a 12.800 millones de a√Īos luz de distancia.

ALMA
ALMA

‚ÄúLas nubes de carbono gaseoso son casi cinco veces m√°s grandes que la distribuci√≥n de estrellas en las galaxias, seg√ļn lo observado con el telescopio espacial Hubble‚ÄĚ, explic√≥ Masami Ouchi, profesor de la Universidad de Tokio y astr√≥nomo del Observatorio Astron√≥mico Nacional de Jap√≥n. ‚ÄúHemos detectado grandes nubes flotando en la oscuridad absoluta del Universo‚ÄĚ, sostuvo.

Cabe preguntarse ahora c√≥mo se formaron esas bolsas de carbono. ‚ÄúAl final de la vida de las estrellas, las explosiones de supernova arrojan al espacio los elementos pesados fabricados dentro de ellas‚ÄĚ, se√Īal√≥ el profesor Rob Ivison, director de ciencia de la Organizaci√≥n Europea para la Investigaci√≥n Astron√≥mica en el Hemisferio Austral.

‚ÄúLos chorros energ√©ticos y la radiaci√≥n de los agujeros negros supermasivos en los centros de las galaxias tambi√©n podr√≠an ayudar a transportar carbono fuera de las galaxias y, por √ļltimo, a trav√©s del Universo. Estamos presenciando este proceso de dispersi√≥n: el efecto de contaminaci√≥n medioambiental m√°s antiguo del Universo‚ÄĚ, puntualiz√≥.

Los investigadores se√Īalan que los modelos te√≥ricos actuales no explican la existencia de nubes de carbono tan grandes alrededor de galaxias j√≥venes, con lo cual hay que incorporar alg√ļn proceso f√≠sico nuevo en las simulaciones cosmol√≥gicas. ‚ÄúLas galaxias j√≥venes parecen expulsar una cantidad de gas rico en carbono que supera con creces nuestras proyecciones‚ÄĚ, coment√≥ Andrea Ferrara, profesor de la Escuela Normal Superior de Pisa.

Ahora el equipo est√° usando ALMA y otros telescopios repartidos por el mundo para entender mejor las implicaciones de este hallazgo en los chorros gal√°cticos y los halos ricos en carbono presentes alrededor de las galaxias.

Tendencias Ahora