Tecnología
Sábado 16 noviembre de 2019 | Publicado a las 11:56 · Actualizado a las 12:44
James Peebles, el cosmólogo ganador del Nobel que reniega de la Teoría del Big Bang
Por Camilo Suazo
La información es de Agence France-Presse
visitas

James Peebles, uno de los tres ganadores del Premio Nobel de F√≠sica 2019, ha ayudado a transformar la cosmolog√≠a en una ciencia respetada, pero si hay un t√©rmino que odia escuchar es “Teor√≠a del Big Bang”.

La explicación de la infancia del universo expuesta en ese modelo conocido como Gran Explosión (Big Bang) ha prevalecido durante décadas, y el trabajo inicial de Peebles sobre la radiación cósmica de fondo ayuda a consolidar muchos de sus detalles.

Pero “lo primero que hay que entender sobre mi campo es que su nombre, teor√≠a del Big Bang, es bastante inapropiado”, dijo el investigador de 84 a√Īos a una audiencia absorta en un evento en honor a los ganadores del Nobel en la embajada de Suecia en Washington el mi√©rcoles pasado.

“Connota la noci√≥n de un evento y un lugar, lo cual est√° bastante equivocado”, continu√≥, agregando que, de hecho, no hay evidencia concreta de una explosi√≥n gigante.

Jim Watson | Agence France-Presse
Jim Watson | Agence France-Presse

El mes pasado, el comit√© del Nobel honr√≥ a Peebles por el trabajo que lleva adelante desde mediados de la d√©cada de 1960, desarrollando el marco te√≥rico ahora prevaleciente sobre la infancia del universo. Vale destacar el matiz: “infancia”, no “origen”.

“Es lamentable que hablemos del origen, cuando de hecho no tenemos una buena teor√≠a de cosa semejante a el origen”, dijo a la AFP el cient√≠fico canadiense-estadounidense en una entrevista.

Por el contrario, hay una “teor√≠a bien probada de la evoluci√≥n desde un estado inicial” hasta el estado actual, comenzando con “los primeros segundos de expansi√≥n” -literalmente los primeros segundos de tiempo hace unos 14.000 millones de a√Īos-, que han dejado firmas cosmol√≥gicas conocidas como “f√≥siles”.

En paleontología, los fósiles son restos preservados de seres de épocas geológicas anteriores. En cosmología, los fósiles más antiguos son la creación de helio y otras partículas como resultado de la nucleosíntesis cuando el universo era muy caliente y muy denso.

Estas teorías están bien sostenidas por la preponderancia de pruebas y verificaciones, a diferencia de las teorías para la misteriosa fase anterior.

“No tenemos una prueba s√≥lida de lo que sucedi√≥ antes”, dijo Peebles, profesor em√©rito de la Universidad de Princeton. “Tenemos teor√≠as, pero no probadas”.

“Me rindo”

“Las teor√≠as, las ideas, son maravillosas, pero para m√≠ se establecen al pasar las pruebas”, sostuvo el cient√≠fico.

“Cualquier f√≠sico brillante puede inventar teor√≠as que podr√≠an tener nada que ver con la realidad”, a√Īadi√≥.

“Descubres qu√© teor√≠as est√°n cerca de la realidad contrast√°ndolas con experimentos. Simplemente no tenemos evidencia experimental de lo que sucedi√≥ en una √©poca anterior” del universo.

Una de estas teor√≠as es la de la “inflaci√≥n”, que sostiene que el universo primitivo se expandi√≥ exponencialmente r√°pido durante una fracci√≥n muy, muy peque√Īa de un segundo antes de la fase de expansi√≥n.

“Es una teor√≠a hermosa”, dijo Peebles. “Mucha gente piensa que es tan hermosa que seguramente es correcta. Pero la evidencia de esto es muy escasa”, sostuvo.

Cuando se le pregunt√≥ qu√© t√©rmino preferir√≠a en lugar de “Big Bang”, Peebles responde: “Me he rendido, uso Big Bang, no me gusta”.

“Durante a√Īos, algunos hemos tratado de persuadir a la comunidad para que encuentre un t√©rmino mejor sin √©xito. As√≠ que es ‘Big Bang’. Es lamentable, pero todos conocen ese nombre. Me rindo”, cerr√≥.

Tendencias Ahora