Artes y Cultura
S√°bado 25 enero de 2020 | Publicado a las 12:52
Crítica de Teatro: "Amor a la muerte", apasionante rito mapuche-flamenco sobre la vida y el cambio
visitas

Chile (en su vertiente m√°s originaria), el mundo del flamenco (herencia v√≠a Espa√Īa) y la mirada art√≠stica ancestral maor√≠-samoana-neozelandesa se unen en esta coproducci√≥n de Fundaci√≥n Teatro a Mil, que dirige Lemi Ponifacio.

Por Leopoldo Pulgar Ibarra

A trav√©s de un trabajo perform√°tico de danza, teatro y canto-m√ļsica mapuche, rito y memoria se constituyen en los componentes de un universo en el que cada presencia cultural mantiene su vida propia.

Con la intervenci√≥n de la bailaora de flamenco chilena Natalia Garc√≠a-Huidobro y la cantora mapuche Elisa Avenda√Īo Curaqueo, en un relato lleno de s√≠mbolos y poes√≠a que traspasa el tiempo y la geograf√≠a, palpita el cruce trascendente de culturas que no dejan de construir su historia.

Así, con el mismo impulso con que el director explora los mundos mapuche y flamenco, las intérpretes aluden a Chile y sus vivencias personales, a través del canto y la danza.

Lemi Ponifacio ha presentado en Chile ‚ÄúBirds with skymirrors‚ÄĚ (2013); ‚ÄúI Am: Mapuche‚ÄĚ (2015) y ‚ÄúCeremonia Performance MAU Mapuche (2016).

Mau, parte del nombre de su compa√Ī√≠a MAU Mapuche, es un t√©rmino de su lugar de nacimiento (Samoa) que significa ‚Äúdeclaraci√≥n a la verdad de un asunto‚ÄĚ.

El grupo fue fundado en 2015 con el objetivo expreso de investigar la cosmovisión mapuche y la relación con las personas, la naturaleza, la mujer, el poder, la identidad y el destino.

El tiempo recobrado

La imagen del paso del tiempo trascendente y extendido ‚Äďno ese t√≠pico y cotidiano- llena el escenario de principio a fin.

Desde la primera imagen, una araucaria que flota durante varios minutos en un espacio estremecido por una sonoridad que se inicia como cataclismo, el aire de ceremonia se instala desafiando el apresuramiento.

Una din√°mica que la hier√°tica Elisa Avenda√Īo subraya cuando realiza su rito f√ļnebre, arropada en la fuerza de su canto, mezcla de dolor, respeto y esperanza.

Conmemoración ancestral mapuche que tiene a la bandera chilena en el centro, extendida como el cuerpo del país que será cubierto con paladas de tierra.

Ceremonia s√≠ntesis de lo vivido que sugiere necesidad de cambio, futuro y retorno a los or√≠genes, como madre-padre y compa√Īera.

El ambiente se rompe o se complementa cuando irrumpe Natalia, con la corporalidad del flamenco contemporáneo, un segmento que equivale a una obra en sí misma, por su sentido, profundidad, belleza y ejecución.

Ella y su danza se incorporan a esta ceremonia de amor, muerte y renacimiento para recorrer el largo y angosto rastro que con tierra ha dibujado Elisa en escena.

La ruptura es total, como la sonoridad de sus tacos en el piso y la evolución solemne de su cuerpo multi expresivo y enervado que transporta pasión, historia personal y anuncia lo que viene.

Aunque cada int√©rprete tiene su tiempo y espacio en escena, sus voces y cuerpos van construyendo una suerte de di√°logo impl√≠cito que sugiere una estructura y causa com√ļn, y que son partes de un todo que asoma con la belleza de lo mestizo.

C.C. Gabriela Mistral Gam.
Alameda 227.
S√°bado 25 y domingo 26, 12.00 horas.

Tendencias Ahora