Vida
Las causas del aumento sostenido de ces√°reas en Chile
Publicado por: Marcela Gallardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El miedo al dolor y la mala atenci√≥n en el parto son parte de las causas principales para elegir realizar una ces√°rea en una cl√≠nica privada. R√°pido, sin dolor y muy √≠ntimo. Por otra parte, el aumento de patolog√≠as desencadenadas por el sobrepeso y la obesidad de las gestantes ha masificado tambi√©n el requerimiento de partos quir√ļrgicos.

Para 2011 Chile ya era el tercer pa√≠s de la OCDE, Organizaci√≥n para la Cooperaci√≥n y el Desarrollo Econ√≥mico, con mayor tasa de nacimientos por ces√°rea (37.7%) despu√©s de M√©xico y Turk√≠a seg√ļn el estudio Health at a Glance 2013, an√°lisis que s√≥lo cuenta los partos atendidos por centros asistenciales p√ļblicos. Mientras que en la asistencia privada, en 2012 se registr√≥ el doble de ces√°reas que en hospitales, siendo el 71,8% de los embarazos los que finalizaron en cirug√≠a seg√ļn el Ministerio de Salud.

Partos sin anestesia

Gran parte de estos √≠ndices se pueden explicar por el temor a experimentar dolor excesivo, argumento justificado considerando que la falta de anestesistas en los centros hospitalarios obliga a miles de mujeres a dar a luz sin epidural -anestesia para partos vaginales- y adem√°s en ambientes traum√°ticos y con bastante “p√ļblico” incluido: matrona, ginec√≥loga, enfermera y estudiantes en pr√°ctica.

“En los turnos no contamos con anestesista, solamente para las urgencias que terminan en ces√°rea. La gran mayor√≠a tiene sus guaguas sin anestesia. Si t√ļ est√°s dispuesta a vivir un parto natural, entonces bien. Pero obligar a alguien a tener un parto sin anestesia es traum√°tico y no vas a querer pasar por lo mismo nuevamente”, explica la ginecoobstetra Caroline Inzunza en conversaci√≥n con BioBioChile.

Inzunza, quien ha ejercido en centros de salud p√ļblicos y privados, asegura que son muchas las mujeres que despu√©s de pasar por la experiencia de dar a luz en un hospital, deciden para sus siguientes embarazos recurrir al bono PAD (Pago Asociado a un Diagn√≥stico) de Fonasa, como una manera de escaparse del hospital y el parto normal, mediante el copago de la atenci√≥n en una cl√≠nica.

Seg√ļn la profesional las √ļnicas causales indiscutibles de ces√°rea son:

- Cirug√≠as previas del √ļtero.
- Dos ces√°reas anteriores.
- Placenta previa y oclusiva.
- Posición podálica del feto.
- Anomalías en el canal de parto tales como miomas, tumores, herpes genitales y VIH.
- Macrosomía del feto: Bebés con más de 4,5 kilogramos y 4,3 kilos en bebés de madres con diabetes gestacional.
- Embarazo de mellizos.
- Urgencias obstétricas como crisis hipertensivas, desprendimiento de placenta entre otras.

Patologías por obesidad

La Revista Chilena de Obstetricia y Ginecolog√≠a en el art√≠culo “Obesidad materna: severo problema de salud p√ļblica en Chile” destaca que la obesidad en el embarazo se asocia a diversas morbilidades como aborto recurrente, diabetes pre-gestacional y gestacional, hipertensi√≥n, macrosom√≠a, mortalidad materna o fetal y ces√°rea, entre otras. Y si se considera que el 51% de las mujeres en edad f√©rtil, que comprenden el rango etario de 15 a 44 a√Īos, presenta sobrepeso u obesidad, se puede afirmar que m√°s de la mitad de las posibles madres son propensas a sufrir alguna de la patolog√≠as ya mencionadas y por lo tanto ser√≠an nuevas candidatas a aumentar el n√ļmero de ces√°reas en el futuro.

Medidas para favorecer el parto vaginal

La hospitalizaci√≥n de las madres en los centros de atenci√≥n p√ļblica juega un rol fundamental en el b√ļsqueda de un nacimiento normal. El monitoreo constante y la libertad del cuerpo m√©dico de inducir hasta por 3 d√≠as las contracciones mediante suministros de oxitocina, pr√°ctica m√°s conocida como “goteo”, es un h√°bito eficaz para lograr partos humanizados, vaginales y con relevancia en el apego mam√°-beb√©.

No ocurre así en clínicas. En este escenario es difícil que alguien pague los recursos y horas de trabajo de parto, las mujeres aquí gozan de poder decidir, pagar por comodidad, atención personalizada y rapidez.

“En esto tambi√©n tenemos culpa nosotros los m√©dicos que nos vamos mucho por lo que quiere la paciente y no tratamos de hacer el cambio de mentalidad sobre la otra v√≠a de parto. Entonces, yo creo que debemos reenamorarnos del parto normal y convencer a nuestras pacientes, quitarles el miedo y orientarlas bien”, concluye Inzunza.

Tendencias Ahora