TV y Espect√°culo
Yann Yvin: “Soy peor de lo que me ven actualmente en la tele”
Publicado por: Marcial Parraguez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Yann Yvin ha sido odiado y amado. Su fuerte car√°cter no ha dejado a ning√ļn participante del programa de cocina MasterChef (Canal 13) tranquilo. Los veredictos hacia los platos sacan ronchas entre los “aspirantes” y en las redes sociales se ha convertido en uno de los m√°s populares gracias a su caracter√≠stico acento y las cr√≠ticas, que no siempre son tomadas con buena cara.

A pesar de eso, la personalidad de Yvin no es siempre as√≠. En el programa ‚Äúme siento exactamente igual cuando estoy en una (cocina). Eso s√≠, soy peor de lo que me ven actualmente en la tele‚ÄĚ, admite.

El curriculum

Yann Yvin | Facebook

Yann Yvin | Facebook

El Franc√©s, como es apodado por algunos de los aspirantes, lleva en Chile 18 a√Īos. En este periodo ha estado al mando de ocho restaurantes en todo Santiago. Abri√≥ caf√©s, estuvo a cargo de la cocina del Club de Polo San Crist√≥bal, prepar√≥ cenas a pol√≠ticos y empresarios, entre ellos el ex presidente Ricardo Lagos.

A unos tempranos 15 a√Īos entr√≥ a las salas de la Escuela Hotelera de Par√≠s, la cocina del Palacio del El√≠seo fue la encargada de verlo dar sus primeros pasos como chef, en esos tiempos cuando Franccois Mitterrand era presidente de Francia.

Parti√≥ como ayudante del ayudante del chef, pero esto fue clave para concentrar una personalidad de exigencia y calidad. “Para pelar una papa en Francia debes hacerlo con excelencia, porque ese trabajo es la base del plato final. Y si lo inicial est√° mal hecho, el resultado ser√° el mismo”, se√Īal√≥. Al dejar el trabajo en el palacio presidencial comenz√≥ a pasear por las cocinas de hoteles cinco y cuatro estrellas.

En 1996 se movi√≥ al noreste de Par√≠s y mont√≥ Auberge le Tournesoleil. Una casa que remodel√≥ en un peque√Īo pueblo con trescientos habitantes, donde la comida t√≠pica era el plato principal. Pero un par de a√Īos m√°s tarde le aburrir√≠a la estancia fija y quiso comenzar a conocer sus ra√≠ces gastron√≥micas.

El primer país que escogió para su gira por el mundo fue Vietnam, lugar de nacimiento de sus abuelos, para continuar con otros países asiáticos. Visitó Togo, Costa de Marfil, y otros destinos africanos. Luego giró hacia centroamérica y viajó a México, donde quiso abrir un restaurante. Regresó a París con un deseo de volver a América del Sur.

Yann visitaba la embajada chilena cada semana, no sab√≠a ni hablar ni entender el espa√Īol, pero un portero le ayud√≥ a comenzar a leer. El diario escogido era El Mercurio, de ah√≠ comenz√≥ una familiarizaci√≥n con el cambio de dinero, los alimentos, la gastronom√≠a chilena, la sociedad y la cultura. “Hice una planilla Excel con precios, productos, etc√©tera y me vine nom√°s”, comenta a la revista Caras.

Dejó a su pareja en Francia, con su primera hija de tres semanas para llegar a Chile y recorrerlo en busca de experiencias gastronómicas. Su primer negocio fue Estación La Dehesa.

Cocina chilena

Yann Yvin | Facebook

Yann Yvin | Facebook

Entre sus otras actividades a Yann le fascina el buceo. Este deporte le ayuda a conectarse con el mar y encontrar pescados y mariscos. “Me conecto con el medio ambiente, el mundo bajo el mar me mueve. No soy Greenpeace, pero como buzo veo mucha basura y me da verg√ľenza”. Viaja constantemente a Juan Fern√°ndez en busca de alimentos que no est√°n en el continente.

Yvin ve potencial en la comida chilena. “Aseguro que en unos a√Īos m√°s un plato de porotos granados va a costar m√°s de diez lucas y se servir√° en los restoranes m√°s pitucos de Santiago”, dijo.

A pesar de su frustraci√≥n al encontrar que en Chile los chefs utilizaban los mismos insumos para la mayor√≠a de sus platos, el Franc√©s reconoce que se viene una corriente de j√≥venes que se atreven y son creativos. “En Chile hay variedad de productos de buena calidad. Por ejemplo, ir a comer congrio a Algarrobo y te lo tapan con una mierda de salsa margarita, pierdes el sabor aut√©ntico del pescado”, manifest√≥.

“Hace un par de a√Īos comenz√≥ una nueva corriente de chefs m√°s j√≥venes que se atreven a preparar nuevas cosas, recorren el mundo para regresar con una visi√≥n m√°s abierta y entienden lo que se tiene ac√°”, agrega.

MasterChef

Yann Yvin | Facebook

Yann Yvin | Facebook

“Nuca hab√≠a estado frente a una c√°mara, fue estresante. Tuve que ‚Äėluchar‚Äô con mi demonio para decir las frases exactas o bien conjugadas, porque claramente mi espa√Īol es bastante pobre. Mi familia lo encuentra divertido, es una aventura en un rubro que no conoc√≠a‚ÄĚ, admite.

Para Yvin el programa que va segundo en rating con 15 puntos, “no es hueveo, es un trabajo que al principio tom√© de una forma m√°s liviana, pero me equivoqu√©, porque es algo mucho m√°s intenso”.

Programas como MasterChef y TopChef, seg√ļn Yann, ayudan a la profesi√≥n a ser valorada. “Cuando llegu√© a Chile, ser cocinero no era el sue√Īo de un padre para su hijo. Hoy el chef tiene prestigio, tiene un trabajo totalmente normal, √©xito y algunos son televisivos”, coment√≥.

Aspirantes

Yann Yvin | Facebook

Yann Yvin | Facebook

El chef reconoce que la calidad de los aspirantes es baja. “Son amateur, ok, pero es un pa√≠s que recientemente descubre su propia gastronom√≠a. En general es un nivel bien bajo, pero est√° bien, porque es entretenido partir con gente as√≠ para que ‚Äėse transformen‚Äô en chefs de calidad. No sabemos cu√°ntos pelda√Īos vamos a subir, pero se viene algo interesante”.

Su personalidad con los aspirantes ha sido muy ruda, Yann se√Īala que lo criticaron much√≠simo por las “faltas de respeto”, sin embargo “es mi manera de ser”, admite. En los siguientes cap√≠tulos “vieron otro lado; que soy el primero en reconocer que algo est√° bueno o malo. De hecho, tuve que contener un poco mi personalidad, esto no es nada comparado a lo que puedo llegar a ser”.

Algunos de los episodios con m√°s controversia sin duda ha sido en el que los concursantes se ven ante las recetas nacionales y seg√ļn el jurado fallan. “No lo tolero. Cuando un chileno hace un mal plato local me enfurece, no lo entiendo. Con dieciocho a√Īos en el pa√≠s, me doy el derecho de poder juzgar un plato cuando est√° mal”, argumenta.

Favoritos, trabajo, futuro

Como jurado, Yann reconoci√≥ que le sorprendi√≥ el trabajo de Leonora porque se afin√≥, “Para m√≠ es una mujer muy amachotada que al principio s√≥lo me la imagin√© cocinando una empanada”, revel√≥.

Por otro lado, Ignacio “tiene un mundo en su cabeza, pero su dificultad es traducirlo en un plato”, y Oscar “que est√° loco por la cocina”.

A√ļn quedan diez episodios de MasterChef por ser emitidos, y aunque se est√° hablando de una segunda temporada, una carrera en la televisi√≥n no es algo que le interese al franc√©s. En sus planes est√° emigrar otra vez junto a su familia. El destino: Montreal, Canad√°. “Mi hija se dedica al circo, y √©sa es una de las razones por las las que nos mudaremos, porque ac√° es mal visto”, explic√≥.

Planea abrir un Wine & Bar en Francia que sea una antolog√≠a de sus dieciocho a√Īos en Chile, con platos t√≠picos del pa√≠s, pero en porciones moderadas, a un estilo moderno.

Sin embargo no piensa en volver a Francia, pero si continuar recorriendo el mundo “mientras tenga esa energ√≠a de hacer diferentes cosas, voy a seguir”.

Tendencias Ahora