Internacional
Miles de musulmanes rezan en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Miles de musulmanes de todas las edades rezaron el viernes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén Este, bajo la atenta mirada de centenares de policías israelíes.

Unos 40.000 fieles musulmanes franquearon las puertas de la Explanada por segundo viernes consecutivo, después de que el gobierno israelí suspendiera las medidas de restricción.

Los hombres colmaron la mezquita Al Aqsa y las mujeres la de la C√ļpula de la Roca, indic√≥ Amr Kasuani, un responsable del lugar.

Los polic√≠as israel√≠es dejaban pasar hombres, mujeres y ni√Īos sin l√≠mites de edad, limit√°ndose a controlar algunos individuos al azar para verificar que tuvieran permiso de presencia en Jerusal√©n.

Algunos jóvenes tuvieron que cambiar su documento de identidad por un ticket para poder acceder a la Explanada.

En Jerusal√©n Este, “un grupo de fieles jud√≠os fue atacado (el viernes por la noche) cuando iban a pie (…) a Beit Horot”, enclave jud√≠o en el Monte de los Olivos, indic√≥ la polic√≠a en un comunicado.

Uno de los jud√≠os fue apu√Īalado en la espalda y otro result√≥ herido al parecer con una barra de hierro, precis√≥ la polic√≠a.

La semana pasada, tras una reunión con el secretario de Estado estadounidense John Kerry, el gobierno israelí había suspendido por primera vez la prohibición de acceso a los jóvenes, acusados de provocar incidentes.

El objetivo era hacer bajar la tensión en torno al polvorín religioso que representa la Explanada.

A pesar del ataque del martes pasado contra una sinagoga, en la que murieron cinco israelíes, el gobierno permitió este viernes el acceso a todos los fieles.

La Explanada, tercer lugar santo para los musulmanes y el sitio más sagrado para los judíos, está en el centro de las tensiones que afectan a Jerusalén y también a Israel y Cisjordania ocupada.

El ataque en la sinagoga, en el que dos palestinos mataron a cuatro rabinos y un polic√≠a en el momento de la oraci√≥n, hace temer que el conflicto israelopalestino se convierta en un enfrentamiento religioso m√°s explosivo a√ļn.

Los fieles apreciaban el viernes poder orar en el lugar más venerado por los musulmanes, pero no se hacían ilusiones y no ocultaron su cólera contra el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, los colonos y los extremistas judíos.

Si Israel suspendi√≥ el l√≠mite de edad “es porque les conviene. Quieren hacer creer que suspenden las restricciones”, dice Amir, un ingeniero de Cisjordania.

Los recientes enfrentamientos eran inevitables, dice Amir, que prefiere que no se divulgue su apellido.

“Desde la guerra en Gaza, hab√≠a llegado el momento de que los palestinos mostraran que vivimos bajo ocupaci√≥n”, agrega Amir.

Los miles de muertos en la Franja de Gaza, la ocupación, la continuación de la colonización, las detenciones, el desempleo y las humillaciones nutren la exasperación palestina.

La Explanada de las Mezquitas y la venerada Al Aqsa constituyen una línea roja para los palestinos, que temen las reivindicaciones de una minoría judía extremista que reclama el derecho de orar en la Explanada.

Los palestinos denuncian las visitas cada vez más frecuentes al sitio y perciben como profanaciones las incursiones de los policías israelíes en la Explanada y en la mezquita de Al Aqsa.

En el a√Īo 2000 la segunda Intifada (“levantamiento”) palestina empez√≥ en Al Aqsa, recuerda Wasel Qasem, de 35 a√Īos. “Es nuestra mezquita y un motivo evidente de una nueva Intifada”, agrega.

“Estoy inquieto. Los israel√≠es intenta calmar las cosas ahora. A nadie le gusta la violencia, pero la situaci√≥n es explosiva. Espero que no estalle”, concluye Qasem.

URL CORTA: http://rbb.cl/bcjh
Tendencias Ahora