Notas
Descubridor de bosón de Higgs afirma que LHC sólo ha ofrecido un 1% de los hallazgos que nos esperan
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Peter Jenni, uno de los padres del experimento que llevó al descubrimiento del bosón de Higgs, recibió ayer miércoles el título Honoris Causa de la Universidad Católica de Chile y afirma que el Gran Colisionador de Hadrones, el acelerador de partículas más potente del mundo, todavía tiene muchas respuestas que ofrecer.

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC, como se le conoce por sus siglas en inglés), es un anillo de 27 kilómetros de circunferencia instalado cerca de Ginebra (Suiza) y operado por el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear).

Se trata del mayor acelerador de partículas que existe en el mundo y su potencia puede hacer que éstas alcancen casi la velocidad de la luz al colisionar.

“El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) estar√° operativo hasta 2035 y hasta el momento ha operado a baja energ√≠a, no en toda su potencia. Podemos decir que ha ofrecido un 1% de los muchos descubrimientos que nos esperan en el futuro”, afirma a la AFP Jenni, con los ojos brillantes.

“Estamos en el comienzo, vivimos tiempos emocionantes para la f√≠sica de part√≠culas”, asegura uno de los padres del experimento ATLAS, uno de los que fue clave en el descubrimiento del bos√≥n de Higgs, la conocida como “part√≠cula de Dios”.

El físico suizo dio una charla en la Universidad Católica a su paso por Santiago sobre el trascendente descubrimiento, en una sala repleta de jóvenes y emocionados aspirantes a nuevas estrellas de la física.

El detector de part√≠culas ATLAS logr√≥ reunir a 3000 cient√≠ficos de 177 universidades y 38 pa√≠ses para demostrar la existencia de la elusiva part√≠cula, “la pieza que faltaba del rompecabezas del Modelo Est√°ndar de f√≠sica”, una tabla de elementos que explica la f√≠sica del universo, relacionada con los trabajos de Einstein.

Antes de lo esperado

El bosón de Higgs es determinante para saber cómo los objetos adquieren masa. Si los electrones y partículas elementales que componen todos los objetos que nos rodean -incluyéndonos a nosotros mismos- no tuvieran masa, no podrían unirse formando átomos más complejos que den lugar a estrellas, planetas, galaxias o personas, a la materia que somos y vemos. De ahí su carácter todopoderoso.

La noticia que prueba la existencia del bos√≥n, transmitida al mundo el 4 de julio de 2012, se produjo para Jenni antes de lo esperado. “Tengo que confesar que encontramos el bos√≥n cuando el LHC llevaba trabajando s√≥lo tres a√Īos y funcion√≥ de forma m√°s r√°pida y eficiente de lo que esperaba”, afirma.

Aunque no fue un camino fácil: para probar el bosón de Higgs hay que esperar a sucesos que se producen de forma muy muy rara. Menos de una colisión de cada 1000 millones ofrece algo digno de estudio.

Adem√°s, el bos√≥n se desintegra al colisionar, por lo que hay que buscar la “firma” que deja tras la colisi√≥n, y fueron necesarias trillones de billones de colisiones (exactamente, dos veces 10 elevado a la 15) para encontrarlo, lo cual se produce al ritmo de billones al segundo.

“Aunque la naturaleza fue amable con nosotros porque se produjo en un √°rea en que pudimos verlo, podr√≠a no haber sido el caso y nos hubiera llevado mucho m√°s tiempo”, afirma.

Ahora el LHC se encuentra parado para modernizar sus componentes de forma que pueda funcionar a una mayor potencia de energía, lo que abre la puerta a responder nuevas preguntas.

“Sabemos que el Modelo Est√°ndar de la F√≠sica no explica todo el universo, no es completo, necesitamos ir m√°s all√° de ese modelo”, explica Jenni.

En busca de la materia oscura

Uno de los potenciales avances es el conocimiento de la materia oscura, una de las grandes interrogantes de la física.

“Debe existir m√°s materia de la que somos capaces de ver al observar las estrellas. Una de las posibles explicaciones es que poco despu√©s del Big Bang, se produjeran las llamadas part√≠culas supersim√©tricas, y que una de ellas sobreviviera, dando lugar a la materia oscura”.

La materia oscura “no interact√ļa de forma normal con otra materia, s√≥lo con la gravedad, por eso no podemos ver ninguna luz que emana de ella”, explica.

Jenni afirma que el LHC podr√≠a producir suficiente energ√≠a como para reproducir en el laboratorio de manera controlada materia oscura y encontrar la clave de ese enigma, algo que revolucionar√≠a a√ļn m√°s nuestra comprensi√≥n del universo.

Hasta el momento, todo lo que conocemos y vemos, incluido las miles de galaxias lejanas, solo compone el 4% del universo. Se estima que un 25% del universo est√° compuesto por esta materia oscura.

El científico ya trabaja en el proyecto de un nuevo colisionador de 100 kilómetros de circunferencia que se construiría sobre la estructura actual del CERN y que podría ver la luz para 2045.

Tendencias Ahora