Notas
Director de CNCA La Araucan√≠a: “Al borde de la guerra civil era imposible evitar violaciones a DDHH”
Publicado por: Rodrigo Aguilera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El director del Consejo de la Cultura y las Artes en la región de La Araucanía, Benjamín Vogel, justificó el Golpe Militar en una carta de apoyo a los 16 efectivos en retiro de la FACh procesados por violaciones a los derechos humanos, quienes se encuentran detenidos en la Base Aérea Maquehue de Temuco.

Vogel se desempe√Ī√≥ como odont√≥logo de la Fuerza A√©rea desde 1972 y la carta fue solicitada por uno de los procesados. En el texto, sit√ļa el golpe en un contexto hist√≥rico y justifica ese √°mbito, asegurando que “al borde de una guerra civil” era imposible evitar los cr√≠menes de lesa humanidad.

Adem√°s, indica que a√ļn en el pa√≠s hay una “ceguera prefabricada” que no permite comprender de manera objetiva lo que pas√≥ a contar de 1973, y defiende a sus ex compa√Īeros de armas que hoy est√°n procesados por el ministro Alvaro Mesa en Temuco por la desaparici√≥n y muerte del m√©dico Hern√°n Henr√≠quez Aravena y del dirigente sindical Alejandro Flores.

El representante del CNCA no quiso hablar con Radio Bío Bío respecto a la carta publicada en El Gong, indicando que todo lo que tenía que decir estaba en el texto.

Víctor Maturana, coordinador del Centro de Promoción e Investigación de Derechos Humanos en Temuco, dijo que era grave que el representante de la cultura justifique la muerte y la tortura.

Matura indicó que la carta permite saber quién es Vogel y emplazó al Gobierno a precisar si respaldan las declaraciones del representante del Ministerio de Cultura

Temuco 11 de junio de 2013

Sr. Director:
Un ex suboficial de la Fuerza A√©rea de Chile – de entre los 16 detenidos en libre pl√°tica en dependencias de la Ex Base Maquehue de Temuco- , me solicita una carta que acredite que le conozco. Se la dieron como tarea luego de tres semanas de careos, en relaci√≥n a sucesos luctuosos ocurridos con motivo del Golpe Militar en 1973. √Čl, como los otros camaradas ‚Äď que conozco desde hace 38 a√Īos – est√° detenidos por su calidad de funcionarios de la Fach, o, Voluntarios de Reserva; pues en octubre de ese a√Īo formaban parte de la Base A√©rea. Todos est√°n muy preocupados, y, se sienten personalmente abandonados, como tambi√©n sus familiares que les visitan a diario.

En lugar de hacer 16 cartas, deseo manifestar en una comunicaci√≥n p√ļblica, que los conozco a todos, y que les atend√≠ profesionalmente como Odont√≥logo Militar, tanto a ellos como a sus familiares. Que compart√≠ con ellos y gozamos la proverbial camarader√≠a avi√°tica, en innumerables oportunidades; y tambi√©n en trabajos e ideas excelentes, como por ejemplo el desarrollo de las primeras Postas de Salud Rural – en lugares apartados de la Regi√≥n ‚Äď que se fundaron aprovechando los vuelos de instrucci√≥n de la Escuela de Helic√≥pteros. Nombres como Casa de Piedra, Alto Yupehue, Coi Coi, Lober√≠a, Reigolil, tuvieron milagrosos operativos sanitarios y en algunos puntos casi inaccesibles, se asentaron postas donde ahora atienden los Servicios Municipales de Salud, con caminos transitables y locomoci√≥n colectiva casi a la puerta.

Debo acreditar tambi√©n, como persona inicialmente radicada en Santiago desde 1960, que ejerc√≠ como Profesor Normalista en la Poblaci√≥n San Gregorio; luego curs√© mis estudios superiores en la Universidad de Chile, y, posteriormente, me incorpor√© a la Fach como Odont√≥logo en 1972. Este recorrido me permiti√≥ analizar con esp√≠ritu cr√≠tico y acad√©mico, los m√ļltiples entretelones y fallas pol√≠ticas que se fueron acumulando inexorablemente; y que finalmente desataron en nuestro pa√≠s tal locura y ausencia de sentido com√ļn – , llegando a niveles destructivos y de creciente odio ciudadano, dif√≠cil hoy de imaginar. Ya al borde de una Guerra Civil, era imposible evitar lo que vendr√≠a: violaciones a los Derechos Humanos, muertos y desaparecidos. A cuatro d√©cadas de esos lamentables sucesos, cunde todav√≠a la ceguera prefabricada, que obstaculiza la comprensi√≥n objetiva de esos tristes momentos de Chile. Y todav√≠a se aviva intencionalmente ese af√°n odioso y sectario, que quiere hallar nuevos culpables como sea; aun hiriendo de paso a inocentes, o que debieran considerarse como tales, como primera presunci√≥n.

Finalmente quiero reflexionar que los Oficiales de Reserva, llamados al servicio activo (en condiciones especiales de calamidad p√ļblica). Son una Instituci√≥n que estuvo y est√° vigente en todas las ramas de las Fuerzas Armadas. Es un honor hacer este voluntariado; pero, ¬Ņhabr√° voluntarios disponibles en la pr√≥xima emergencia?

Acredito que me impulsa escribir esta carta, el orgullo y la responsabilidad de haber vestido el uniforme de la Fuerza A√©rea de Chile; Instituci√≥n donde adquir√≠ los valores de Lealtad y Esp√≠ritu de Cuerpo Militar; √ļltimos bastiones que tiene la Patria, para defenderse de oportunistas o demagogos, que hist√≥ricamente la ponen en peligro.

Atte.
Benjamín Vogel Mast

Cdte, Escuadrilla S.D (R)
Temuco

Tendencias Ahora