Notas
La sombra de la crisis planea sobre el Nobel de Economía
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La crisis econ√≥mica mundial no tendr√° una influencia inmediata en la elecci√≥n del premio Nobel de Econom√≠a 2011, pero las actuales investigaciones para salir de las turbulencias financieras podr√≠an ser recompensadas en los a√Īos venideros, seg√ļn los expertos.

La espiral negativa en la que se hunden Europa y Estados Unidos “podr√≠a impulsar la reflexi√≥n econ√≥mica hacia una nueva direcci√≥n”, aunque los trabajos del premiado el pr√≥ximo 10 de octubre no tendr√°n nada que ver con ello, seg√ļn el doctor en Econom√≠a de la Universidad de Uppsala (al norte de Estocolmo), Jonas Kolsrud.

“Parece que transcurre un m√≠nimo de 30 a√Īos entre un descubrimiento y su reconocimiento mediante un premio”, explic√≥ a la agencia AFP.

Los cinco miembros del comité que designarán al Nobel de Economía reconocen que su elección no se funda jamás en trabajos tan recientes.

“El premio es totalmente apol√≠tico, al margen de las modas, y √ļnicamente basado en las contribuciones a la investigaci√≥n”, afirm√≥ el nuevo presidente del comit√©, Per Krusell.

Su predecesor, Bertil Holmlund, ya opinaba lo mismo cuando afirmó en 2008 que la crisis de entonces no influiría en la elección del premiado.

El hecho de que el laureado, Paul Krugman, fuera especialmente conocido por haber anunciado la crisis y criticado duramente las pol√≠ticas demasiado liberales, es s√≥lo una “coincidencia”, seg√ļn Krusell.

Krusel admiti√≥ a la AFP que la concesi√≥n del premio a Krugman -profesor de la Universidad de Princeton (Estados Unidos) y editorialista del New York Times- “pudo interpretarse como una toma de posici√≥n”.

Sin embargo, Krugman fue laureado por sus teor√≠as de mercado elaboradas en los a√Īos setenta, y no por sus declaraciones pol√≠ticas de los a√Īos 2000, seg√ļn Krusell.

El responsable de la secci√≥n de econom√≠a del museo Nobel en Estocolmo, Olof Somell, admite que para el p√ļblico Krugman es “el hombre que predijo la crisis antes de recibir el premio”.

Pero tambi√©n alude a una “coincidencia”, ya que “si se mira la verdadera cita (del comit√© Nobel), recibi√≥ el premio por sus investigaciones sobre comercio internacional”.

Sin embargo, es muy dif√≠cil adivinar los razonamientos del comit√©, ya que sus deliberaciones permanecen secretas durante 50 a√Īos, y que el primer Nobel de Econom√≠a data de 1969, cuando fue a√Īadido a los cinco que figuraban en el testamento del industrial sueco Alfred Nobel.

Si el comit√© eligiera no obstante recompensar investigaciones vinculadas a la deuda, el profesor de Econom√≠a Laurent Simula, de la Universidad de Uppsala, cree que ser√≠an buenos candidatos los estadounidense Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart, cuyo reciente libro “Esta vez es diferente”, compara las crisis econ√≥micas y financiera durante ocho siglos.

Por su lado, Kolsrud, cree que el Nobel 2011 podría recompensar las investigaciones sobre el crecimiento económico, en las que destacan Robert Barro y Paul Romer, o los trabajos sobre la teoría del consumo, de Robert Hall, Lars Peter Hansen y Christopher Sims.

Tendencias Ahora