Notas
Ocho bancos, entre ellos cinco espa√Īoles, fallan pruebas de resistencia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Ocho bancos europeos, entre ellos cinco espa√Īoles, de los 91 sometidos a examen no lograron superar las pruebas de resistencia de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), seg√ļn los resultados anunciados en plena crisis de la zona euro.

Entre las entidades que fallaron las pruebas se encuentran cinco espa√Īolas -cuatro cajas de ahorros y un banco-, dos griegas y una austriaca.

Un banco alemán, el Hesse-Thuringe (Helaba), se negó a que se publiquen sus resultados por cuestionar la metodología empleada, que supondría su fracaso, y aseguró que con sus propios criterios aprobaría la prueba.

Otros 16 bancos superaron el examen por la m√≠nima, seg√ļn el supervisor europeo que inicialmente no detall√≥ los resultados, dejando en manos de las entidades y de los reguladores nacionales la responsabilidad de hacerlo.

El Banco Central espa√Īol confirm√≥ el suspenso de cinco entidades de las 25 del pa√≠s que se sometieron a examen.

Los bancos espa√Īoles eran los ma√°s numerosos de la lista, en la que figuraban instituciones de 21 pa√≠ses (incluyendo 13 bancos alemanes y seis griegos).

“Los resultados son los esperados”, dijo el gobernador del Banco de Espa√Īa, Miguel Angel Fern√°ndez Ord√≥√Īez, quien precis√≥ que las entidades espa√Īolas aplazadas en los “stress tests” no necesitar√°n capital porque ya est√°n en proceso de reestructuraci√≥n.

Dos entidades espa√Īolas, el Banco Pastor y la caja de ahorros CatalunyaCaixa, afirmaron el jueves que hab√≠an superado las pruebas, pero seg√ļn sus propias normas y no las fijadas por la ABE.

La autoridad bancaria europea precis√≥ que los ocho bancos que no han superado las pruebas necesitan un total de 2.500 millones de euros para reforzarse, aunque no precis√≥ si esa cantidad engloba a los espa√Īoles.

Para superar las pruebas, los bancos ten√≠an que justificar un ratio de fondos propios “duros” (core Tier 1) -el capital m√°s seguro y f√°cilmente disponible- superior al 5% de los pr√©stamos en circulaci√≥n, en todas las situaciones estudiadas.

Las entidades ten√≠an que precisar tambi√©n por primera vez su exposici√≥n al riesgo llamado “soberano”, es decir, a las cantidades de deuda p√ļblica que han acumulado de pa√≠ses con problemas.

Sin embargo, la ABE no ha tomado en cuenta un eventual ‘default’ de Grecia, lo que fue criticado duramente por algunos analistas, dado que las agencias de calificaci√≥n contemplan actualmente esta hip√≥tesis.

Los bancos examinados en 21 países representan el 65% de los activos bancarios de la Unión Europea (UE) y muchos están altamente expuestos a la deuda de Grecia, en particular las entidades alemanas y francesas.

Seg√ļn los medios financieros, que esperaban de 10 a 15 fracasos, los bancos espa√Īoles, alemanes y griegos eran los m√°s amenazados.

Conscientes de que el fallo de la EBA pod√≠a echar todav√≠a m√°s le√Īa al fuego de la crisis de la deuda soberana, los ministros europeos de Finanzas se comprometieron p√ļblicamente esta semana a apoyar a los bancos fracasados. Pero esto implica que los Estados ya asfixiados por la deuda necesitan endeudarse m√°s.

El presidente de la Uni√≥n Europea, Herman Van Rompuy, anunci√≥ poco despu√©s la celebraci√≥n de una cumbre de la Eurozona para el 21 de julio para abordar la crisis de la deuda y en particular, perge√Īar el segundo plan de ayuda a Grecia.

Un a√Īo despu√©s de otros ‘stress tests’ criticados por no haber detectado el naufragio inminente de los bancos irlandeses, la UE sab√≠a que su credibilidad estaba en juego, por lo que el supervisor europeo prometi√≥ que el examen ser√≠a en esta ocasi√≥n mucho m√°s “severo”.

La EBA elabor√≥ dos escenarios, uno base, con las principales previsiones econ√≥micas vigentes, y el otro “adverso”, que contemplaba hip√≥tesis te√≥ricas de ‘shoc’ econ√≥mico en 2011 y 2012.

La hipótesis adversa preveía una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) de la Eurozona del 0,5% en 2011, una caída del 15% de las bolsas europeas y un hundimiento de los mercados inmobiliarios.

Pero la evoluci√≥n de la crisis de la deuda, con la degradaci√≥n por las agencias de calificaci√≥n de las deudas de Irlanda, Portugal e Italia, pa√≠s que junto con Espa√Īa est√° siendo objeto del acoso de los mercados, podr√≠an haber dejado ya estos escenarios obsoletos, se√Īalaron analistas.

Tendencias Ahora