Notas
George Bush justifica el “suplicio de la ba√Īera” pues √©ste evit√≥ atentados mort√≠feros en Londres
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ex presidente George W. Bush justific√≥ su decisi√≥n de permitir que sospechosos fueran sometidos a la tortura conocida como “suplicio de la ba√Īera”, alegando que evit√≥ atentados mort√≠feros en Londres, en una entrevista publicada este martes.

George W. Bush | Wikipedia

George W. Bush | Wikipedia

En declaraciones al diario brit√°nico The Times con motivo de la publicaci√≥n de sus memorias, Bush afirm√≥ que utilizar esta t√©cnica -que consiste en sumergir a la v√≠ctima en una ba√Īera hasta casi su sofocaci√≥n- ayud√≥ a prevenir ataques planeados en el aeropuerto de Heathrow y en el barrio de negocios de Canary Wharf.

“Tres personas fueron sometidas al suplicio de la ba√Īera y creo que esa decisi√≥n salv√≥ vidas”, dijo el ex mandatario al diario.

“Sus interrogatorios ayudaron a frustrar complots para atacar instalaciones diplom√°ticas estadounidenses en el extranjero, el aeropuerto de Heathrow y Canary Wharf en Londres y m√ļltiples objetivos en Estados Unidos”, escribi√≥ Bush en su libro “Decision Points”.

El ex presidente tambi√©n considera “correcto” haber autorizado el uso del pol√©mico m√©todo contra el paquistan√≠ Khaled Cheik Mohamed, autoproclamado cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

El primer ministro británico Tony Blair, fiel aliado de Bush, envió tropas británicas para participar en la invasión de Irak junto con Estados Unidos en 2003, decisión que suscitó mucha polémica en el Reino Unido.

“No importa c√≥mo me percibe la gente en Inglaterra”, dijo Bush. “Simplemente ya no importa. Y francamente, a veces, tampoco importaba entonces”, agreg√≥.

Bush reveló asimismo que, en vísperas de la invasión, Blair estaba dispuesto a sacrificar su propio cargo y su gobierno para respaldar a Washington a pesar de la amenaza de una moción de confianza en la Cámara de los Comunes.

“Si debe costarme el gobierno, que as√≠ sea”, le habr√≠a dicho a Bush cuando √©ste le advirti√≥ sobre las eventuales consecuencias de su postura.

En “Decision Points”, que sale a la venta este martes en Estados Unidos con una tirada inicial de 1,5 millones de ejemplares, Bush dice tambi√©n que antes de la invasi√≥n fue una “voz disidente” dentro de su administraci√≥n por oponerse al uso de la fuerza, pero que luego se dej√≥ convencer.

Tendencias Ahora