La brutal diferencia generacional con otras selecciones en Copa América: ¿Dónde están los jóvenes? | copa_america_especial | BioBioChile

Lunes 10 junio de 2019 | Publicado a las 07:15

Actualizado a las 09:14

La brutal diferencia generacional con otras selecciones en Copa América: ¿Dónde están los jóvenes?

visitas

Publicado por Christian Ovalle

visitas

Archivo | Rodrigo Saenz | Agencia UNO

Luego del partido de Chile con Haití este viernes, a Arturo Vidal le preguntaron sobre el favoritismo de la selección chilena en la Copa América de Brasil 2019. “¿Cuándo ha sido Chile favorito en Brasil? Ni en Chile fuimos favoritos. ¿Cuándo hemos ido a una Copa América siendo favoritos? Nunca hemos sido favoritos si están Brasil, Argentina, Uruguay”, respondió un tanto ofuscado el volante.

Y lamentablemente tiene razón. Luego de todas las alegrías que le entregó la catalogada ‘generación dorada’ a Chile, lo inevitable está ocurriendo. En un país que piensa en el corto plazo es difícil explicarlo.

En rendimiento es algo innegable que la selección chilena ha ido en picada en el último tiempo si se comparan con los resultados inmediatos en competiciones oficiales. Tanto en clasificatorias (antes del 2017), Copa Confederaciones y Copa América, se dieron resultados inesperados en la historia del fútbol nacional.

Arturo Vidal, Gary Medel, Jean Beausejour, Charles Aránguiz, Gonzalo Jara, Eduardo Vargas, Mauricio Isla, Alexis Sánchez y José Pedro Fuenzalida ya no son lo mismo que hace años atrás. Están todos sobre los 30 años (excepto Vargas que los cumple en noviembre) y sus rendimientos personales en sus clubes no son los que tenían en el pasado (esto no quiere decir que sus rendimientos actualmente sean malos).

Archivo | Rodrigo Saenz | Agencia UNO
Archivo | Rodrigo Saenz | Agencia UNO

El fanático muchas veces los critica porque no hacen las cosas de antes, pero biológicamente es lógico que no sean los mismos que hace 10 años. Si bien Reinaldo Rueda intentó hacer un recambio, se encontró con el rechazo del medio y de los hinchas, que quieren resultados inmediatos en vez de trabajar en un proyecto al largo plazo que seguramente tendrá resultados nefastos en los primeros años, pero que pueda afirmar un sistema de ascenso de jugadores a la selección mayor que se pueda mantener en el tiempo.

Cambio generacional en Sudamérica

La nómina de 23 jugadores chilenos que defenderán el escudo nacional confirma que se volvió a buscar el resultado inmediato. Cuando comparamos los 23 jugadores convocados de Chile con los de otras selecciones que sí están buscando resultados futuros y constantes, la diferencia es evidente.

Brasil tiene a seis jugadores en su nómina que tienen entre 21 y 22 años y que se desempeñan en grandes clubes del mundo. Eder Militao (Real Madrid), Arthur Melo (Barcelona), Paquetá (Milan), David Neres (Ajax), Gabriel Jesús (Manchester City) y Richarlison (Everton de Inglaterra) son la esperanza del futuro carioca.

Jeferson Guareze | Agence France Presse
Jeferson Guareze | Agence France Presse

Argentina, por su parte, tiene a cinco valores menores de 25 años, de los cuales varios piden camiseta titular en el equipo de Scaloni. Leandro Paredes (24, PSG), Giovanni Lo Celso (23, Real Betis), Rodrigo de Paul (24, Udinese), Juan Foyth (21, Tottenham) y Lautaro Martínez (21, Inter de Milan), quieren liderar la nueva generación que termine con las décadas de frustraciones de los trasandinos.

Usted podrá decir que no nos podemos comparar con potencias mundiales (sin embargo exigen competir contra ellos para obtener resultados inmediatos), pero cuando se ven los nombres que representan a las selecciones con las que Chile ha luchado históricamente, se ve también un trabajo con los deportistas jóvenes.

Uruguay le dará la confianza a siete jugadores sub 25 en esta Copa América. José María Giménez (24, Atlético de Madrid), Marcelo Saracchi (21, Leipzig), Rodrigo Bentancur (21, Juventus), Nahitan Nández (23, Boca Juniors), Giorgian De Arrascaeta (24, Flamengo), Lucas Torreira (23, Arsenal) y Federico Valverde (21, Real Madrid), son los futbolistas que se han ganado un lugar en la nómina del ‘Maestro’ Tabárez.

Colombia, en tanto, también lleva a seis valores sub 25 a Brasil. La lista de los cafeteros la lidera Davinson Sánchez (22, Tottenham) y la completan Yerry Mina (24, Everton de Inglaterra), Luis Díaz (22, Junior), Jefferson Lerma (24, Bournemouth), Roger Martínez (24, América de México) y Jhon Lucumí (20, Genk de Bélgica).

Venezuela (supuestamente con menos cultura futbolística que Chile), también sorprende con sus jugadores jóvenes. Wuilker Fariñez (21, Millonarios de Colombia), Luis Mago (24, Palestino), Ronald Hernández (21, Stabæk de Noruega), Yangel Herrera (21, Huesca) y Jefferson Savarino (22, Real Salt Lake de Estados Unidos) quieren terminar de sorprender a Dudamel en Brasil.

Archivo | Johannes Eisele | Agence France Presse
Archivo | Johannes Eisele | Agence France Presse

¿Y la selección chilena? Solo tres jugadores con menos de 25 años, de los cuales dos probablemente no sumen minutos: Brayan Cortés (24), Yerko Urra (22) y Paulo Díaz (24). Independiente del resultado que consiga Chile en la Copa América, ¿Qué va a pasar después del torneo continental? Porque mientras los países vecinos les dan rodaje hace varios años a sus jugadores jóvenes para que compartan con los más experimentados, el conjunto nacional insiste en preocuparse de los resultados inmediatos, alimentando la ilusión de la ‘generación dorada’, que a estas alturas ya se ha vuelto insostenible.

Evidentemente la camada de jugadores que le dio tantas alegrías a Chile fue un grupo de personas que jugaban bien al fútbol, que tenían una edad similar y que decidieron dedicarse a este deporte para así representar al país. Eso no convierte a Chile en favorito, en potencia, o en posición de exigir actuaciones memorables en cada torneo que se dispute.

Hoy por hoy, cuando el fútbol se ha profesionalizado a este nivel, las potencias se hacen trabajando y con objetivos a largo plazo. Porque si esperaban que después de los Bravo, Vidal, Medel, Aránguiz, Valdivia o Vargas iban a salir sus reemplazantes con el mismo nivel, estaban equivocados.

Por cierto, antes del bicampeonato de Copas América en 2015 y 2016, Chile había quedado eliminado en cuartos de final (2011 y 2007) y en primera fase (2004). Y antes de ir al Mundial de Sudáfrica, la última participación en la cita planetaria había sido hace tres mundiales.

VER LOS COMENTARIOS