Blogs
Ser mapuche hoy
Publicado por: Eric Melillanca Torres
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅQu√© es ser mapuche en el siglo XXI? Mapuche, gente de la tierra nos dicen algunos, gente del territorio precisan otros. Lo cierto es que hoy, muchos trabajamos o estudiamos en universidades, oficinas, hospitales, bancos, f√°bricas, minas, etc. No estamos trabajando la tierra ¬Ņeso nos hace menos mapuche? O radicalmente, ¬Ņdejamos de ser mapuche?

El √ļltimo Censo (ya lo s√©, todos dudamos de √©l) indica que el 62,4% de los mapuche vive en zonas urbanas; casi dos tercios estamos en las ciudades, sin cultivar la tierra. Esto implica necesariamente un cambio de los antiguos h√°bitos. Cuando corresponde utilizamos traje formal (s√≠, tambi√©n con corbata), viajamos en auto, bus o avi√≥n; hablamos idiomas, nos desarrollamos en el contexto en que vivimos.

La historia de nuestro pueblo, desde la invasi√≥n Inca, ha sido un constante ‚Äúadaptarse para sobrevivir‚ÄĚ y as√≠ llevamos generaciones. Estamos desde los trabajos m√°s humildes hasta empresarios o pol√≠ticos de primera o segunda l√≠nea. Y tambi√©n trabajando la tierra. Estamos en todas partes y seguimos siendo mapuche, tan mapuche como los de hace cien, doscientos, trescientos a√Īos o m√°s.

Ser mapuche hoy, implica un orgullo y una responsabilidad. Orgullo por el legado recibido, un pueblo con su propia historia, su propia forma de ver el mundo, su propia filosofía e idiosincracia, y su propia lengua; privilegio que pocos podemos contar. Responsabilidad por lo que dejamos para el futuro, no podemos quedarnos solamente alabando nuestro pasado sin construir nuevo legado para las nuevas generaciones de mapuche.

Existe en este momento una gran cantidad de personas altamente capacitadas que pueden realizar un real aporte a su pueblo; investigando el conocimiento antiguo en su √°rea y traerlo al presente potenciado con el conocimiento que existe ahora en la materia, por ejemplo.

Ser mapuche hoy a veces implica derribar mitos que existen en el imaginario colectivo en que nos toca desenvolvernos, éstos no hacen más que generar barreras para nuestra auto afirmación como pueblo. Ser mapuche no tiene que ver con apoyar alguna tendencia política, ser del proletariado o empresariado, estar o no en alguna marcha ni andar con vestimenta tradicional todo el tiempo. La relación con las prácticas tradicionales y reducciones de origen de nuestras familias es un proceso que cada uno vive de forma personal.

Ser mapuche hoy implica en muchos casos haber tenido una mirada introspectiva, reconocerse como diferente y parte de una nación pre existente a Chile o Argentina. Esto corre tanto para los que somos mapuche por ascendencia directa, como para nuestras parejas o cónyuges y para nuestros wenuy o amigos ya mapuchizados y que son parte de nuestra nación grande.

Eric Melillanca Torres
Ingeniero Civil en Inform√°tica
Magíster (C) en Ingeniería Industrial
Presidente de Corporaci√≥n de Desarrollo Mapuche Traw√ľn

URL CORTA: http://rbb.cl/erqf
Tendencias Ahora