¿encontraste un error?
avísanos

El inspirador relato de una modelo XL que se casó con un hombre “convencionalmente guapo”

0VISITAS
Kat Stroud

Publicado por

Pareciera ser que una relación amorosa entre una persona delgada y otra con sobrepeso, es algo extremadamente extraño ante los ojos de la sociedad. Aunque algunos digan que no es así, el mejor ejemplo lo vimos la semana pasada cuando en el programa de Chilevisión, Espías del amor, muchos quedaron sorprendidos con el caso de Bárbara, una chilena que mantenía una relación por internet con un delgado estadounidense llamado Jacob.

Antes de que se mostrara el desenlace de la historia, en redes sociales varios usuarios aventuraban que a la chica -que tenía algunos kilos de más- le estaban tomando el pelo, pues prácticamente era imposible que un hombre como él se fijara en ella. Sin embargo, luego de varios meses pololeando a través de internet, Jacob viajó hasta Chile para conocer a Bárbara, a quien recibió con besos y abrazos para al cabo de unos días, declararse completamente enamorado.

Esta situación pareció extrañísima en una sociedad condicionada por los estereotipos de belleza y eso bien lo sabe la modelo de talla grande, Kat Stroud.

Lee también: “¿Él es ciego?”: Las crueles burlas a una joven con sobrepeso cuyo novio es atlético

A la mayoría de los seres humanos se les enseña desde una edad muy temprana que, para ser digno de un final de cuento de hadas, debemos permanecer lo más delgados posible. Es probable que por eso no vemos mujeres de talla grande con hombres delgados en los medios de comunicación, porque los tipos delgados, convencionalmente atractivos sólo deben emparejarse con mujeres delgadas, convencionalmente atractivas. No hay princesas de dibujos animados de talla grande que anden a caballo en un atardecer con el príncipe azul. (…) Los cuerpos gordos van con cuerpos gordos, y los cuerpos delgados van con cuerpos delgados. Y eso es todo”.

Kat Stroud

Kat Stroud

Así comienza Kat, una columna publicada en el portal estadounidense Bustle, donde reveló cómo durante mucho tiempo vivió llena de inseguridades por estar junto a un hombre “convencionalmente guapo”. Pero finalmente, fue este último quien le abrió los ojos.

“La mayoría de nosotros puede estar de acuerdo con que las culturas del primer mundo tienden a percibir las personas gordas como ciudadanos de segunda clase que deberían odiar sus cuerpos. Estamos constantemente bombardeados con campañas de pérdida de peso, comerciales de píldoras y cirugías para adelgazar, mientras grupos de gordofóbicos se burlan con ideas como Proyecto Harpoon (sitio web que ‘adelgaza’ a celebridades con sobrepeso)”, escribió la maniquí XL.

Kat Stroud

Kat Stroud

Kat explicó que eso significa que lamentablemente a la gente le cuesta creer que exista atracción legítima entre gordos y flacos, y que por lo mismo, muchas personas con sobrepeso dudan cuando alguien delgado se les acerca.

“Los primeros meses de salir con este hombre guapo estaban llenos de inseguridades y dudas de mi parte. Este tipo era magnífico, y no sólo para mis estándares, sino para la sociedad, y yo no podía dejar de cuestionar sus motivos. ¿Qué estaba haciendo invitándome a salir? ¿Estaba simplemente experimentando con una niña gorda? ¿Será una especie de broma cruel del chico sexy que invita salir a una “cerda”? Yo quería creer que yo estaba ‘en su nivel’ y que el interés era genuino, pero las dudas implantadas en mi psiquis por nuestra cultura se colaban, destruyendo cualquier confianza que alguna vez había sentido”, comentó sobre los inicios del romance con su esposo.

Kat reveló que incluso cuando ya estaban saliendo no podía evitar la sensación de que no era lo suficientemente buena para él. “La corriente de pensamientos negativos se alimentaba de las miradas que conseguía cuando andábamos juntos. Podía sentir la desaprobación, puramente en las expresiones faciales y los comentarios en voz baja sobre nosotros. Nos consideramos claramente una rareza”, relató.

Kat Stroud

Kat Stroud

Pero todo cambió cuando un día decidió enfrentar a su pareja. “Cuando por fin me armé de valor para enfrentarme a él con la serie de preguntas que tenía en la cabeza, la combinación de rabia, sorpresa e indignación de él era palpable. Ni siquiera se le había ocurrido que la gente nos estuviera juzgando, estaba atónito ante la idea de que yo me veía a mi misma como menos hermosa”, señaló.

Kat aseguró que el hecho de que este hombre no viera su peso como un problema, sino que la considerara como alguien deseable, hermosa e independiente, hizo que se diera cuenta de que había pasado demasiado preocupada por las percepciones de los demás y no dpor sus propios sentimientos hacia su cuerpo. “Nuestra validación no debe provenir de la validación de los demás, a veces tener a alguien que cierra cualquier diálogo interno negativo en tu cabeza es el empuje que necesitas para reconocer cuán absurdo es ello“, comentó la mujer.

Stroud afirmó que mientras más permitió a su confianza crecer, más sexy comenzó a sentirse. “No era la ropa interior, las joyas o los zapatos con taco. Fue la sensación de seguridad de saber que yo soy hermosa, y que puedo llegar a definir lo que significa esa palabra para mí”, expresó.

“En una sociedad que se beneficia de nuestra auto-duda, la elección de amarte a ti mismo es un acto de rebelión. Cuando la gente ve a mi marido y a mi, nos ven apoyarnos mutuamente y mostrando nuestro amor, que desafía los estereotipos. Claro, hace que ciertas personas se sientan muy incómodas, pero si tú no estás avergonzado de tu cuerpo y si tu pareja no se avergüenza de su cuerpo, esas opiniones externas comienza a esfumarse en el silencio”, concluyó.

Kat Stroud

Kat Stroud

URL Corta: http://rbb.cl/d9xn