Nacional


Liceo de Santiago no fue advertido tras insólito error en diagnóstico de meningitis de adolescente

ARCHIVO | Hans Scott | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un complicado momento vive hoy una familia de Santiago, cuya hija acaba de despertar de un coma inducido, luego de ser diagnosticada tardíamente con meningitis bacteriana.

A través de las redes sociales la familia comenzó a acusar al Hospital Felix Bulnes de Quinta Normal, de no haberle prestado la atención adecuada a la adolescente, quien llegó al centro asistencial el jueves pasado con fuertes dolores de cabeza y vómitos.

Según explican sus familiares, la joven fue ingresada a las 15 horas en calidad de C3 -mediana gravedad- y debe esperar más de una hora para ser traslada a uno de los box de atención de la urgencia pediátrica de dicho establecimiento. “Cuando la hacen pasar después de un buen rato (…) la niña pedía y gritaba que la ayudaran, entonces la enfermera de turno le dice que se calme y comienza a decir que se trata de una paciente psiquiátrica y que es una maña que tiene la niña“, explicó a BioBioChile la tía de la menor, Carolina Ramírez.

Cerca de las cinco de la tarde, la menor de edad pierde la conciencia, dejando de reconocer a su madre y dejando de seguir instrucciones. Además se vuelve agresiva y continúa con los gritos. “Las enfermeras se reían y decían que estaba de patio”, recuerda la mujer. “Cuando rompe un vidrio, recién la trasladan a un box más cerrado y deciden darle un calmante, para detener los espasmos. Sin embargo, hasta ese minuto, ni siquiera le habían aplicado medicamentos”, agregó.

A las 10 de las noches se decide realizarle un escáner, el cual “arroja una inflamación a nivel cerebral, por lo que la trasladan a neurocirugía para descartar una encefalitis”, dice Ramírez. Cuando de descarta esta situación, es enviada de vuelta a emergencia advirtiendo que ‘probablemente’ se trataba de un caso de meningitis.

Cerca de la medianoche, el médico a cargo pide realizar una punción lumbar, la cual se demora porque el centro asistencial no contaba con parte de las herramientas necesarias para el procedimiento. “Esta se realiza a las 5 de la mañana, porque en el servicio de urgencia no había agujas para niñas tan grandes, había para bebés, por lo que mandaron a pedir la aguja al Metropolitano y se demoraron 3 horas en llegar (…). Cuando llegó la aguja ninguna de las enfermeras sabia armarla. Es como un mal chiste”, explicó.

Recién a las 7.30 de la mañana del día sábado se ratifica el diagnóstico de meningitis bacterial y la menor es trasladada a la UCI Pediátrica del Hospital Metropolitano, donde se le induce un coma para administrarle el tratamiento.

“Hasta hoy nadie ha contactado a ningún familiar para que se tome alguna medida de control. La mamá ha estado con la niña todos los días, y ella sale hablar con nosotros. No se ha entregado ninguna información acerca si hay algún protocolo de atención en estos casos, a pesar que yo leí en el protocolo del Minsal donde se dice que se deben aplicar medidas preventivas y antibióticas a los familiares que han estado más de 5 horas en contacto con la niña y también en el colegio”, dice.

Medidas preventivas en el colegio

Tal como lo explica Carolina Ramírez, desde el Liceo José Miguel Infante de Santiago señalan que tampoco han recibido información sobre el tema, a pesar de ser una enfermedad muy contagiosa.

“Hasta hoy -lunes- en la mañana no se ha contactado nadie oficialmente, pero yo conversé con la persona a cargo del departamento de epidemiología de la Seremi y ella me confirmó que el viernes pasado el hospital había informado que el tipo de meningitis no era muy contagioso y que por lo tanto no requería de ninguna acción especifica“, comentó a BioBioChile Andrés Bustamante, director del establecimiento, agregando que sólo la Dirección Provincial de Educación acudió hasta el lugar para informarse del tema. “De las otras entidades, nadie se comunicó: nosotros nos comunicamos con ellos”

Según señala el profesional, la Seremi de Salud quedó en contactarse con el recinto educacional si había algún cambio en la situación.”Pero nos dijeron que no revestía mayor gravedad y que habían pasado el tiempo de contagio“.

A pesar de esta respuesta, Bustamante decidió prevenir cualquier problema y desinfectar la sala de clases y otros lugares donde estuvo la menor de edad, además de cambiar momentáneamente a los compañeros de la niña de aula e informar a los padres.

“Estábamos muy preocupados y anonadados que nadie hasta ahora haya dado por canales formales alguna explicación del hecho. Me parece que ocurrió alguna situación muy anómala, porque sé que en otros colegios no ha sido así, pero aquí algo tiene que haber sucedido que no se comunicó por los canales correspondientes”, finalizó.

BioBioChile intentó comunicarse con el Hospital y la Seremi, sin embargo, no consiguió respuesta .

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados