Internacional


Cameron reta a la Unión Europea con plan para frenar inmigración

Oli Scaraff | AFP
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El primer ministro británico David Cameron anunció el viernes una serie de medidas contra la inmigración de la Unión Europea (UE) y admitió que requerirán cambios en los tratados europeos que podrían enfrentarle a sus socios.

“Sin duda, aplicar este paquete de medidas en su conjunto necesitará cambios en los tratados”, dijo Cameron tras anunciar que los europeos que no hayan encontrado trabajo en seis meses tendrán que irse y que para tener derecho a ayudas sociales tendrán que haber trabajado al menos cuatro años.

Además, los inmigrantes no podrán cobrar subsidios británicos si ya han regresado a su país.

En su discurso, pronunciado en una fábrica en las afueras de Londres, el primer ministro dijo que no descartaba “nada” si sus socios no atienden sus demandas, amenazando veladamente con buscar la salida del Reino Unido de la UE en el referéndum que pretende celebrar sobre este tema en 2017 (si gana las elecciones).

“Si hacen oídos sordos a nuestras inquietudes y no podemos encarrilar nuestra relación con la UE, por supuesto que no descarto nada”, aseguró.

Cameron presentó estas medidas en un discurso al día siguiente de que quedase definitivamente claro que no podrá cumplir su promesa electoral de controlar la inmigración en su primer mandato, que concluye en mayo, algo que ha contribuido al ascenso del partido antinmigración UKIP.

España es uno de los países que más ha contribuido a este ascenso de la inmigración al Reino Unido, el país europeo que más ha crecido económicamente en los últimos meses.

Unos 45.600 españoles se instalaron en el Reino Unido en el año que concluyó en setiembre de 2014, un 9% menos que en el año anterior.

En 2013, España fue el segundo país en inmigrantes llegados al Reino Unido, sólo por detrás de China y por delante de India, Australia y Polonia.

En total, la inmigración neta anual -inmigrantes menos británicos que se van- aumentó en 260.000 personas en los 12 meses que acabaron en junio de 2014.

Cameron había prometido reducirla a unas pocas decenas de miles.

La primera ministra alemana Angela Merkel y el presidente francés François Hollande han recordado a Cameron en varias ocasiones que la libre circulación de personas es uno de los principios sagrados de la UE.

Este viernes, el portavoz del ejecutivo europeo, Margaritis Schinas, dijo que la UE está dispuesta a discutir las propuestas de Cameron “tranquila y cuidadosamente”.

“Son ideas del Reino Unido y forman parte del debate, tendrían que ser examinadas sin dramatismos, tranquila y cuidadosamente”, explicó a la prensa.

Mensaje al UKIP

Tras días de especulaciones, Cameron no anunció finalmente ninguna medida para imponer cuotas de inmigrantes, como reclamaba el Partido para la Independencia del Reino Unido (UKIP) de Nigel Farage.

Farage respondió al discurso de Cameron advirtiéndole que debe excusarse ante los británicos por haber faltado a sus promesas electorales y estimando que sus propuestas no son realistas.

Cameron “sabe que algunas de las cosas que propuso hoy serán contestadas en los tribunales europeos… después de las elecciones”, escribió en Twitter.

“Le ha llevado a Cameron 10 años como líder de los conservadores darse cuenta de las cosas que dijo hoy”, prosiguió Farage, eurodiputado y defensor del Reino Unido.

Las encuestas predicen un fuerte ascenso del UKIP en las elecciones generales de mayo, una pujanza que está erosionando el ala derechista del partido conservador.

De hecho, los dos primeros diputados de UKIP en el parlamento británico son tránsfugas conservadores.

Cameron aludió al partido de Farage en su discurso al tildar de “horrible” la sugerencia de deportar a inmigrantes legales.

“El Reino Unido es mejor gracias a la inmigración, no pese a ella”.

El aislacionismo de quienes quieren “levar el puente” es “profundamente antipatriótico”, aseguró el primer ministro.

La libertad de movimiento es sagrada

Los expertos coinciden en que resultará difícil que Bruselas permita a Cameron aplicar todas sus propuestas pero que lo importante es no cuestionar la libertad de movimiento de los europeos.

“Cuando se ha de enmendar un tratado de la UE, todos los Estados miembros han de estar de acuerdo y todos los parlamentos ratificarlo”, recordó en su blog Steve Peers, profesor de ley europea de la Universidad británica de Essex.

“No es imposible, pero no será fácil. Y significa que Cameron tendrá que llegar a compromisos sobre sus propuestas de hoy”, vaticinó.

Para Deutsche Bank, “los objetivos de Cameron son realizables con las leyes europeas en la mano”.

“Creemos que este discurso deja claro que el objetivo de Cameron es mantener al Reino Unido en la UE”, aseguraron los analistas del banco alemán en un comunicado.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados