temas del día

Notas


“Popcorn Time”: La aplicación gratuita que podría destronar a servicios como Netflix

Popcorn Time
Publicado por
Envíanos tu corrección

Tal parece que en lo que a servicios de cine y televisión respecta Argentina no tiene competidores. Y es que así quedó demostrado durante los últimos días, luego que el portal especializado TechCrunch calificara a la aplicación para computadores “Porcorn Time” como similar a Netflix “pero con películas que vale la pena ver”.

La app de películas en streaming fue creada por un grupo de expertos tecnológicos de Buenos Aires, y curiosamente su apariencia es muy parecida a la del servicio de pago de películas por Internet más popular de los últimos tiempos.

La revista “Time” también tuvo palabras de honor ante la revolucionaria propuesta, asegurando que “Es tan buena para ver películas piratas que da miedo”. Según expertos, todo reside en la sencillez con que opera el portal, pues basta con buscar una película y listo.

Pero ¿cómo funciona realmente Popcorn Time? La BBC señala que “combina el uso de torrents -archivos para descargar contenido audiovisual- con un programa que muestra las películas ‘a la carta’, sin obligar al usuario a bajarse el pesado archivo a su computadora”.

En esta línea, señalan también que el servicio “no aloja las películas sino que astutamente ‘dirige’ al usuario a los torrents. Son los mismos archivos que se encuentran en páginas como The Pirate Bay. Pero en este caso el usuario no ve el proceso de descarga, que se realiza oculto tras la interfaz”.

“La app elimina la necesidad de navegar a través de sitios de torrents confusos, lo que ha vuelto el robo de material con copyright más sencillo que nunca”, agregó por su parte The Huffington Post.

Respecto a la cuestionada legalidad de la iniciativa bonaerense, sus creadores afirmaron a la televisora británica que de momento “no temen” porque su sistema no aloja las películas pirateadas, sino que manda a los cibernautas a otros sitios que contienen los filmes.

Además, al ingresar a la página aparece la advertencia de que “descargar material con derechos de autor puede ser ilegal en tu país. Úsalo bajo tu propia responsabilidad (…) Si realmente te importa si lo que haces es legal, busca en Google cuál es la situación legal de los torrents en el lugar donde vives”.

Pese a ello, sus fundadores no han querido dar sus nombres a los medios internacionales para reducir al mínimo el riesgo de una eventual sanción judicial, tal como ocurrió con sus similares Cuevana y Taringa.

Actualización (17:14): Según anunciaron los creadores de “Popcorn Time” en su página oficial, este viernes 14 de marzo la aplicación será cerrada. En una carta pública, explicaron los motivos que los empujó a esta decisión. Revísala aquí:

Adiós
Empezamos Popcorn Time como un desafío a nosotros mismos. Ese es nuestro lema. Es nuestro motor.

Estamos increíblemente orgullosos de este proyecto. Es nuestro mayor logro hasta ahora. Y formamos un equipo espectacular en el proceso, con gente con quien amamos trabajar. Y para ser sinceros, todos tenemos un nudo en el estómago. Amamos a Pochoclín y a todo lo que representa, y de alguna manera sentimos que estamos defraudando a nuestros geniales colaboradores. Estamos sorprendidos de todo lo que puede lograr la comunidad open-source.

Somos startup geeks. Siempre lo fuimos y siempre lo vamos a ser. Leemos Techcrunch, Reddit y Hacker News. Salimos en la portada de Hacker News dos veces. Al mismo tiempo. Escribieron sobre nosotros en Time Magazine, Fast Company, TechCrunch, TUAW, Ars Technica, Washington Post, Huffington Post, Yahoo Finance, Gizmodo, PC Magazine y Torrent Freak, sólo por nombrar algunos. Incluso tuvimos nuestro momento radial y televisivo, y esto ni siquiera incluye la cantidad de entrevistas que tuvimos que rechazar por el nivel de atención que recibimos.
Y no nos estaban reprimiendo. Nos estaban alentando. Nos convertimos en quienes lucharían por el consumidor. Algunas de las personas que más respetamos, nuestros ídolos hablaron maravillas de Popcorn Time, y eso solo ya es mucho más de que lo que esperábamos de este experimento que armamos en un par de semanas.

Como proyecto, Popcorn Time es legal. Lo verificamos. Cuatro veces.

Pero como muchos sabrán, pocas veces alcanza con eso. Por nuestro impacto tuvimos acceso a mucha gente, desde periodistas hasta creadores de sitios y apps de gran alcance. Aprendimos muchísimo de ellos, especialmente que enfrentarse a una industria tan tradicional y tratar de revolucionar un mercado tan grande tiene sus costos asociados. Costos que ninguna persona merece pagar.

¿Saben que es lo mejor de Popcorn Time? Muchísima gente expresó al unísono que la industria de las peliculas tiene demasiadas restricciones ridículas en demasiados mercados. En Argentina, los proveedores de servicios de streaming creen que “Loco por Mary” es una película reciente. Esa película es tan vieja que podría votar acá.
La mayoría de nuestros usuarios no son de USA. Son del resto del mundo. Popcorn Time fue instalado en todos los países de la Tierra. Incluso los dos que no tienen acceso a internet.

La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio. Un problema creado por una industria que pinta a la innovación como una amenaza a su anticuada receta comercial. A todos les parece que directamente no les importa resolverlo.

Pero a la gente sí.

Demostramos que la gente va a arriesgarse a recibir multas, juicios y cualquier otra consecuencia para poder ver una película reciente en pantuflas. Sólo para obtener el tipo de experiencia que merecen.

Y tal vez, que cobrar una pequeña cuota mensual para ver cualquier película que quieras es un poco mejor que eso.

Popcorn Time va a cerrar hoy. No porque hayamos perdido la energía, dedicación, el foco o nuestros aliados. Sino porque necesitamos seguir con nuestras vidas.
Nuestro experimento nos puso a las puertas de los interminables debates de piratería y copyright, amenazas legales y la maquinaria oscura que nos hace sentir amenazados por hacer lo que amamos. Y esa no es una batalla en la que queramos estar.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados