Notas


Cumbre de Unasur en Surinam sacudida por arresto de hijo del presidente y presunto ataque a Siria

Archivo Presidencia de la República de Ecuador (cc)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los líderes de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur iniciaron este viernes en Surinam una cumbre agitada por un inminente ataque militar de Estados Unidos a Siria, con la embarazosa detención a pedido de Washington, del hijo del presidente anfitrión.

La cita se inició con la entrega de la presidencia temporal de Unasur, por parte del presidente peruano Ollanta Humala al mandatario de Surinam, Desi Bouterse, envuelto en el escándalo del arresto de su hijo Dino Bouterse en Panamá, según la prensa local por tráfico de armas.

“Fuimos informados, pero por ahora me concentraré en la cumbre de Unasur”, dijo el presidente surinamés a la AFP al ser consultado sobre versiones de la prensa de la captura en Panamá, poco antes del inicio de la cumbre de jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas en Paramaribo.

Desi Bouterse, un ex golpista protegido con una amnistía e inmunidad presidencial en un proceso por ejecución de opositores y una condena por narcotráfico en Holanda en 1999, recibió a sus invitados con un mensaje en el que elogió al fallecido líder venezolano, Hugo Chávez.

“Vamos a utilizar esa inspiración que nos ha dejado para seguir hacia adelante”, dijo escuetamente Bouterse, cuyo gobierno no ha dado mayores precisiones sobre el caso de su hijo, quien según versiones de prensa sería entregado por Panamá a agentes antidrogas estadounidenses.

Postura frente a Siria

La cumbre, que sellará el retorno de Paraguay a Unasur tras un año de suspensión, debate una declaración conjunta ante un eventual ataque militar de Estados Unidos a Siria con el argumento de que Damasco usó armas químicas contra civiles.

En Paramaribo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que comentará a sus colegas la carta que enviará al gobernante estadounidense Barack Obama, en la que le pide desistir de una intervención armada. “No aceptamos agresiones contra ningún país”, subrayó.

“La postura de Ecuador, que ojalá sea la de Unasur, es la de rechazar esa invasión, esa intervención militar que se pretende en Siria”, expresó por su parte el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, al esperar que el bloque asuma una postura frontal y sin miedo.

Obama aseguró este viernes que seguía sin tomar una “decisión final” sobre una eventual acción militar. Tras el rechazo del Parlamento británico al ataque, Francia, que desea una acción proporcionada y firme contra Damasco, se erigía como principal aliado de Estados Unidos, a lo que se suma Australia.

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Venezuela, Ecuador y Bolivia ya manifestaron su rechazo a la posible intervención.

Argentina, que ejerce la presidencia pro témpore del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, propuso una intervención humanitaria sin fines ni medios militares y con mandato de la ONU. Brasil dijo que no apoyará una acción militar sin el aval del organismo internacional.

Paraguay y bilaterales

La cumbre sellará el retorno al bloque de Paraguay, suspendido en junio de 2012 tras la destitución del presidente izquierdista, Fernando Lugo.

Es la primera cita internacional del mandatario Horacio Cartes, quien todavía no decide si su país volverá también al Mercosur, del que fue expulsado por la misma razón y que está presidido por Venezuela.

En entrevista con la AFP, Correa tocó otra fibra sensible de la política internacional, al fustigar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado en la embajada de Quito en Londres, por burlarse de políticos australianos en un video.

“Le hemos dirigido una carta, él puede hacer campaña política, pero sin burlarse de los políticos australianos, eso no lo vamos a permitir”, sentenció.

En la cumbre, Correa pedirá a sus pares apoyo en el juicio que enfrenta su gobierno contra la petrolera estadounidense Chevron por daños ambientales en la Amazonía.

En otro conflicto, los presidentes Dilma Rousseff (Brasil) y Evo Morales (Bolivia) abordarán la crisis bilateral por el caso del senador boliviano Roger Pinto, fugado de la embajada brasileña en La Paz a Brasil, donde tenía asilo aunque no había obtenido un salvoconducto para abandonar Bolivia.

“Estamos abiertos al diálogo”, expresó Morales, y señaló a Pinto como “un delincuente que tiene que ser juzgado por la justicia”.

La cumbre también evaluará una reforma de los estatutos del bloque. “No podemos permitir que Unasur sea gobernada por una burocracia institucional”, declaró el canciller venezolano Elías Jaua.

Los líderes también discutirán la designación de un nuevo secretario general en sustitución del venezolano Alí Rodríguez Araque, quien se despidió el jueves de su cargo, que ocupaba desde junio de 2012.

A la reunión asisten los mandatarios de Bolivia, Brasil, Venezuela, Ecuador, Paraguay y Surinam, y están ausentes Argentina, Uruguay, Chile y Colombia, cuyo presidente Juan Manuel Santos enfrenta una crisis interna por las protestas campesinas, que lo llevó a militarizar Bogotá.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados